Zamoreando

Incompatible

A los de Podemos les tocan el bolsillo y se olvidan de desahucios y pobreza

02.08.2016 | 09:37
Incompatible

Además de mentirosos y sectarios, los "podemos boys" son soberbios. Y el pecado de soberbia es pernicioso. El cofundador y exdirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero, ha pronunciado una lección magistral de soberbia, después de haber pronunciado otra, esta con hechos, de corrupción a niveles académicos y políticos. Pero no miente usted la corrupción en casa del corrupto porque no la aceptan. Y los "podemos boys" no aceptan el hecho de, además de "pecados" veniales, tener en su haber bastantes "pecados" mortales, muchos de los cuales pasan directamente por esa palabra a la que todos lanzan anatemas pero que define a más de los que nos creemos: corrupción.

La noticia saltaba la pasada semana. Después de meses de tramitación, la Universidad Complutense de Madrid, comunicaba a Juan Carlos Monedero la resolución del expediente disciplinario que le abrió en noviembre de 2015 por haber realizado un informe de asesoría a los gobiernos bolivarianos por valor de 425.000 euros. A estos, que han negado más de tres veces esa colaboración magníficamente pagada, empieza a vérseles el plumero. Y lo que saldrá a poco que se investigue. Lo cierto es que se le ha suspendido de empleo y sueldo durante seis meses y al pago del 10% de los ingresos obtenidos por aquel trabajo. Por lo tanto, la cantidad que deberá abonar el profesor de Ciencia Política rondaría los 40.000 euros.

En materia de dinero esta gente es muy, pero que muy comunista, "o mío, mío es y lo de los demás a medias". Les tocan el bolsillo y se olvidan de los desahucios, del paro, de la pobreza, del hambre, de la marginación y de los refugiados. La sanción solo ha venido a demostrar una cosa que se le ha reiterado a este señor, el informe realizado para los gobiernos bolivarianos de Venezuela era incompatible con su plaza de profesor funcionario a tiempo completo. Porque, esa es otra. Le quitan horas a su trabajo remunerado, y bien remunerado, para realizar trabajitos bien pagados como el aludido. Conozco algún caso en Zamora de factura pública y beneficiario podemita.

Pues bien, lejos de asumir la realidad, mostrar compunción y actuar con humildad. Monedero ha tirado de soberbia, ha levantado el índice acusador señalando al rector de la UCM, Carlos Andradas, acusándole de "intencionalidad política con la voluntad de hacer daño político". No conforme con ello emprenderá las acciones legales que sean necesarias. Que las emprenda, a ver si un juez en sus cabales, o la Fiscalía, investigan a fondo y empiezan a tirar de una manta que apesta. Se queja el podemita de la filtración de la sanción a la prensa. Eso que ellos jalean, aplauden y ríen cuando afecta a los demás, cuando les ocurre a ellos su actitud es bien distinta. Y eso que, a diferencia de ellos, aquí nadie ha pedido responsabilidades al más alto nivel, como dimisiones, garrote, expulsión de la vida pública y esas cosas que gentes como Monedero, Errejón, Echenique e Iglesias, piden de inmediato para los demás cuando se encuentran en tesituras iguales o parecidas. La incompatibilidad para el PP y como mucho para el PSOE. Para ellos la necesaria bula política que les proteja de toda acusación fundamentada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine