Zamoreando

La Mesa del Congreso

Las maniobras de Podemos para tener cargo en la Cámara Baja

19.07.2016 | 00:14
La Mesa del Congreso

Podemos está realizando una actividad frenética para tratar de "pillar" algo en la próxima legislatura. Ya ha iniciado contactos con otras fuerzas políticas para un posible pacto en la Configuración de la Mesa del Congreso de los Diputados. Quiere entenderse con el PSOE para hacer frente al PP. Este es el juego que se llevan y se traen desde el pasado año. Un juego que no les ha reportado otra cosa que pérdidas. De votos y de confianza. Está en juego el nombre del nuevo presidente del Congreso. Afortunadamente y tras el fracaso cosechado en Zaragoza, el exgeneral Julio Rodríguez tampoco consiguió poltrona en Almería porque, a buen seguro, a estas horas estarían intentando colarlo como presidente del Congreso de los Diputados. ¡Qué horror!

Se busca el equilibrio de poder entre la izquierda y la derecha, ahora hace falta saber cuál de los dos bloques consigue quedarse con la mayoría en este órgano de gobierno. El PSOE debe poner mucho cuidado en sus movimientos, no fiarse de Podemos o lo que es igual, de Iglesias y de Errejón, porque estos no se irán nunca con las manos vacías de cualquier pacto. Ya sabemos todo lo que se repartieron, que fue "todo", cuando Sánchez andaba empeñado en ser el nuevo inquilino de La Moncloa en la "breve", me refiero a la legislatura que acabamos de dejar atrás.

Es que ya me veo a los de Podemos colocando a Carolina Bescansa como presidenta del Congreso. Todo el santo día con la criatura a cuestas, parando un debate para darle la teta, o mandando callar a sus señorías porque el bebé no puede conciliar el sueño. Puede pasar cualquier cosa. O que "míster Pucheritos" quiera alcanzar la atalaya presidencial para dominar desde el estrado lo que ha sido incapaz de dominar desde las urnas. El PSOE no puede ni debe hacerle el juego a Podemos. Sus propuestas y sus pactos están envenenados. Sánchez ya recibió un aviso. De caer en la tentación acabará en los corrales. Tiempo al tiempo.

Con los independentistas, ni agua, porque de acordar con ellos cualquier tipo de pacto, en la España donde el PSOE pesca votos, puede encontrarse una sequía tal que ni apelando en rogativa a santo Tomás Moro, el celebrado autor de "Utopía", que ejerce el patronazgo sobre los gobernantes y políticos, lograría salvar los muebles del partido. Podemos tiene prisa para todo. Especialmente para gobernar. Y de paso, si les dejan, darle la vuelta a España y hacer de ella una Cuba nueva, que no libre, o una Venezuela igual, es decir, sin papel higiénico, sin aspirinas, sin leche, sin pan. Y al igual que Maduro abre fronteras para que, durante doce horas, los pobrecitos venezolanos vayan a comprar a Colombia y dejen de morirse de hambre y de asco, aquí acabarán abriendo la verja durante seis horas para que vayamos a comprar algo más que tabaco a Gibraltar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine