Coordinador provincial de Ciudadanos

Queremos ser útiles, no importantes

La cuestión es que los españoles vuelvan a confiar en los políticos

13.05.2016 | 00:26
Queremos ser útiles, no importantes

Coherencia, diálogo y acuerdos es lo que nos pidieron los ciudadanos el pasado 20 de diciembre para dar un giro a la forma de entender la política actual y la situación que vive nuestro país. Nuestro partido lo comprendió y desde el minuto uno apostó por tender puentes, por dar forma al mandato que nos habían dado los españoles, por sentirnos útiles y no importantes, como acostumbra el bipartidismo caduco en este país, y por apostar por ideas y no por sillones.

Mantuvimos la calma, dialogamos, hablamos de programas, intercambiamos ideas y trazamos algunas líneas que en coherencia no podíamos saltarnos, como la unidad de nuestro país. Ahora estamos inmersos nuevamente en la repetición de comicios electorales, y nuestro líder nacional, Albert Rivera, sigue manteniendo la coherencia y pidiendo un pacto para lograr una campaña austera, sin triunfalismos, sin gastos innecesarios y donde prime el respeto al dinero público.

Desde Ciudadanos queremos que haya debates, entrevistas y juego limpio. Ciudadanos lidera la lista del gastar menos, del aunar esfuerzos para sacar al país de la lamentable situación en la que las políticas del PP y del PSOE lo han dejado, del ceder y del poner en marcha reformas útiles para los españoles. Nosotros lo tenemos claro, seguiremos a pie de calle, apostando por la regeneración democrática, la recuperación de la clase media trabajadora, el impulso a los autónomos y emprendedores y la unión e igualdad de los españoles. Nuestra formación huirá, como siempre lo ha hecho, del "y tú más" del que están tan cansados nuestros vecinos, explicará su programa, no prometerá lo que no pueda cumplir y continuará apostando por el contacto directo con la gente, huyendo de actos triunfales, de descalificaciones y de personalismos.

Seguiremos defendiendo el dinero público y, por ello, diciendo no a las diputaciones, nidos de clientelismos y, en algunos casos, de corrupción. Sí creemos, sin embargo, en nuestros pueblos, en la mayoría de los casos con alcaldes honrados y trabajadores y estos sí, al servicio de sus vecinos. No sabemos a dónde nos conducirá el camino pero para nosotros el recorrerlo ya es un reto. Llegamos con las manos limpias, sin atisbos de corrupción, con propuestas claras y coherentes y entendiendo que la vieja política cumplió su ciclo y que ahora los españoles reclaman otras cosas. Como bien ha repetido Albert Rivera sin descanso todo este tiempo, esto va de reformas y de regeneración y de que los españoles vuelvan a confiar en el Gobierno. Quien no entienda este mensaje tan claro volverá a defraudar a los ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine