Cartas de los lectores

Tres pueblos que, sin servicios públicos, pueden desaparecer

¿Esta es la forma de ordenar el territorio, quitando servicios básicos a los pueblos mediante sentencia judicial?

05.04.2016 | 17:11

El que suscribe, Fidel de Castro Villarragut, concejal del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granja de Moreruela (Zamora), sobre la sentencia de la Audiencia de Valladolid en litigio interpuesto por la empresa Santiago Castaño contra Hermanos Vivas Santander expongo el siguiente razonamiento:

Don Alberto Castro, delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, sobre el tema de los autobuses, requirió a su despacho para un entendimiento a los titulares Hermanos Vivas y Santiago Castaño, los cuales acordaron conjuntamente:

Ceder voluntariamente ambos en los siguientes términos;

1. La empresa Vivas Santander cede a Santiago Castaño los pueblos de Roales y Montamarta (compartido).

2. La empresa Castaño cede a la empresa Vivas Santander los pueblos de Fontanillas de Castro, Riego del Camino y Granja de Moreruela (compartidos). Quedando ambas partes conformes.

Ahora, parece que se ha comprobado que el señor Santiago Castaño ha obviado el acuerdo de caballeros al que se llegó. La historia de los autobuses data del año 1987, cuando se crearon las líneas y se adjudicaron desde ese año hasta 2012, hasta completar los 25 años de concesión.

Este entuerto lo han creado los mandantes iluminados de la Junta en Zamora, que en lugar de ordenar, desorganizaron el territorio separando la ruta Zamora-Benavente N-630 a las tres localidades (Fontanillas de Castro, Riego del Camino y Granja de Moreruela), originando un problema social de mucha responsabilidad para vecinos y alcaldes.

Visto el acuerdo de ambas partes en la Consejería de Fomento de Valladolid, el exconsejero Antonio Silván no dudó en autorizar definitivamente la incorporación de la empresa Vivas Santander con las localidades anteriormente mencionadas el 26 de marzo de 2012.

Al finalizar los 25 años de concesión, se ampliaron las mismas 8 años más, hasta 2020, sin incorporar los tres pueblos (Fontanillas de Castro, Riego del Camino y Granja de Moreruela) de la ruta Zamora-Benavente.

Hemos estado disfrutando de los buenos servicios desde marzo de 2012 hasta marzo de 2016, justo hasta que la sentencia lo prohíbe.

Pregunto: ¿Esta es la forma de ordenar el territorio, quitando servicios básicos a los pueblos mediante sentencia judicial?

La vicepresidenta de las Cortes de Castilla y León, Rosa Valdeón, en LA OPINIÓN DE ZAMORA del pasado 24 de marzo habla mucho de ordenación del territorio, ¿se refiere la señora Valdeón a este método? ¿Sabe que la sentencia perjudica el turismo de Granja de Moreruela, turistas que vienen a visitar el Monasterio, que a su vez es propiedad de la Junta de Castilla y León?

Por todo lo expuesto, no creo que sea de justicia semejante fallo judicial. Con la fuerza de la razón, rogamos nos vuelvan a incorporar a los tres pueblos a la ruta Zamora-Benavente, que es donde están nuestros pueblos asentados. Solicitamos su ayuda y esperamos que pueda ser atendida la demanda de vecinos y demás afectados.

(*) Concejal del PSOE en Granja de Moreruela

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine