La columna del lector

En el IV Centenario de la muerte de Cervantes

22.02.2016 | 00:13

Los lectores habituales de la La Opinión-El Correo de Zamora recordarán que he escrito varios artículos relacionados con don Quijote, así "Don Quijote y las lentejas de los viernes", "En el IV Centenario de la publicación de la Segunda Parte de don Quijote de la Mancha", "El Quijote de Cervantes según Trapiello", y "Sobre los restos de don Miguel de Cervantes"; pues, bien este año de 2016 no podemos por menos que rendir, por medio de estas líneas, un merecido homenaje-recuerdo a don Miguel de Cervantes, en el IV Centenario de su muerte, acaecida el día 22 de abril de 1616, y para ello, ya que las instituciones gubernamentales tienen pocas iniciativas en temas tan importantes relacionados con la cultura, pido públicamente, por medio de estas líneas, que padres y docentes, maestros y profesores, inicien a sus hijos y alumnos en la lectura de El Quijote, a edades tempranas, para que por medio de la lectura vayan tomando cariño a la gran obra de todos los tiempos, considerada como la primera novela moderna de todos los tiempos.

Reitero, por enésima vez, que los gobiernos tienen la obligación ineludible de fomentar todo tipo de acciones encaminadas a impulsar el acceso de todas las personas, del público en general, a la vida y obra de don Miguel de Cervantes.

Don Miguel de Cervantes es, como todos sabemos, uno de los escritores más famosos de todos los tiempos y conocido a nivel mundial, no olvidemos que es el "Príncipe de los Ingenios".

Amén de la tarea que tiene los padres y maestros de fomentar en sus hijos y alumnos la lectura de las obras de don Miguel de Cervantes, las instituciones culturales tienen la obligación de llevar a cabo exposiciones para conocer la vida y obra de Cervantes en sus distintas facetas, pues no podemos olvidar que Cervantes fue soldado, novelista, dramaturgo, poeta? y sus escritos se refieren al amor, a la familia, a la educación, etc?

Todos tenemos una deuda con don Miguel de Cervantes y hemos de rendirle un merecido homenaje, se lo merece por justicia literaria, aprovechemos este año del IV Centenario de su muerte para releer El Quijote o alguna de sus obras. Mi deseo es conseguir un ejemplar del libro titulado "Autógrafos de Miguel de Cervantes Saavedra".

Don Miguel fue, como recoge don Darío Villanueva, en el prólogo del libro a que he hecho referencia, "un hombre al que acompañó tenazmente el fracaso y que al final de sus días, después de haberse desgastado en afanes indignos de su talento, dio luz a una obra genial".

A modo anecdótico, y para concluir estas líneas, les diré que el día pasado leía, en una revista que, con el motivo de las publicación de los escritos manuscritos conservados de Cervantes, se ha realizado un estudio grafológico que detecta que don Miguel de Cervantes era un hombre pasional, amante de los placeres, de la buena mesa, astuto, sagaz y con empatía con los demás.

Hemos de fomentar la cultura y poner en valor El Quijote. Suscribo plenamente las palabras de don Andrés Trapiello: "En vez de dedicarnos a desenterrar sus huesos, los de un cuerpo muerto, deberíamos prestar atención a su obra, que es lo realmente vivo".

Tomemos ejemplo y comencemos la lectura de sus obras, es el mejor homenaje.

Pedro Bécares de Lera (Zamora)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine