Secretario de Comunicación del PSOE de Zamora

"Yes, we can!"

No hay motivos para que el PP siga gobernando, pero sí los hay para el cambio y la esperanza

23.01.2016 | 00:14
"Yes, we can!"

Estos días de tanto revuelo político me viene a la memoria la campaña electoral de Barack Obama de 2008 que le llevó a la presidencia de los Estados Unidos. Parecía imposible que un afroamericano llegara a la Casa Blanca y bajo un grito ciudadano "Yes we can", "Sí se puede", Obama consiguió que los estadounidenses apostaran por un nuevo modelo político que se guió de consignas sencillas como "Change" o "Hope". Cambio y esperanza después de la nefasta y maligna gestión conservadora de Bush.

Salvando las distancias abismales entre dos países tan distintos como son Estados Unidos y España, desde el pasado día 20 de diciembre también percibo que los mensajes de cambio y de esperanza pueden llegar a nuestro país. Más allá de la "teatrocracia" representada durante este primer mes desde que se celebraron las Elecciones Generales me sumo a la corriente ciudadana que apuesta por el cambio de Gobierno y de modelo político y de gestión de los intereses públicos de los ciudadanos.

En este período tan breve desde el 20 de diciembre incluso algunos han sobrepasado los límites racionales de la idiocia y la estulticia, como es el caso del presidente del Gobierno en funciones del Partido Popular, Mariano Rajoy Brey, pretendiendo ofrecer una imagen de hombre de talante, consenso y diálogo -despreciando con ello la inteligencia de los ciudadanos- después de sus cuatro años de presidencia despótica, arrogante e intolerante imponiendo con la mayoría absoluta del PP en el Congreso de los Diputados y en el Senado medidas de recorte y austeridad que han provocado el sufrimiento y la pobreza de los sectores de población y de las clases sociales más desfavorecidas.

¿Cómo puede atreverse Rajoy a reclamar un pacto de Gobierno al Partido Socialista después de haber insultado, despreciado, calumniado y difamado a los dirigentes del PSOE y a todos sus militantes y votantes? ¿Cómo se puede llegar al cinismo estúpido de pretender que alguien crea su voluntad reformista y su talante democrático después de haber aplastado con sus decretazos a los trabajadores y a las clases más desfavorecidas de España? ¿Cómo un partido asediado por la corrupción de todos sus órganos y estamentos puede hacer un llamamiento a la responsabilidad?

Su posición y sus argumentos a favor de un "Gobierno de salvación", que persigue como único objetivo salvar sus ambiciones políticas y las de su nefasto Partido Popular, me han producido una sensación de infamia y un sentimiento absoluto de indignación que nace del análisis de sus medidas, de sus decisiones de Gobierno, de su mayoría absoluta utilizada de manera indecente para el control absoluto de los tres poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial al servicio de los poderes económicos, esos que controlan la riqueza y el dinero.

Rajoy dejará el Gobierno que asumió democráticamente en 2011 con 425.000 trabajadores activos menos que en 2011, más de 5 millones de parados y una tasa de paro del 22,3%. Más parados más pobres y más trabajadores más pobres si se tiene en cuenta la precariedad, temporalidad y bajos salarios de quienes son "afortunados" de encontrar un trabajo.

El informe de la OIT publicado el 19 de enero de 2016 "Perspectivas sociales y del empleo en el Mundo. Tendencias 2016" contradice de manera rotunda el "optimismo" de Rajoy y del PP al afirmar que "el paro en España seguirá por encima del 21% hasta 2019 y que tardará 10 años en volver a niveles anteriores a la crisis".

El informe de Oxfam Intermon publicado el 18 de enero de 2016 "Una economía al servicio del 1%" subraya, entre otras muchas cuestiones, que "España es el país de la OCDE donde más avanzó la desigualdad durante la crisis, que la pobreza y la exclusión en España han aumentado de manera alarmante" en los últimos años, con 13,4 millones de personas en el año 2014, el 29,2% de la población española, y que "la distancia entre ricos y pobres ha crecido y en 2015 el 1% de la población concentró tanta riqueza como el 80% de los más desfavorecidos".

Qué decir de Zamora, donde el "delfín" de Rajoy, el señor Martínez Maíllo, en su huida hacia Madrid, nos ha dejado una herencia maligna y envenenada que nada tiene que envidiar a los "logros" de su jefe.

Paro en 2015 en Zamora. Según los últimos datos de Paro del mes de diciembre de 2015 en Zamora hay 16.599 desempleados. En noviembre de 2011 cuando el Partido Popular ganó las Elecciones con mayoría absoluta había la provincia 15.983 parados.

Despoblación 2015 en Zamora. En el padrón publicado en 2015 Zamora volvió a perder otros 1.996 habitantes que se suman a los 1.998 habitantes menos en 2014 y 2.840 habitantes menos en 2013 y la previsión es que la provincia pierda otros 25.000 habitantes en los próximos 15 años.

Contratos de Trabajo en 2015 en Zamora. El 93% de los Contratos de Trabajo que se firmaron en Zamora fueron Temporales frente al 6% que se firmaron con carácter Indefinido.

Prestaciones por Desempleo en 2015 en Zamora. El 58% de los parados de Zamora no reciben ningún tipo de prestación. Es decir 9.539 personas de los 16.599 parados de la provincia no tienen ningún recurso de vida.

El número de Desahucios de viviendas por impagos de hipotecas en Zamora creció en el año 2015 y el Informe de Cáritas Diocesana de Zamora señalaba que más de un 26% de la población está por debajo del umbral de la pobreza en nuestra provincia.

Todavía hemos tenido que asistir a un último acto de la "teatrocracia" del Partido Popular, al más puro estilo "Bienvenido Míster Marshall", con la llegada en tren del citado Sr. Rajoy Brey a Zamora el pasado sábado 16 de enero, y su posterior paseíllo jolgorioso, haciendo oídos sordos a estos y otros muchos datos que revelan la gravísima situación social, económica y demográfica de Zamora.

¿Existe alguna razón objetiva o subjetiva para que Mariano Rajoy y el PP deban seguir gobernando? No. Y no es no Sr. Rajoy.

Desde mi sencillo análisis político como militante socialista desde hace más de 30 años y desde mi análisis objetivo y riguroso de los datos laborales y económicos como Graduado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos, afirmo rotundamente que es necesario un cambio de Gobierno, para España y para Zamora. Para devolver la Democracia al pueblo, para recuperar los derechos de los trabajadores, para devolver las oportunidades a nuestros hijos, para recuperar la política, para devolver la esperanza a los ciudadanos.

Me sumo al mensaje de cambio y de esperanza por una nueva mayoría progresista y de izquierdas en nuestro país. Parecía imposible que Barack Obama fuera el Presidente de los Estados Unidos. Y así, invocando la utopía, también se puede lograr en España un nuevo Gobierno de izquierdas. "Yes we can!", ¡Sí se puede!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine