Los fantasmas del Consultivo

¿No les suena a canción trasnochada lo del Pacto Institucional para atraer empresas a Zamora?

17.07.2015 | 00:21
Los fantasmas del Consultivo

He leído en "La Opinión-El Correo de Zamora" que han encontrado bajo el "mamotreto" del Consejo Consultivo, restos de antiguos lagares, fundiciones, fraguas, alfareros, panaderías, es decir, centros de trabajo. Lugares en los que durante siglos, nuestros antepasados se ganaban el pan con el sudor de su frente.

Muchos nos preguntamos cómo después de cientos de años dan señales de vida estos buenos "currantes" de otros tiempos. La respuesta es bien sencilla; se han debido remover en sus tumbas ante tanto vago que les han colocado encima dentro del famoso "Mausoleo del Consultivo". Me los imagino bajo tierra viendo vegetar por arriba a tanto parasito engominado. Estos campaneros, bodegueros, panaderos, fundidores no son los únicos indignados ante tanto "jeta".

Lo más asombroso es que los propios usuarios de esta institución inútil han decidido exponer los restos de las labores de gente seria y trabajadora, seguramente para que todos recordemos la diferencia entre "vividores del cuento" y vecinos de los que para comer tenían que trabajar. Un día de estos pasaré a visitarlos, a los currantes, que a los otros los tengo ya muy vistos en fiestas y saraos.

Si estará harta la gente de estos vividores del Consultivo, que estas fiestas de San Pedro, cuando me dirigía con unos amigos (de los que curran de verdad ) al Festival Flamenco pude comprobar el cabreo de muchos por encontrarse la calle cortada con un pasillo exclusivo para entrar los que celebraban no se qué acto en el "mamotreto".

Todos tuvimos que hacer un rodeo para sacar nuestras entradas, mientras en la fiesta del Consultivo, como pude averiguar, no solo no se pagaba entrada, sino que recibieron los servicios de un afamado catering ¡viva la juerga! Muchos nos preguntamos si es para esto para lo que sirve ese carísimo edificio público cuya utilidad nadie ve. Después me he enterado que el organizador el acto era la Cámara de Comercio. Y me pregunto si una organización que representa a los empresarios, no ha encontrado otro sitio más acorde para celebrar un ágape entre los buenos locales de que disponen los hosteleros zamoranos, que con sus cuotas mantienen esa Organización.

Al final vamos a pensar que Consultivo o Cámara de Comercio terminan pareciéndose en aquello que es la causa de los males de una tierra que no termina de salir del pozo, que se ha convertido en un centro de expulsión de jóvenes sin futuro, es decir, en gastar mucho y no hacer nada con utilidad.

¿No les suena a canción trasnochada o repetida esa declaración, otra vez, del "Pacto Institucional" para atraer empresas a Zamora? Por lo que he vuelto a leer en la primera pagina de este periódico sobre lo que dice la Cámara de Comercio, dirigida por los mismos durante años y años, repite el cansino refrán del "Pacto Institucional". Como llevan tantos años diciendo lo mismo y gobernando los mismos en la provincia, a unos, los de la Cámara, y a los otros, los que mandan, lo que hay que pedirles es que dejen de predicar y empezar a rendir cuentas de sus éxitos. O no han oído hablar de los indignados, que yo me conozco a muchos entre los sufridos empresarios y autónomos de esta provincia.

He leído unas cuantas propuestas sobre lo que hay que hacer en esta provincia para su desarrollo, dichos por los mismos que después de tantos años en los puestos, deberían estar más para dar respuestas que para dar consejos. Por ejemplo, cuando dicen que hay que dejarse de partidismo, yo les digo que muy bien, pero teniendo en cuenta de dónde viene el Consejo, más les valdría empezar por ellos mismos. Porque yo los llevo viendo en el partido durante décadas.

Cuando dicen los de la Cámara que debemos ser referencia del turismo cultural, lo que yo pienso al oírlo es que "siempre me dices los mismo" y nunca hacen nada, porque quienes dan el consejo son justamente los que llevan 32 años en el Patronato de Turismo y se les ve hacer poco, salvo darnos la "tabarra" con la canción de siempre: hay que hacer, estaría bien, tenemos que ser la referencia de, y bla... bla... bla?

Para el colmo los oigo decir que si en Zamora no se crea empleo, "el panorama será desolador". A buenas horas, mangas verdes, como si no hubieran tenido tiempo de darse cuenta de la necesidad de crear empleo siendo ellos empresarios. Lo que pasa es que en esta provincia algunos empresarios han estado mas preocupados por tener buena relación con los cargos políticos que son los que dan licencias administrativas y las obras públicas, que por desarrollar actividades que creen empleo.

Este es el panorama de Zamora. El dinero público se dedica a mantener inútiles en el Consultivo además de haber dilapidado el dinero con un edificio fuera de lugar junto a la Catedral, como muy bien denuncio el arquitecto Enrique Viloria en un artículo en este diario. Si será feo el edificio que el cantaor José Mercé cuando lo miró, hizo "un gallo" cantando una seguiriya.

Ese dinero derrochado es el que tendría haberse dedicado a inversiones productivas y creación de empleo, y no a mantener políticos jubilados y otros enchufados. Ese es dinero que debería haber servido para desarrollar el turismo en serio en esta provincia, que falta nos hace.

Con este nuevo panorama político no sería el momento para que los que llevan tanto tiempo en el mando piensen si no son ellos los que sobran, viendo como han dejado la provincia después de tantos años.

A quién le puede extrañar que hasta los fantasmas del Consultivo se remuevan en las tumbas. De momento una cosa bien sencilla; cerrar inmediatamente el Consultivo y dedicar el edificio, ya que hecho esta, a Museo de los Artistas Zamoranos. Para lo que no es adecuado es para servir comidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine