01 de diciembre de 2017
01.12.2017
ÚLTIMA HORA
Puigdemont y los exconsellers huidos a Bruselas renuncian al voto delegado
Sayago

Ingeniería de altura "made in Sayago"

Entra en funcionamiento el observatorio astronómico de Sobradillo de Palomares, diseñado por el astrofísico Javier Domínguez

01.12.2017 | 13:25
El astrófísico junto a su telescopio newtoniano.

La provincia de Zamora ya está en el selecto grupo de lugares a los que se puede acudir para estudiar el universo con fines científicos, y lo ha hecho gracias a la audacia de Javier Domínguez, un astrofísico natural de Sobradillo de Palomares que ha diseñado y construido un observatorio astronómico en su pueblo, desde donde se pueden captar cuerpos celestes con miles de años de antigüedad, y a miles de años luz de nuestro planeta.

La obra de Domínguez sorprende por su sofisticación cuando se conoce la historia que hay detrás de ella, una labor de 15 años combinando, con equilibrio, ingeniería de alto nivel y artesanía. Todo es fruto del ingenio del astrofísico, que ha diseñado el telescopio newtoniano pieza por pieza, y ha construido muchos de sus elementos en los ratos libres que le deja su trabajo en el sector de las energías renovables. Cada parte exige una dedicación rigurosa, pues un error mínimo, por milímetros, puede dar al traste con la precisión de todo el sistema. El "corazón" del telescopio, es decir, las lentes y los espejos, los mandó fabricar con las mejores calidades a una empresa de Texas, Estados Unidos, hace ya 12 años. El control, sin embargo, es un mando de Play Station "tuneado" por Javier.

La cúpula del edificio que alberga el telescopio también es "Made in Sobradillo", de fabricación casera. Un caparazón que protege la máquina del sol y del agua pero deja pasar el aire, pues la temperatura en su interior debe ser similar a la de fuera para evitar que se generen corrientes de convección que puedan viciar las imágenes. La bóveda está automatizada para girar mediante un sistema de engranajes instalado por el propio astrofísico en función del sector del cosmos que se pretenda estudiar.

Tras varios meses de pruebas y calibraciones, el telescopio ya funciona y Javier, orgulloso, abría ayer, por fin, las puertas de su observatorio astronómico para una inauguración oficial a la que asistieron el alcalde de Pereruela, Jesús Carnero, y ediles de la zona, el diputado provincial José María Nieto y el concejal de Medio Ambiente de Zamora, Romualdo Fernández.

En la planta baja del observatorio se sitúan los ordenadores que controlan el telescopio y graban lo captado, una pequeña cocina, baño y sofás. En definitiva, "un lugar donde pasar las noches observando las estrellas", explica el propietario.

El propósito de Javier Domínguez es desarrollar una labor de investigación observando la evolución de las estrellas, más concretamente en la fase final de la vida de estos astros, las nebulosas planetarias, que estudiará mediante la espectrofotometría. Su diseño tiene un límite de magnitud 15,5 y gracias a una cámara integrada y al software de reducción de imágenes científicas se pueden observar objetos de magnitud aparente 19. Una capacidad "suficiente para hacer astrofísica", su pasión y para lo que se ha formado durante años. La Universidad de Salamanca posee un telescopio de características similares, pero con la desventaja de estar en la ciudad, y no en un cerro de Sayago donde apenas hay contaminación lumínica.

Recurso turístico

Pero esta instalación también está abierta a la divulgación, con visitas organizadas para grupos de escolares o visitas concertadas previamente para aficionados y turistas. Así, el observatorio de Sobradillo servirá para acercar la astronomía a los ciudadanos. En este sentido, el observatorio estará muy pronto conectado a internet y eso permitirá a Javier retransmitir puntualmente en streaming -en directo por internet- eventos astronómicos de interés general, como puede ser el paso de un cometa, que se podrán ver así, con calidad, desde cualquier parte del mundo.

Por último, una vez conectado a la red de redes, la creación de Javier Domínguez ingresará en la red mundial de observatorios remotos para que otros científicos, o aficionados de nivel, puedan controlar el telescopio desde sus propias casas y recibir las imágenes en la pantalla de su ordenador para utilizarlas en sus propias investigaciones. Algo especialmente útil para personas que viven en el hemisferio sur y necesitan acceder a una coordenada inalcanzable desde allí, que podrán reservar una hora para trabajar desde España sin moverse de casa. El de Sobradillo será el segundo observatorio de este tipo que habrá en el país.

Una tierra sin industria y cada vez más despoblada cuenta, entre sus pocas ventajas, con un cielo lleno de estrellas. Un recurso inexistente en otras zonas de Europa y que aquí puede ser fuente de riqueza gracias a iniciativas como la de Sobradillo de Palomares. Por eso, Javier Domínguez procura que las Administraciones públicas mantengan la provincia libre de contaminación lumínica, y ha lanzado una iniciativa para que la Reserva de la Biosfera "Meseta Ibérica" sea declarada "Reserva Starlight", libre de amenazas como el alumbrado público de blancas en lugar de azules, y otras cuestiones que podrían escondernos la belleza de un cielo repleto de estrellas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine