Los lobos matan a nueve ovejas de raza castellana en una explotación de Santa Ana

Los cánidos atacaron el rebaño de 500 reses del ganadero de Alcañices Miguel Gago, que cuenta con media docena de mastines y tres "careas"

26.09.2015 | 01:21
El ganadero Miguel Gago con una de los animales muertos.

La comarca alistana ha vuelto a sufrir un nuevo ataque de lobos que ha causado estragos en el sector de ovino de la raza autóctona de ovino "castellana" en la Raya de España y Portugal. En la zona de la "Sierra Brunosiños", "Portilla Blanca" y "Monte Terneros" están asentadas dos manadas de lobos, una de ellas la del lobezno herido en el incendio de Latedo.

La lobada se ha producido en una ganadería de Miguel Ángel Gago Gago, que ha perdido nueve animales. El ataque se produjo hacia el atardecer, "entre dos luces", en el paraje de "La Fraguiza" de la localidad de Santa Ana, pues aunque el propietario es alcañizano y vive en la villa, lleva varios años arrendando y aprovechando los pastos comunales del vecino pueblo y fronterizo con Tras Os Montes.

El ganadero alistano, que ya sufrió otro ataque cerca de allí, el pasado 17 de agosto, se hacía cruces al pensar cómo pudo suceder este ataque ante su presencia y la de los perros. "Menos mal que el lobo tiene un poco de miedo al hombre, porque si fuera tan astuto como la zorra nos comía a nosotros también" dijo.

Ganaderos alistanos señalan que "si el verano ha sido malo para el ganado, ya que los pastos se han agostado muy pronto, también lo ha sido para los grandes depredadores, sobre todo en esta época que sus lobeznos ya tienen alrededor de cinco meses y un voraz apetito. Ahora mismo coincide la caída de las primeras bellotas de los robles que pueblan los montes y el más mínimo ruido de una bellota, al caer al suelo, vuelve locas a las ovejas".

Parece ser que 9 de las 500 ovejas de que consta el rebaño se despistaron del resto en busca de alimento y no fue hasta la mañana siguiente cuando el ganadero Miguel Gago se encontró con la "cerracina". Ni los 6 mastines ni los tres perros de carea que acompañan al ganado ni el ganadero se dieron cuenta de nada. "Y es que las ovejas cuando las está matando el lobo no tienen tiempo de hacer menor gesto de sufrimiento y entre abundantes codesos y jaras fueron cayendo una a una" expresa Miguel Gago. El productor de ovino reconoce que no es la primera vez que sufre el ataque de los lobos "El pasado mes de agosto me mató otras dos ovejas".

Ayer mismo puso en conocimiento de Medio Ambiente los hechos para que los agentes forestales certifiquen el ataque y las ovejas muertas y así pueda cobrar lo que le corresponda por el ataque lobuno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine