Aliste

La tradición sale de las cavernas

«Manteos y Monteras», con folcloristas de diez pueblos, recuperan villancicos alistanos en festivales dedicados a personas de la tercera edad

 
La tradición sale de las cavernas
La tradición sale de las cavernas  Foto Ch. S.
 MULTIMEDIA

CHANY SEBASTIÁN
La iglesia parroquial de San Salvador de Rabanales, una de las más históricas de la Diócesis de Zamora, acogía en la noche del miércoles un multitudinario festival de villancicos puramente alistanos gracias a la iniciativa altruista de la agrupación folclórica «Manteos y Monteras». Los miembros lucieron para tan magna ocasión las mejores galas de la Raya: el traje típico alistano que con su bello colorido daba una belleza singular al templo, utilizado con el permiso de sus párroco, Teo Nieto Vicente. Hasta este lugar sagrado llegaron gentes no solo de Rabanales si no también de pueblos cercanos como San Vitero, Sejas o Alcañices y de otros lejanos como Muelas del Pan o Villanueva de las Peras.

Los folcloristas pertenecen a 10 pueblos: Alcañices, Nuez, Pobladura, Rabanales, San Mamed, Ceadea, Pino del Oro, Tola, Rabanales, San Vitero y Samir.

De Alcañices, entre otros, estaba Antolín Román (hijo) que inmortalizó el momento. Al final el público les dedicó un largo y sincero aplauso en agradecimiento a la altruista actuación: «Siendo éste el único precio que queremos recibir en cada festival navideño».

De los 13 villancicos elegidos este año, dos son andaluces, dos salmantinos, uno de Ávila, dos recogidos en Tola (María sigue la pluma mía y Los Reyes), uno de Pobladura (Yo vengo del Campo), dos de Nuez (Que le daremos al Niño Dios y Tocad el pandero), uno de Bragança y otro de la provincia de Zamora.

La fiesta continuó seguidamente en el salón social con bailes tradicionales y músicas más modernas, a ritmo de dulzaina y tamboril para todo el público que allí se congregó. «Al terminar el repertorio continuamos con temas puramente folklóricos, cantando, bailando y tocando, que es lo que más nos gusta hacer, para terminar tocando pasodobles y valses para todos los que se animen a salir al escenario». Por su parte, el Ayuntamiento de Rabanales, obsequió a todos con un chocolate calentito acompañado de unos bizcochos.

El día Navidad le tocó el turno a Tola donde, al terminar, la familia Poyo Martín, les ofreció una suculenta merienda a base de productos de la matanza que pocas semanas antes habían hecho, así como dulces y bollos caseros típicos de estas fechas. Hoy le tocará el turno a las personas mayores de la residencia «Virgen de la Salud» de Alcañices (17 horas) y el domingo a San Mamed (19). Ya en enero los festivales serán en Domez de Alba el día 1, Figueruela de Arriba el día 2 y Villardeciervos, el 4, en la Residencia de las hermanas «Hijas de la Caridad».

«Mi abuela me ha enseñado muchos cantares y bailes que me gusta transmitir a jóvenes y mayores»

>

Folclorista de Nuez

«No hay nada que sea más gratificante que ver la felicidad de los mayores al recordar las tonadas de su tierra»

>

Folclorista de Samir de los Caños

«A la gente le encantan las canciones de antes y los coloridos trajes de "Manteos y Monteras"»

>

Folclorista de Alcañices

Enlaces recomendados: Premios Cine