Las fincas rústicas sortean mejor la crisis que las propiedades inmobiliarias

Las tierras de labor caen por debajo del 10% en el último lustro, frente a un 30% de depreciación de los pisos

 01:20  
Podadores en un viñedo de la D.O. Toro, donde una hectárea alcanza hasta 20.000 euros.
Podadores en un viñedo de la D.O. Toro, donde una hectárea alcanza hasta 20.000 euros. Foto L. O. Z.

C. P. El precio de las fincas rústicas ha descendido hasta cifras del primer semestre de 2008, y aunque resiste está pagando también la crisis económica y sus efectos, principalmente las dificultades de acceso al crédito, la reforma de la PAC aún pendiente y el descenso de precios en origen pagados a ganaderos. Un informe de la empresa de tasación Tecnitasa (Técnicos en Tasación S.A.) sobre la evolución de precios de pisos y fincas en los últimos 10 pisos, evidencia que el mercado de las tierras de labor evoluciona más de dos años por detrás del de la vivienda. El dato más significativo de este estudio revela que el precio medio de los pisos en España ha descendido en los últimos cinco años un 31% y el de las fincas un 7%. Las fincas rústicas aumentaron su precio hasta los primeros meses de 2010.


Los precios, según Tecnitasa, son muy dispares no solo por los usos, cultivos y aprovechamientos, también por ubicación geográfica. En Castilla y León, la diversidad es enorme destacando en viñedo los precios en la zona de la DO Toro que se mueven entre 6.000 y 20.000 precios por hectárea. En Rueda están entre 20.000 y 60.000 y en Ribera de Duero entre 40.000 y 60.000.

Enlaces recomendados: Premios Cine