Un Flecha inédito, en la Semana Santa de Medina

Un zamorano dona un Ecce Homo que el escultor le regaló y que reemplazará al Cristo Preso

Detalle del ecce homo de Flecha donado por un zamorano a la Semana Santa de Medina

Detalle del ecce homo de Flecha donado por un zamorano a la Semana Santa de Medina / Cedida

Natalia Sánchez

Natalia Sánchez

El refranero popular dice que "quien siembra, recoge". El escultor Ricardo Flecha Barrio lo hizo en vida, y aunque ahora él, lamentablemente, no pueda verlo, la Semana Santa de Medina del Campo, a la que estaba fuertemente vinculado artística y afectivamente, recogerá el fruto.

Y es que un zamorano, amigo del escultor, al conocer la noticia, publicada por este diario, de que la Pasión de Medina del Campo perdía la escultura de Flecha titulada Cristo Preso porque pasaba a ser propiedad de una firma andaluza, decidió ponerse en contacto con los responsables de la Semana Santa de esa localidad vallisoletana y ofrecerles un ecce homo que Flecha le regaló a mediados de los años 90.

"Cuando me enteré que en Medina se quedaban sin el paso porque lo vendían, reflexioné. Es una obra que tengo en casa y que aprecio mucho, pero también soy consciente de que a Ricardo le hubiera gustado que hubiera estado allí", explica el propietario de la pieza, el arquitecto José María García de Acilu.

Ecce homo del escultor zamorano Ricardo Flecha de los años 90.

Ecce homo del escultor zamorano Ricardo Flecha de los años 90. / Cedida

La pieza corresponde a un torso de Jesús de unos 70 centímetros tallado aprovechando "la forma del tronco", presenta una corona de espinas formada por unos clavos de errar y la policromó el propio autor sobre 1987. "Es muy de Ricardo", describe el arquitecto zamorano que escribió un correo electrónico a los responsables de la Semana Santa de Medina que, al conocer su ofrecimiento, se desplazaron a Zamora para conocer la obra inédita. "Es un ecce homo que sustituirá a otro ecce homo, Cristo Preso", sintetiza el presidente de la Junta de Semana Santa de Medina, David Muriel.

El responsable de la Pasión medinense indica que la escultura precisa de "una peana para completarla y de andas para poder procesionar". Para esta tarea cuentan con el tallista zamorano José Antonio Pérez, profesional del que "nos dio buenas referencias en su momento el propio Flecha", dice Muriel.

Flecha junto a su obra Cordero de la redención.

Flecha junto a su obra Cordero de la redención. / A. B. (Archivo)

La adaptación para que sea procesionable conllevará la creación de "un bastidor sobre el que se hará una vestimenta", describe el profesional que acoge el encargo teniendo muy presente la petición que le hizo el propio Ricardo Flecha de que en los próximos años trabajara para Medina. "Me comprometí con él y quizá ese encargo, a través de una obra suya, sea ese inicio", atestigua José Antonio Pérez.

La Semana Santa de Medina pretende que la nueva imagen pueda presentarse en la procesión extraordinaria que realizarán con motivo de la celebración en la villa del Encuentro Nacional de Cofradías en septiembre y que "será un homenaje a Ricardo Flecha". La incorporación a la procesión de la Sentencia, donde salía Cristo Preso, será en el 2025.

"Para nosotros esta nueva obra supone una alegría porque en Medina están los pasos, desde el punto de vista simbólico y artístico, más relevantes de Flecha, las obras maestras de Ricardo están aquí", remarca el presidente de la Junta de Cofradías.

El semanasantero añade que esta Pasión "es conocida por su antigüedad y por la imaginería renacentista, pero, además, desde el punto de vista contemporáneo tiene obras de arte que complementan muy bien el carácter austero de nuestra Semana Santa".

La contribución artística de Flecha a la Pasión de Medina se traduce en los pasos de Cristo en brazos de la muerte, Cordero de la redención, la Cruz desnuda, Cristo orante en el huerto a los que ahora se sumará el ecce homo que durante todo el año desean que se exhiba en el centro San Vicente Ferrer.