Frenazo al emprendimiento: Zamora pierde casi un centenar de autónomos

Agricultura, hostelería y construcción lideran esta caída de trabajadores por cuenta propia que se ha agravado desde el pasado mes de julio

Agricultor en el campo zamorano. | J. L. F.

Agricultor en el campo zamorano. | J. L. F. / Leticia Galende

93 son los autónomos que han desaparecido en la provincia de Zamora en lo que va de año. 168 menos si comparamos los datos con el mes de noviembre del pasado ejercicio. Una tendencia negativa que se ha acrecentado durante el verano en todo el conjunto de la comunidad y sobre la que alertan desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Castilla y León.

"En julio iniciamos esta tendencia negativa y desde entonces no hemos levantado cabeza", dice Leticia Mingueza, presidenta de la entidad a nivel regional.

La provincia de Zamora contabiliza 15.998 autónomos, según los últimos datos registrados por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). De ellos, 10.992 son hombres y 5.075 mujeres. Una acusada diferencia de sexos que cuesta recortar a pesar de que cada vez son más las que optan por el autoempleo en los últimos años. Mujeres que se decantan por el comercio como el principal sector para el emprendimiento.

Los sectores que más sufren esta caída progresiva de autónomos en Zamora son la agricultura, la hostelería y la construcción. En comparación con las cifras del último mes del pasado año, la provincia resta 89 trabajadores por cuenta ajena del sector agrícola, 42 empresarios hosteleros y 22 titulares de comercio.

Frenazo al emprendimiento: Zamora pierde casi un centenar de autónomos

Agricultor en el campo zamorano. / J. L. F.

No obstante, no son los únicos sectores con una tendencia decreciente del volumen de profesionales. También hay menos autoempleo en actividades relacionadas con las finanzas, los seguros, las ciencias y la educación.

Por contra, han apostado por un trabajo por cuenta propia profesionales relacionados con la industria, el transporte, la comunicación y las actividades inmobiliarias y administrativas. Aunque, destacan varios grupos en los que se han sumado autónomos a pesar de las complicadas circunstancias actuales. Estos son: el sector del comercio, con 34 empresarios más respecto al pasado año; las actividades artísticas y el entretenimiento, donde se registran 15 autónomos más; y los propietarios de negocios centrados en actividades sanitarias, con una docena más.

Nuevos autónomos que no son suficientes para contrarrestar a los que se dan de baja: 31 en en el último mes en la provincia de Zamora. Mientras que en el conjunto de Castilla y León han sido 376 menos de octubre a noviembre, lo que eleva a 1.972 la pérdida de autónomos en lo que va de año.

"Los datos apuntan a que vamos a cerrar el año con una pérdida muy similar a la que se produjo el año pasado, cuando desaparecieron 2.505 autonómos, algo que nos sitúa entre las comunidades autónomas que más autónomos pierden en toda España", lamenta Mingueza.

"Mas apoyo desde la administración y menos trabas", piden

"Necesitamos más apoyo por parte de las administraciones, medidas que favorezcan el emprendimiento, menos cargas administrativas y, sobre todo, certidumbre", demanda Leticia Mingueza, presidenta de ATA Castilla y León. Estas son las principales reivindicaciones que hacen desde el colectivo ante esta desaparición galopante de profesionales por cuenta propia.

"Estos datos nos deben llevar a hacer una reflexión y es que no podemos permitirnos ir perdiendo en la comunidad de Castilla y León una media de 2.000 autónomos cada año", pronuncia Mingueza. Por ello, exige que se tomen acciones urgentes para favorecer el emprendimiento ante una situación en la que "la inflación, el aumento de costes y también el frenazo al consumo está agravando la situación ya de por sí complicada de los autónomos de nuestra región", apunta.

Tras varios meses en los que cada vez son más los que deciden aparcar su sueño de tener un negocio propio, la presidenta regional señala que es primordial "reducir las cargas fiscales al autónomo, además de las trabas administrativas que se encuentran para propiciar el aumento de emprendedores en todos los sectores". Respecto a estas trabas, desde ATA subrayan que un autónomo realiza más de un centenar de trámites al año empleando un total de doce días en llevarlos a cabo por lo que la simplificación administrativa es fundamental.

El reto de atraer jóvenes hacia el autoempleo ante la falta de relevo generacional

"Cada vez menos jóvenes quieren ser autónomos", señala la presidenta a nivel regional de la Asociación de Trabajadores Autónomos, Leticia Mingueza. Un problema que evidencia la falta de relevo generacional. "La media de edad del autónomo es de 45-50 años lo que significa que en un plazo de diez años vamos a perder a una gran cantidad de profesionales por cuenta propia", añade.

Ante este panorama, el reto es atraer a la población más joven hacia el autoempleo. ¿Cómo hacerlo? "Es importante enfocarse en favorecer el emprendimiento entre los más jóvenes", dice. Algo complicado en provincias como Zamora donde la mayor pérdida de autónomos se produce en sectores como la agricultura y la ganadería. Un sector fundamental para el medio rural zamorano que se encuentra claramente envejecido con alrededor del 60% de ganaderos en edad de jubilación durante la presente década. El campo debe buscar el modo de atraer al talento joven hacia el mismo.

La tecnificación de la profesión y nuevas políticas públicas podrían ser parte de la solución para conseguir hacer atractivo, a la vista de los jóvenes, este trabajo. En este sentido, algunos profesionales apuntan a la necesidad de continuar con la agrupación y el crecimiento del tamaño de las explotaciones.