Sucesos en Zamora

«Justicia para David»: Exigen cárcel para el conductor drogado que mató a tres personas en Montamarta

La familia de David Jódar Lemos, fallecido en el siniestro, lanza un vídeo con testimonios para que el Supremo condene al acusado

Familiares y amigos de David Jódar se manifiestan delante de la Audiencia el primer día del juicio. | E.F.

Familiares y amigos de David Jódar se manifiestan delante de la Audiencia el primer día del juicio. | E.F. / Susana Arizaga

"¡Justicia para David!". Un vídeo lanza a través de diversos mensajes solidarios con el grito de dolor y reivindicativo de la madre y del padre de David Jódar Lemos, el granadino muerto a los 21 años enaccidente de tráfico en Montamarta el 25 de septiembre de 2019 por la imprudencia de su amigo íntimo y conductor zamorano que decidió circular con su vehículo a pesar de ir drogado, bajo los efectos de la cocaína y el cannabis. En media hora de trayecto de Peque a la capital, el zamorano puso fin a la vida de tres personas.

Esta exigencia de justicia que cuelga de un canal de YouTube creado por los padres y familia de David pretende que el Tribunal Supremo ratifique la condena que la Audiencia de Zamora impuso al conductor, de iniciales R.S.J., que tenía entonces 38 años, por la que debía cumplir 5 años de cárcel y estar 7 años y medio sin carné de conducir. Fue el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León el que, "incomprensiblemente" para Rosa Lemos y su marido,  Ildefonso Jódar Mudarra, eliminó la prisión porque resultaba imposible demostrar la afectación de la ingesta de las drogas en el cerebro del procesado.

El condenado por el TSJ a una multa de 9.000 euros por tres homicidios por imprudencia leve. | E. M.

El condenado por el TSJ a una multa de 9.000 euros por tres homicidios por imprudencia leve. | E. M. / Susana Arizaga

El TSJ dejó la condena en 3.000 euros por fallecido, por el homicidio por imprudencia leve de David, del menor de 16 años que iba en la parte trasera del Peugeot que conducía el imputado, detrás de David; y por el del camionero de 48 años, padre de dos niñas de 12 años, que "había colocado las luces de emergencia y llevaba su chaleco". Advertía así que estaba manipulando la parte trasera de la cabina del vehículo pesado, estaba ajustando unas cinchas y R.S.J. se lo llevó por delante, "no hay rastro de frenada y conducía a 133 kilómetros por hora" en un tramo de A-66 a las 22.30 horas.

El argumento del Superior de Justicia no tiene explicación alguna para el padre y la madre del joven fallecido, a quienes hasta el Defensor del Pueblo respalda. Y es que los peritos que analizaron las muestras de sangre y orina tomadas al acusado concluyen que había consumido "grandes cantidades" de drogas, remarca la madre que ha perdido a su único hijo. Los expertos llegan a decir "que iba ciego", "con el cerebro drogado" para explicar que "no podía ver nada", recuerda Rosa. Y la sentencia de la Audiencia no expone lo contrario.

La esperanza estos padres está ahora en el Tribunal Supremo, "pedimos que se le condene no ya por mi hijo, al que no voy a volver a abrazar, sino para que no vuelva a darse un caso como este porque detrás pueden venir otros" si no se enmienda al TSJ. De eso va el vídeo en el que también se puede ver a zamoranos solidarizándose con el desastre emocional que sufren Rosa y su marido, sus tíos, sus primos, su abuela. La grabación comienza con la frase "porque David también podría ser tu hijo, hermano, padre, amigo...", seguido de los testimonios de los abogados de la familia; de la abuela del joven fallecido: "Quiero ver, antes de morirme, justicia".

El respaldo de la Corporación municipal del pueblo granadino donde residió siempre, alcalde y concejales, refuerzan esa reivindicación para "que no le vuelva a pasar a nadie". Médicos, enfermeras, auxiliares sanitarios, ciclistas, conductores, el presidente de la Asociación de Prevención de Siniestros de Tráfico repiten el lema. Juristas, expertos en el estudio del efecto de las drogas en la conducción, profesionales de todos los sectores piden al Supremo que mantenga la condena dictada por la Audiencia que llevará a prisión al zamorano R.S.J. por los tres homicidios por imprudencia e impedirá que conduzca, de acuerdo con ese fallo que revocó el Superior de Justicia de Castilla y León.

El canal de YouTube, que acumula centenares de visitas, fue creado por la familia para visibilizar el sufrimiento causado por la sentencia del TSJ, "queríamos pasar página aunque nosotros pedíamos una condena mucho mayor, pero esta decisión no nos lo permite", reitera Rosa Lemos.

Esta madre y este padre tienen que seguir luchando para que el accidente que acabó con la vida de su hijo no se pierda en el olvido, "pedimos no solo justicia para mi hijo, al que no volveremos a ver, ni a abrazar, sino también para esas dos personas que fallecieron", expone Rosa Lemos. Y para que no vuelva a haber más "davices", más "marios", más muertos en las carreteras porque alguien decide conducir drogado. "Ahora mismo, este señor sigue en la calle y podrá volver a conducir si el Supremo no lo remedia".

El caso del zamorano, en jornadas nacionales de Seguridad Vial

Rosa Lemos se ha convertido, junto con su marido, en una activista de la prevención de siniestros de tráfico y de la lucha para que la Ley de Seguridad Vial se aplique. La desgarradora pérdida de su único hijo en el siniestro de Montamarta a consecuencia de la imprudencia del conductor que circuló drogado le ha llevado a hacer bandera de esta causa no solo para exigir justicia para su hijo David, sino para que los jueces tomen conciencia y no se repitan sentencias como la del TSJ de Castilla y León.

Su empeño en que nada vuelva a ser lo mismo a raíz del caso de su pequeño le ha procurado el respaldo de todo su pueblo, Peligros, acaba de participar en Barcelona en las XXV Jornadas Mediterráneas de Seguridad Vial, en las que se presentó una guía de buenas prácticas para la atención a víctimas de tráfico para operadores de justicia, elaborada por juristas. La madre granadina expuso el proceso judicial que ha vivido en Zamora, donde creyeron haber obtenido justicia, tras cuatro años de espera, "aunque nuestro abogado pedía más pena de prisión, había una condena" y jamás pensaron que el TSJ podría revocarla.

Rosa volvió a recordar que, al margen de los signos externos de consumo de cocaína y cananbis que detectaron los guardias civiles en el conductor zamorano, la "tasa de droga en plasma conlleva sanción si está por encima de 0,025. Este señor llevaba 0,25, diez veces más", según Abogados y jueces escucharon a Lemos repetir la respuesta de la forense de los juzgados de Zamora ante la tesis del abogado del procesado cuando cuestionó que pudiera conducir drogado, "eso no hay quien se lo crea", replicó la medica, "palabras textuales, está grabado. No solo había consumido grandes cantidades de droga, sino que, en el momento del accidente iba bajo sus efectos", zanjó la madre de David. Referenció el informe del catedrático granadino Carlos Gil que dijo que "había consumido de una hora a una hora y media antes del siniestro, con lo que condujo drogado".