La falta de citas presenciales en los centros de salud de Zamora irrita a los usuarios

Vecinos de la capital alertan de las dificultades existentes en las últimas semanas para solicitar atención sanitaria con sus facultativos

Pacientes en la sala espera de un centro de salud.

Pacientes en la sala espera de un centro de salud. / J.N.

"No nos dan cita presencial". Esta es la queja de varios ciudadanos de Zamora que en los últimos días han intentado solicitar una consulta con su médico de familia. Una gestión que, a priori, parece sencilla, pero que se ha vuelto un verdadero quebradero de cabeza por las dificultades para lograr que un profesional pueda verles.

Tras acceder a la aplicación de Sacyl Conecta y realizar los trámites para demandar una consulta presencial, la respuesta que aparece en la pantalla de los teléfonos móviles de algunos usuarios es la siguiente: "No se puede atender su petición de cita. Inténtelo más tarde o póngase en contacto con su centro de salud". Un mensaje que imposibilita tener una consulta médica y con el que se han encontrado pacientes de al menos tres centros de salud de la capital: Virgen de la Concha, Puerta Nueva y Parada del Molino. No obstante, depende del facultativo asignado ya que a otros usuarios sí se les facilita una fecha de cita.

Algunos de estas personas afectadas por el problema se han dirigido directamente hasta su centro de salud para requerir en persona una cita médica. Algo que ha sido también misión imposible, invitándoles a acudir hasta las urgencias del centro de salud Santa Elena para que les atiendan.

En otros casos, al ir directamente en persona hasta el centro de salud correspondiente se les ha comunicado que su médico no está de servicio en esos días y, por este motivo, no se les puede facilitar una consulta con el facultativo que tienen asignado.

Una situación que no se ha trasladado aún hasta la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora. "Desconocíamos esta cuestión de que no estaban dando citas, nadie nos ha comunicado este problema", expone Jerónimo Cantuche, portavoz de la plataforma quien acusa a algún fallo técnico esta incidencia. "En un principio puede que haya algún problema con la aplicación porque no parece normal que la aplicación por mucho que tarde en dar citas no la dé. Hemos tenido veces, con una falta de médicos tremenda en algunos centros de salud, pero la aplicación te da cita aunque puede darte para dentro de 20 días", señala.

Un problema que tampoco reconocen desde la delegación territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora y apuntan a los datos que constan en el programa Medora, sistema con el con el que trabajan los sanitarios de Atención Primaria para pasar consulta, acceder a los historiales de los pacientes y para emitir recetas. "Las agendas de los profesionales médicos, de los cuatro centros de salud urbanos de Zamora, permanecen abiertas, atendiendo las consultas de forma presencial", declaran. No obstante, recuerdan que las guardias están localizadas en el centro de salud de Santa Elena al que pueden acudir los pacientes de lunes a viernes de 15.00 a 8.00 horas y durante todo el sábado y domingo hasta las 8.00 horas del lunes.

53 plazas de médicos de familia sin cubrir en la provincia

53 son las plazas de médicos de familia que faltan por cubrir en la provincia de Zamora. Este dato lo confirma el portavoz de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora, Jerónimo Cantuche. Una carencia de sanitarios que ya han denunciado en más de una ocasión. "Ahora mismo tenemos 53 plazas vacantes no cubiertas en la provincia de Zamora. De esas 53 plazas no cubiertas, 27 de ellas están cubiertas por técnicos de salud que están haciendo de médicos de familia", apunta.

Sin embargo, los datos son más acuciantes si se trasladan a la realidad diaria. "No podemos computar diariamente la incidencia que hay con los médicos que faltan realmente porque hay que sumarle a todo esto: los profesionales que salen de guardia, los que están de baja laboral o los que se cogen días de permiso u otras cuestiones de permisos", añade Cantuche.

Un déficit de los profesionales de salud que se agrava en estas fechas del año con el consiguiente aumento de dificultades para los usuarios que requieran una cita médica como para los facultativos operativos cuyas agendas se duplican o triplican con un mayor número de pacientes. "Realmente es lo que genera los problemas, sobre todo, ahora, a final de año. Los médicos cogen días que les pertenecen porque se les deben y los servicios quedan como quedan porque no hay médicos para cubrir las vacantes", pronuncia el portavoz de la plataforma en defensa de la sanidad pública en la provincia.

Ante esta tesitura, pocas soluciones quedan al alcance del ciudadano: armarse de paciencia a la hora de intentar conseguir una cita presencial con su médico de familia o si la situación lo apremia, acudir hasta las urgencias para que le atienda un profesional.