La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

La carpa que ha albergado los pasos de Semana Santa pasa a la historia

Únicamente queda el armazón metálico en la primera jornada de desmontaje de la instalación, vacía desde el pasado sábado por la tarde

Operarios levantan el suelo de la carpa. | | J. L. FERNÁNDEZ

La carpa que ha cobijado hasta el sábado el grueso de los pasos de la Pasión de Zamora, a fin de facilitar la salida de las procesiones, ha pasado a la historia.

Las labores de desmontaje de la instalación comenzaron a primera hora del lunes y han ido muy rápidas.

Los operarios comenzaron su tarea quitando la máquina de climatización, la moqueta de toda la superficie para luego proseguir con el suelo de madera de la parte derecha.

Tras ello retiraron las lonas laterales, procedieron al levantamiento de lo que restaba de madera y finalmente actuaron sobre el tejado, de tal forma que, a última hora de la tarde, únicamente restaba el armazón metálico y curiosamente la réplica del frontispicio de la portada de la Catedral, clonada a modo de puerta de la carpa con cierta controversia al reproducir dos veces un mismo tramo del primer templo diocesano.

La instalación a última hora de la tarde del lunes L. O. Z.

La estructura, previsiblemente, será desmontada a lo largo de la jornada del martes, tras ocupar la plaza de Claudio Moyano desde el pasado 13 de abril, una vez que la Junta pro Semana Santa de Zamora decidió instalarla en este punto del casco antiguo con el beneplácito municipal.

La carpa de 15 metros de ancho, 35 metros de largo y cinco metros de altura, dimensión que todavía puso en jaque a los cargadores de algún paso elevado, entre el montaje y desmontaje, alquiler, seguridad y demás detalles del funcionamiento ha rondado un coste de los 50.000 euros.

Compartir el artículo

stats