24 de febrero de 2020
24.02.2020

Ocho de cada diez pueblos zamoranos de La Raya, en riesgo severo de despoblación

La mayor parte de los ayuntamientos de Aliste, Sanabria, La Carballeda y Sayago tienen la mitad de habitantes que la media provincial | Los grandes núcleos y sus entornos maquillan los datos globales de un territorio cada vez menos habitado

23.02.2020 | 20:28
Tres vecinos vistos a través de una cortina en Badilla de Sayago.

El 85% de los municipios de las comarcas zamoranas que hacen frontera con Portugal tiene una densidad de población inferior a ocho habitantes por kilómetro cuadrado. Es decir, se sitúa por debajo del ratio que la Unión Europea considera como zona en riesgo severo de despoblación. Así, un altísimo porcentaje de los ayuntamientos de Aliste, Sanabria, La Carballeda y Sayago se ubica a la cabeza de la sangría demográfica que padece la provincia. Es aquí, al pie de Portugal, donde el escenario es más dramático y donde los pueblos languidecen a un ritmo mayor.

Aquí puedes consultar la lista de los pueblos zamoranos con menor densidad de la provincia.

No en vano, once de los quince municipios que hacen frontera directa con el país luso se encuentran en esta situación. Del conjunto de estas comarcas apenas se salvan los grandes ayuntamientos, aquellos en los que se mantienen los rescoldos de lo que un día fueron grandes referencias en sus zonas. Así ocurre con Puebla de Sanabria, Alcañices o Fermoselle, en una tendencia demográfica claramente descendente, pero lejos de niveles como los que muestra Porto, el municipio con menor densidad de población de la provincia con solo 0,82 habitantes por kilómetro cuadrado.

Esta información sobre densidad de población aparece reflejada en una herramienta web habilitada por el Consejo General de Economistas. Los datos municipales se combinan con los del conjunto de la provincia, que cuenta con una densidad de población de 16,3 habitantes por kilómetro cuadrado, muy por encima de los niveles de La Raya. El efecto de los grandes municipios y sus entornos, y la situación más desahogada que viven algunos puntos de la zona noreste maquillan unas cifras que, llevadas al detalle comarcal, permiten establecer ciertas diferencias.

Es decir, dentro de la compleja situación que atraviesa el conjunto de la provincia, la parte más cercana a Portugal encara el futuro con mayor incertidumbre. De hecho, si la cifra de municipios por debajo del ratio de ocho habitantes por kilómetro cuadrado en estas comarcas es del 85%, en el global de Zamora ese porcentaje se reduce al 53%.

Esa brecha también se percibe si se toma la cifra que la Unión Europea considera suficiente para hablar de riesgo de despoblación estándar, sin llegar a una situación severa. En este punto se ubican los territorios cuya densidad de población es inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. En las comarcas fronterizas, un 94% de los municipios está por debajo del ratio; en el conjunto de la provincia, tan solo un 75%.

Además, en líneas generales, es en estas zonas donde se detectan los casos más extremos. Más allá de Porto de Sanabria y sus 0,82 habitantes por kilómetro cuadrado, a continuación aparecen Espadañedo (1,42), Justel (1,57), Alfaraz de Sayago (1,78), Molezuelas de la Carballeda (1,85), Manzanal de los Infantes (2,17), Pedralba de la Pradería (2,21) o Figueruela de Arriba (2,22). Apenas Villar de Fallaves o San Martín de Valderaduey se cuelan entre los municipios con peores datos sin hallarse en esta franja fronteriza.

En cuanto a la existencia de otros casos llamativos, cabe destacar la situación de uno de los municipios con mayor solera de la provincia como Bermillo de Sayago, que apenas cuenta con 5,47 habitantes por kilómetro cuadrado en su término municipal. También es reseñable la realidad de Fariza (5,8), Fonfría (5,76), Tábara (6,76), Trabazos (9,36) o incluso Villalpando (11,97).

Por el otro lado, los ayuntamientos con mayor densidad de población son Zamora (414,17), Benavente (401,04), Morales del Vino (122,76), Moraleja del Vino (87,48), Roales del Pan (85,62) y Villaralbo (84,26). Así pues, los dos grandes núcleos y los pueblos del entorno de la capital que más han crecido en los últimos años se colocan a la cabeza de la provincia.

Vistos los números, es preciso matizar que la densidad de población no deja de ser un indicador más que ofrece pistas sobre la realidad de los territorio. En el caso de la provincia, lo que deja patente es la gravedad de la situación en las comarcas más cercanas a Portugal, que aspiran a que la reacción de las administraciones les permita salir a flote antes de que sea tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.