10 de marzo de 2019
10.03.2019

"No somos histéricas, somos históricas"

Las feministas entran en la historia de las movilizaciones más multitudinarias celebradas en Zamora en lo que va de siglo tras la manifestación del pasado viernes 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer

10.03.2019 | 13:42
Cabecera de la manifestación feminista de Zamora a su paso por Santa Clara el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.
La manifestación convocada en Zamora por el movimiento feminista el pasado viernes 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer volvió a escribir una nueva página en la historia de las movilizaciones más multitudinarias vividas en la ciudad. Más de 7.000 personas , la mayoría de ellas mujeres, se echaron a la calle para reclamar una vez más la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. En 2018, más de 3.000 zamoranos secundaron la manifestación del 8M y si bien desde la Asamblea Feminista se esperaba que este año la asistencia fuera "masiva", la afluencia desbordó las previsiones de organización. Tanto es así que la cabecera de la comitiva tuvo que detenerse unos minutos a la altura de la calle Santa Clara para no toparse con la cola de la manifestación, aún enfilando la calle Benavente. 


El éxito de la convocatoria se resumía en uno de los lemas coreados: "No somos histéricas, somos históricas". Echando la vista atrás, la marcha del 8M se cuela en el listado de las manifestaciones más numerosas como las convocadas en recuerdo de Miguel Ángel Blanco, en protesta de la guerra de Irak o en reclamación de un plan de choque. 

 
Tirando de hemeroteca, el miércoles 14 de noviembre de 2012 Zamora vivió la manifestación laboral más multitudinaria de la historia de la ciudad. Entre 14.000 y 15.000 personas según los sindicatos convocantes y unas 8.000 a juicio de las autoridades tomaron la ciudad para protestar contra las medidas de recorte anunciadas por el Gobierno popular de Mariano Rajoy. La marcha tomaba el relevo de la celebrada el 21 de marzo del año 2000, cuando 7.000 personas en el recuento inicial y más de 15.000 según los organizadores salieron a la calle para exigir el cumplimiento del Plan de Choque. 
 
En este sentido, cabe destacar la movilización ciudadana vivida apenas un año después, el 21 de febrero de 2001, precisamente para denunciar el incumplimiento de ese Plan de Choque. Conforme a la Policía fueron 20.000 y de acuerdo a los organizadores fueron 30.000 las personas que respondieron a la llamada de la manifestación, convocada bajo el lema "Por nuestra tierra, por nuestro futuro, por Zamora".

Las protestas más multitudinarias de Zamora

 
Pero sin duda, al margen del apartado de protestas laborales, el capítulo de sucesos centra las mayores manifestaciones de la historia de Zamora. El secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco a manos de la banda terrorista ETA a finales del segundo milenio conmovió a España entera. El 10 de julio de 1997 se producía el secuestro del concejal popular de Ermua, quien dos días más tarde fallecía como consecuencia de las heridas de bala que le provocaron dos disparos en la nuca. Esas 48 angustiosas horas mantuvieron en vilo también a los zamoranos. El viernes 11 de julio, miles de zamoranos se concentraron en la Plaza Mayor de la capital para exigir a ETA la "inmediata liberación del edil del municipio de Ermua, a quien los terroristas habían amenazado de muerte si el Gobierno no acercaba a los presos etarras a las cárceles del País Vasco, según recogía la información publicada en este diario.
 
Al día siguiente, cerca de 3.000 personas volvían a salir de sus casas para condenar la "tortura" que estaba sufriendo Miguel Ángel Blanco. Sin embargo, cuando se confirmó su asesinato, fueron 18.000 las personas que se manifestaron el lunes 14 de julio de 1997 en una marcha sin precedentes iniciada en La Marina como muestra de condena al crimen y en solidaridad con la familia. "La hostelería y el comercio secundaron de forma unánime el llamamiento realizado desde el Ayuntamiento y cerraron sus puertas (€) La Plaza Mayor estaba a rebosar y las riadas de gente llegaban aún a la Plaza de la Constitución", señalaba la crónica de aquel día. 
 
Con la entrada del nuevo siglo, el grito de "No a la guerra" fue entonado de forma unánime en la capital el 15 de febrero de 2003. Pese al frío, 10.000 zamoranos mostraron su rechazo al estallido bélico en Irak apoyado por el Gobierno español y abogaron por una salida pacífica al conflicto iniciado por Estados Unidos. 
 
Un año después, el terrorismo motivó la concentración más multitudinaria hasta la fecha. El 12 de marzo de 2004 más de 40.000 zamoranos "unidos frente al terror" ocuparon las principales calles del centro de la ciudad para condenar los atentados del 11M perpetrados por Al Qaeda en Madrid que causaron 193 muertos, una tragedia de la que mañana se cumplen quince años. Por ello, la efeméride será conmemorada con una concentración convocada por el Ayuntamiento de Zamora a instancias de la Federación Española de Municipios y Provincias en la Plaza Mayor a las once de la mañana.
 
La toma del Cuartel Viriato en mayo de 1990, las tractoradas de las organizaciones agrarias, las concentraciones de condena por el doble asesinato cometido por El Quintas o las manifestaciones por el cierre del tren Ruta de la Plata a mediados de los años ochenta son otras de las movilizaciones en la memoria reciente de la Zamora más combativa a las que ya se suma el movimiento feminista.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.