Las críticas de los usuarios habituales del ferrocarril, sobre todo trabajadores que residen en Zamora y se trasladan a diario o varias veces por semana a la capital de España arrecian ante la imposibilidad de contar con abonos que permitan coger el tren sin dejar buena parte del sueldo en el intento.

Los bonos AVE para usuarios recurrentes se eliminaron a finales del año pasado sin que aún estuvieran en marcha sus sustitutos, los Avant adaptados a trayectos del AVE como el de Zamora a Madrid, Medina del Campo, Segovia u Orense. La razón es que la declaración de obligación de servicio público para estos trayectos no se había publicado hasta el 23 de diciembre de 2022 y se contemplaba un plazo de un mes para su entrada en vigor. La causa por la cual se eliminaron los abonos anteriores sin que estuvieran vigentes los nuevos nunca ha sido aclarada, ni por parte de Renfe ni por parte del Ministerio de Transportes y Movilidad.

El caso es que no sólo se ha retrasado hasta el 23 de enero sino que cuando los usuarios han ido a sacar el abono se han encontrado con un nuevo aviso de Renfe que dice que se podrán sacar desde el 1 de febrero.

Y eso que la propia Renfe sacaba este lunes una nota informando de la gratuidad de los servicios Avant entre Ourense y A Coruña y entre Salamanca y Madrid que se prestan sobre la red de ancho convencional. “Para el resto de los servicios ferroviarios de Avant se prorroga el descuento del 50%. Este mismo descuento se aplica a otros trayectos de alta velocidad que han sido declarados Obligación de Servicio Público (OSP), cuyos abonos con descuento estarán disponibles para viajar desde el próximo 23 de enero y que funcionarán con las mismas condiciones que un Abono Avant”, decía.

El autobús también tiene subvención, pero sólo en algún trayecto

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) publicaba este lunes en la sede electrónica la Orden Ministerial que recoge el detalle de la metodología para distribuir las ayudas directas a las comunidades autónomas y entidades locales que rebajen al menos un 50% el precio de los abonos y títulos multiviaje de transporte público colectivo de su competencia en 2023.

El Gobierno aportará apoyo financiero de hasta el 30% a las comunidades autónomas y entidades locales que establezcan este descuento mínimo durante seis meses, debiendo financiar las comunidades autónomas y entidades locales, con cargo a sus propios presupuestos, el descuento de al menos el 20% en el precio de los abonos y títulos multiviaje, excluido el billete de ida y vuelta, tal y como se en el Real Decreto-ley 20/2022, de 27 de diciembre.

En el caso de Zamora los descuentos del 50% se están aplicando ya con los abonos del autobús urbano, mientras que en el transporte interurbano sólo está operativos en determinadas líneas, como la de Zamora a Salamanca o la de Zamora a Valladolid. Destinos como el que une Madrid y Zamora no tienen abonos y por tanto, tampoco descuentos, al contrario de lo que ocurre con Salamanca-Madrid.