Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Zamora tapona una grieta poblacional y gana habitantes por la emigración

La gran desproporción entre fallecimientos y nacimientos es lo que está lastrando ahora la recuperación demográfica en la provincia

Una actividad de los campaneros de Zamora contra la despoblación. Nico Rodríguez

Los indicadores demográficos permiten vislumbrar un rayo de esperanza en Zamora, porque pese a lo que comúnmente se cree no se va más gente de Zamora de la que viene a vivir a esta tierra, sino que los datos dicen todo lo contrario. Zamora ganó 1,28 habitantes por cada mil en el último año (2021), pero ganancia, al fin y al cabo, lo que supone taponar una de las vías de agua demográficas de Zamora.

El fenómeno, que se venía observando desde principios de siglo, se truncó a partir de la crisis de 2012, y no se volvió a recuperar hasta 2016 de forma modesta y a partir de 2018 con cuantías algo más elevadas, con un pico de 2,43 habitantes más por cada mil de saldo migratorio en 2019 que se trunca en el peor año de pandemia, 2020, y parece que quiere recuperarse en este 2021.

Zamora no solo gana emigrantes del extranjero sino que ha dejado de ser incluso exportadora neta de habitantes a otras provincias del país, ya que el saldo interprovincial fue positivo en 2021: ganó 0,43 habitantes por cada millar, en proporción más que Valladolid o Burgos. Salamanca, Madrid o Barcelona son provincias con saldo migratorio interior negativo, es decir, mandan más gente a otras provincias de las que atraen.

Con la esperanza de que esta vía de agua no sólo se haya taponado, sino que sea fuente de más alegrías, cuando se mira el otro casillero, el del saldo vegetativo, aparece la razón del verdadero problema de la despoblación en Zamora: mueren muchas más personas de las que nacen. Si por la vía de la emigración Zamora ganó 1,29 habitantes por cada millar, por el crecimiento vegetativo perdió 11,22, la cifra más alta de toda España, por delante de Orense, que está por debajo de 11.

Un bebé prematuro, en la incubadora. | L.O.Z.

Con estos dos parámetros Zamora decrece 9,55 habitantes por cada millar, la cuarta provincia peor del país, sólo por detrás de Zaragoza (18,09), Ceuta (11,88) y Melilla (9,55) y por delante de Palencia (menos 7,66 habitantes).

En las cifras del Instituto Nacional de Estadística, que es el organismo encargado de proporcionar todos estos datos, se halla una explicación muy clara para comprender lo que está sucediendo en Zamora: por cada mil personas que mueren sólo nacen 272. Es la cifra más baja de toda España. Zamora está peor que otros viejos conocidos en estas lides, como Orense (297 nacimientos por cada mil defunciones), Lugo (323), Asturias (357), Palencia (369), León (370), Ávila (418), Salamanca (439) o Soria (451).

Seis de las nueve provincias de Castilla y León sufren una auténtica sangría poblacional porque mueren muchas más personas de las que nacen, y Zamora se lleva la palma. Sólo hay que ver cómo Soria casi tiene el doble de nacimientos en relación a las personas que fallecen que en Zamora.

Natalidad por los suelos

Y es que la tasa de natalidad de Zamora está por los suelos, sólo nacen 4,20 niños por cada mil mujeres cada año (la cifra más baja de toda España). Orense, Asturias y Lugo son las otras por debajo de 5.

Y por contra en Zamora fallecen 15,36 personas de cada mil al año. Orense y Lugo están un pelín peor, con 15,44 y 15,45 muertos por mil habitantes al año. Y las tres son las únicas en España por encima de 15.

Las estadísticas demográficas aportan otros muchos datos curiosos. Por ejemplo, en 2021 nacieron en Zamora más niñas que niños un hecho poco frecuente, ya que llevábamos doce años consecutivos en que los varones eran mayoría entre los recién nacidos zamoranitos.

La masculinidad en el nacimiento no es únicamente cosa de Zamora, sino que se da en todas las provincias del país. De hecho, con los datos de 2021 sólo en Zamora, Salamanca y Cáceres nacieron más niños que niñas, mientras que en el resto del país sucedió lo contrario. Nadie conoce exactamente la razón de este fenómeno, pero parece ser un ajuste de la naturaleza para equilibrar la población de ambos sexos, ya que si es cierto que suelen nacer más niños que niñas también lo es que mueren más hombres que mujeres. En 2021 fallecieron casi 105 hombres por cada cien mujeres.

Esperanza de vida

Zamora es un buen sitio para nacer, debido a que la esperanza de vida en la provincia se encuentra entre las más altas del país. Para alguien que nazca hoy la esperanza de vida es de 84,11 años, la mayor del país si exceptuamos Álava (84,32 años), Madrid (84,03), Navarra (84,28) y Salamanca (84,74). Si se tiene en cuenta sólo la esperanza de vida de la mujer Zamora sube un puesto en la clasificación, ya que llega a los 87,02 años en la provincia frene a los 87,88 de Salamanca, los 87,14 de Madrid y los 87,66 de Burgos.

En el caso de los hombres la esperanza de vida es bastante más baja, y se sitúa en 81,43 años en Zamora. La esperanza de vida de Zamora es la octava entre las provincias del país, ya que es superior a Soria, Segovia, Salamanca, Navarra, Madrid, Burgos y Álava, líder nacional en este campo. El índice de envejecimiento (porcentaje de población mayor de 64 años sobre población menor que 16) es de 317 en Zamora el más alto de España. Sólo esta provincia y Orense están por encima de 300.

Sin embargo, en centenarios la líder es Soria, seguida de Orense y Teruel, mientras Zamora ocupa el lugar número 13.

Compartir el artículo

stats