Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Los túneles del queso de Fromago ya tienen ubicación definitiva

El inicio del montaje de la feria, a diez días para la inauguración, anuncia la llegada del evento

Varias personas mayores contemplan algunas de las carpas instaladas en la Marina. | Emilio Fraile

El montaje de Fromago, la feria internacional del queso que comenzará el próximo día 15 en Zamora, ya ha arrancado. Desde este lunes, los operarios trabajan para instalar las carpas principales de la muestra, que se ubicarán en entornos amplios como las plazas de la Marina, Castilla y León, Constitución, Viriato o la Catedral, además de la Plaza Mayor.

Los operarios trabajan en el montaje. | Emilio Fraile

La organización ha previsto concentrar el grueso de la feria en esas zonas, aunque también habrá puestos en lugares como la plaza de Zorrilla o la rúa. Por allí se ubicarán los 300 expositores que participarán en la muestra hasta el 18 de septiembre, con un horario ininterrumpido de 11.00 a 21.00 horas.

Los detalles del montaje

Los responsables de la feria, liderados por la Diputación de Zamora, han tenido en cuenta determinadas circunstancias para proceder al montaje. Por ejemplo, dejarán libres todas las entradas a los comercios y a las viviendas para evitar posibles penalizaciones a los negocios y respetar el tránsito de los ciudadanos.

De este modo, la actividad principal se concentrará en las plazas que se encuentran en el recorrido de dos kilómetros que une la Marina con la Catedral. Precisamente, en este último punto, se ubicará uno de los dos túneles del queso que habrá en Fromago. Será el de los productos internacionales, habida cuenta de que los puestos de los expositores extranjeros se concentran en esta parte final del espacio expositivo en las calles.

Según explicó el director de Ifeza, Raúl Macías, en este túnel, los ciudadanos podrán probar algunas variedades de queso internacional, a elegir entre unas cien clases de los productos de mayor calidad. Los interesados deberán abonar para ello una pequeña entrada de cinco euros. Ese mismo sistema se utilizará en el túnel de los quesos nacionales, que estará situado en la zona de Viriato.

Ifeza, como centro logístico

Con todo esto bien perfilado y con el montaje en marcha, la confianza de la organización está puesta en que el trabajo acumulado durante los últimos meses facilite la puesta en funcionamiento de una feria exitosa, en la que Ifeza ejercerá como centro logístico para almacenar los productos.

Los propios responsables del evento se encargarán de la distribución diaria de los bienes de cada participante, en aras de evitar complicaciones en el marco de una feria en la que se espera la presencia de más de mil variedades de quesos procedentes de diferentes puntos de España y del mundo.

Compartir el artículo

stats