Los estragos de los incendios de este verano en la provincia de Zamora se alargarán más allá de los meses estivales, puesto que se prevé una reducción drástica del turismo que cada otoño atrae espectáculos como la berrea o la buena mesa con las delicias micológicas de la zona. “Ha sido un desastre medioambiental y turístico que afectará a la provincia durante muchos años”, lamentó el diputado del área, Jesús María Prada. “Nunca un incendio es positivo. Y menos para el turismo”, remarcó.

En este sentido, aunque el diputado señaló que durante estas últimas semanas, algunos empresarios del sector en esta parte de la provincia han sentido la solidaridad de las personas “llamando para interesarse y reservar habitaciones para visitar la zona”, otros muchos han sufrido las consecuencias de las cancelaciones por los incendios “y reclamando alguna actuación”. Por ello, desde la institución provincial se anunció que el Patronato de Turismo “potenciará” las zonas afectadas el próximo año.

Compromiso de la Junta

Prada también apeló “al compromiso de la Junta de Castilla y León de compensar a los alojamientos de turismo rural y a las empresas de turismo activo las pérdidas que en comparación con los años anteriores vayan a sufrir, porque hay que compensarles”, recordó, al tiempo que abría una ventana a la esperanza señalando que “ciertos recursos que ahora no existen se van a regenerar de cara a la primavera y el próximo verano por toda la Sierra de la Culebra”, confió. “Pero ahora mismo toca apoyar de manera decidida a las empresas turísticas”, añadió.

Un joven, arrodillado ante el desolador panorama provocado por el incendio en Sierra de la Culebra, Zamora.

En esta misión de apoyo está inmersa la Asociación Zamorana de Guías de Turismo, que ayer presentó una original iniciativa para recaudar fondos, que irán destinados en su totalidad a la cuenta que Caja Rural ha abierto para los damnificados por el fuego de este verano en la provincia (ES6530859026622624772121).

El Medievo y el Modernismo

Se trata de cuatro visitas guiadas solidarias en la capital con dos temáticas: el Cerco de Zamora y el modernismo. Así, las programadas para los días 23 de agosto y 5 de septiembre se centrarán en la historia de la ciudad, mientras que las del 25 de agosto y 7 de septiembre versarán sobre arquitectura.

En ambos casos, las salidas se harán desde la Plaza Mayor, a las 19.00 hora, con una duración de una hora y media. Los interesados pueden inscribirse a través del teléfono 686.639.551 o escribiendo un correo electrónico a la dirección guiaszamora@gmail.com. “El donativo mínimo será de cinco euros, pero cada uno puede aportar la cantidad que desee”, animó la presidenta de la asociación de guías de turismo de Zamora, Cristina García.

Edificio en la Plaza de Sagasta, claro ejemplo del Modernismo.

Edificio en la Plaza de Sagasta, claro ejemplo del Modernismo. Sergio Campano.

Además, también existe la posibilidad de apuntarse a una fila cero, es decir, ayudar a aumentar esta recaudación aunque no se tenga posibilidad de disfrutar de ninguna de las cuatro visitas guiadas solidarias que se proponen.

Brotes verdes

“A pesar de todo lo que ha ocurrido, se empiezan a ver pequeños brotes verdes en las zonas calcinadas, así que nuestro apoyo se une para intentar pasar este momento, recomendando además a los turistas que llegan a la capital visitar otros lugares de la provincia y, por supuesto, comprar productos de la tierra”, afirmó la presidenta de la agrupación.

El diputado de Turismo, Jesús María Prada, agradeció finalmente la “sensibilidad” de las guías de Zamora con la situación por la que atraviesa la provincia tras los incendios, que se suma así a otras acciones por parte del mundo deportivo o cultura con el mismo objetivo de ayuda.

Familias extremeñas y andaluzas llenan las calles de la ciudad en este mes de agosto

Tras un mes de julio “irregular”, agosto se está descubriendo como una de las mejores temporadas del año para Zamora en materia turística. Así lo destacó Chiara Sportoletti, miembro de la Asociación Zamorana de Guías de Turismo, quien explicó que la destacable afluencia de visitantes no solo se está notando en la capital, sino también en localidades como Toro, Benavente, Puebla de Sanabria, Villalpando o Fermoselle.

Un grupo de turistas atiende a un guía de un "free tour" en la Plaza Mayor ANA BURRIEZA

“Agosto es un punto de inflexión”, calificó la guía, quien valoró la buena temporada para su gremio, a pesar de la “competencia desleal” que se realiza desde las propuestas de “free tour” de empresas que acaban de aterrizar en la ciudad este año. Entre las visitas extranjeras, destacan los peregrinos, pero el peso en Zamora lo lleva el turismo familiar “y los jubilados entre semana, que son quienes tienen menos problema de horarios”, justificó.

Además, respecto a la procedencia de los turistas, Extremadura y Andalucía son las comunidades que más se acercan a Zamora. “Para algo tiene que servir que pertenezcamos a la Ruta de la Plata. Aunque es cierto que la provincia no es un destino final, sí que hacen parada antes de continuar hacia ciudades del norte”, explicó.