Kiosko

La Opinión de Zamora

Los plazos para la A-11 avanzan con el horizonte al final de la legislatura

La provincia confía en estrenar próximamente otra autovía, siete años después de la inauguración de la Zamora - Benavente

Catas realizadas en el tránsito hacia Portugal. | L. O. Z.

Los trabajos previos a la construcción de los tramos de la A-11 entre Zamora capital y la frontera con Portugal avanzan en silencio. Así lo afirman, al menos, las fuentes de la Subdelegación del Gobierno consultadas por este medio. El Ejecutivo mantiene el compromiso de actuar para hacer realidad esta nueva infraestructura y mejorar la conexión con el país vecino a través de la comarca de Aliste.

De este modo, la provincia confía en estrenar próximamente una nueva autovía, en el día en el que se cumplen siete años de la inauguración del tramo de la Vía de la Plata que conecta desde entonces Zamora y Benavente. Esa infraestructura abrió al tráfico el 11 de mayo de 2015, tras más de dos décadas de reclamaciones, quejas, reivindicaciones y viajes que se eternizaban para recorrer los kilómetros que separan los dos principales núcleos del territorio.

Décadas con la voz alzada

En el caso de la autovía hasta Portugal, los afectados llevan, como mínimo, el mismo tiempo con la voz alzada para demandar que la conexión se ejecute cuanto antes. Esa exigencia recibe el respaldo de dos argumentos muy fuertes: el primero, la necesidad de cumplir los compromisos adquiridos con el país vecino y vertebrar, de paso, una de las zonas más deprimidas de la frontera; el segundo, la pertinencia de desahogar gran parte del tráfico que circula por una de las vías con mayor siniestralidad de todo el entorno.

Por lo pronto, las fuentes consultadas señalan que ya se han concluido las catas que se realizaron en su momento para poder avanzar con el proyecto. La idea del Ejecutivo es cumplir con los objetivos marcados para que las obras puedan comenzar a principios del próximo año, o incluso a finales de este, si todo va muy rodado. En todo caso, la expectativa es que se hayan puesto en marcha ya antes de que concluya una legislatura que acabará, si nada se tuerce, en diciembre del año 2023.

Ya en febrero, durante la entrevista concedida a este medio en el marco de la campaña electoral de Castilla y León, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, confirmó que la idea era licitar e iniciar las obras de cara al próximo año. “Ese es el primer plazo cierto que podemos dar: durante el próximo año, licitaremos e iniciaremos las obras de estos tramos tan importantes en ese eje y en la autovía del Duero”, afirmó la responsable del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

“Pero no lo hacemos porque aprieten o dejen de apretar los portugueses. Nosotros lo hacemos por el interés de los castellano y leoneses, de los zamoranos. Eso es lo que nos mueve y nos impulsa. Conocemos la importancia de ese eje vertebrador con el país vecino”, remachó la ministra.

Compartir el artículo

stats