Kiosko

La Opinión de Zamora

Planes en Zamora
Beatriz Barrio Arquitecta autora de una guía didáctica del Románico de Zamora

“Los zamoranos desconocemos la riqueza que tenemos cerca de nosotros”

“La educación patrimonial debe de inculcarse en los colegios y en las familias porque lo que no interesa, no se ama ni se conserva”

La divulgadora de patrimonio, la zamorana Beatriz Barrio. | Cedida

La zamorana Beatriz Barrio Rodríguez es arquitecta, con un master en Gestión del Patrimonio Cultural, y se dedica a la educación patrimonial, el turismo y la divulgación del patrimonio. Es la autora del libro "Zamora. Todo lo que necesitas saber para entender la capital del románico (y mucho más)".

Pregunta: ¿Cómo surge la idea de hacer una guía divulgativa del Románico de Zamora?

Respuesta: Yo llevo trabajando para Zamora bastante tiempo. He hecho el folleto de “Zamora desde 1072” que editó el Ayuntamiento de Zamora, a través de Turismo. He trabajado en “No pintan nada”, el proyecto de educación patrimonial en el casco histórico con el apoyo de la Fundación Caja Rural y Cultura, del Ayuntamiento de Zamora. Cuento con una trayectoria de divulgación del patrimonio de Zamora desde 2017. Además, de manera paralela, me animé a divulgar a través de las redes sociales.

–¿Por qué?

–Porque es una forma muy fácil de divulgar a la gente a través de vídeos cortos mostrando patrimonio en ruinas o bien elementos bastante desconocidos. Este trabajo ha tenido mucha aceptación. Yo subía el trabajo final y no el “ante las cámaras”. Empecé un buen día, un poco a la bobada, mostrando cómo llego al lugar y también hasta cómo me equivoco, lo que genera mucha interacción. A raíz de mi presencia en las redes, desde la editorial Semuret contactaron conmigo. Les gustaba cómo divulgo el patrimonio en Instragram y cómo cuento la arquitectura que, a veces, cuesta mucho llegar a la gente, pues no todo el mundo entiende lo que es una planta de una iglesia ni el urbanismo, y me propusieron hacer una guía centrada en el Románico.

–¿Se lo pensó?

–No hizo falta. Me lo propuso un agosto y automáticamente me puse a ello porque es una manera muy buena de dar a conocer el patrimonio. He tenido total libertad y le he dado la forma que he querido. La he hecho pensado tanto en turistas como en los zamoranos y zamoranas. Hay cuestiones en la que me meto muy a fondo, que quizá vayan a interesar más a las personas de Zamora, y otras que son más superficiales, que la gente de aquí conocen, pero los turistas, no.

Beatriz Barrio Cedida

–Ha apostado por un diseño muy atractivo.

–Divulgar es traducir. Quienes no se dedican a asuntos de patrimonio piensan que es algo inaccesible. La divulgación es acercar el patrimonio a la gente y con la guía lo he intentado. Tenía claro que tenía que ser un trabajo que entrara por los ojos. El patrimonio normalmente no se vende bien a veces y lo enrevesamos mucho. Si tú haces algo que es sencillo y claro, que va en la línea de cómo dibujo y maqueto, llama más atención que si se utilizas un color plano, fotografías muy típicas y un vocabulario complicado. Si recurres a todo tipo de elementos captas la atención del lector.

La divulgación es acercar el patrimonio a la gente y con la guía lo he intentado

decoration

–¿Qué fotografías ha elegido?

–Son todas mías, bien de mi archivo de hace años o que las he ido ahora para sacar para la guía. En el caso de las iglesias he intentado que salieran enteras para que tú cuando vayas a verla, identifiques todos los elementos. Por ejemplo, en la iglesia de San Leonardo hay imágenes para explicar qué es el ábside o de dónde nace la torre, que es supercomplicado de ver a simple vista. Algunas imágenes no son muy atractivas, pero ayudan a entender un poco más elementos en los que no te puedes fijar.

–Y es una guía del siglo XXI con la inclusión de numerosos códigos QR.

–Mi idea es que sea completamente interactiva. Todos los códigos QR están alojados en mi página web que voy modificando. Seguramente de aquí a un tiempo aparezcan nuevas investigaciones que hagan cambiar algunas cosas o aparezca patrimonio desconocido que tiene que irse actualizándose y en una guía en papel no se puede añadir, pero de esta manera sí. Además, los mapas los puedes descargar en tu móvil y consultarlos cuando lo necesites.

La guía es en papel, pero mi idea es que sea completamente interactiva

decoration

–Propone tres rutas de conocimiento de Zamora, un nivel básico, medio y también avanzado.

–Realmente las propongo porque desconozco cuánto tiempo permanece en la ciudad el visitante que acude a Zamora. También creo que es una forma de retar tanto al turista como al zamorano a que siga descubriendo la ciudad. Entre mis propuestas figuran el visitar las cinco aceñas, que es algo complicadísimo pese a que están señalizadas desde hace un tiempo por parte del Ayuntamiento de Zamora. También propongo recorrer todas las iglesias románicas, que son más de una veintena. Reconozco que no es muy fácil, pero creo que con el libro en mano puede ser más ameno.

–¿De ahí el formato pequeño del volumen?

–Sí. Está pensado para leerlo cuando estés la calle. Para que lo utilices cuando vayas por la ciudad descubriendo los monumentos, girando alrededor de la iglesia... Lo puedes leer en tu casa, pero lo interesante es realizar la visita con él descubriendo todos los detalles para captar la esencia del lugar.

–Habla con verdadera pasión del patrimonio.

–Desde luego. Me encanta enseñar (risas).

–Transmitir el conocimiento de manera amena y didáctica, desde su punto de vista ¿resulta lo más complicado?

–Sin duda es lo más complicado, pero como me gusta tanto... Creo que a la gente le tiene que despertar todo aquello que me despierta a mí. El patrimonio y la arquitectura son sensaciones. El patrimonio es lo es porque nosotros le otorgamos un valor. Me gusta que el valor que yo le otorgo, lo pueda descubrir el lector e incluso transmitir otros valores.

–¿Los zamoranos somos conscientes de la riqueza que tenemos a nuestro alrededor?

–No, para nada. Cero, yo me incluyo también en ello muchas veces. Tras la pandemia y los últimos meses que he vivido nuevamente en la ciudad he descubierto rincones y cosas maravillosas en la provincia que ni siquiera sabía que existían.

–¿Por qué tenemos ese desconocimiento?

–Realmente no sé si es porque no nos han educado desde un principio en ello. En el colegio no nos han inculcado el valor de nuestro patrimonio. Yo tengo muy presente el caso de Canarias, donde en sus centros estudian la historia del lugar o bien la historia de la comunidad. En Zamora, al menos en mi época, cojeaba. Si tú no conoces el patrimonio desde edad temprana no te vas a interesar, no lo vas a amar y no lo vas a conservar. La base está en los colegios y en las propias familias.

–La iglesia de San Esteban es uno de los focos constantes de pintadas. ¿Qué opina?

–También la muralla que está llena de esvásticas o el mirador de San Cipriano, en recientes fechas. La semana pasada he estado en Jaén presentado el proyecto de “No pintan nada”, donde mostré las pintadas que han llevado a cabo en estos lugares y la gente no entendía absolutamente nada.

La falta de educación patrimonial hace que no exista un vínculo con el patrimonio

decoration

–Esas barrabasadas responden a...

–A una falta de educación patrimonial. Cundo estuve haciendo el programa de “No pintan nada” y les ponía fotografías de la muralla me decían que es un conjunto de piedras. No lo identificaban con la muralla. Si la gente no tiene un vínculo con ese patrimonio, ni saben lo que es, es como si fuera muro más. Da igual dónde pintar. Necesitan un espacio de expresión y en vez de pintar en una medianera, pintan en la muralla. Si no se educa en esos vínculos....

–Su libro ¿puede ayudar a generarlos?

–Realmente está hecho con un lenguaje sencillo y asequible para que se pueda entender. Otra cosa es que por inercia propia lo vayan a leer los jóvenes.

–¿Va a presentar el libro en Zamora?

–Sí, en próximas fechas.

–¿Baraja una segunda parte de la guía?

–Por el momento quiero disfrutar de esta primera. Sigo trabajando en un grupo de acción local en la provincia de Salamanca. También estoy en la Asociación Hispania Nostra y sigo con mi divulgación por Instragram, que ahora tengo un poco más parada.

Compartir el artículo

stats