15 de noviembre de 2019
15.11.2019

Estos son los lugares más peligrosos para tatuarse

Es importante conocer cuáles son los riesgos que conlleva la tinta en ciertas áreas del cuerpo

15.11.2019 | 09:10
Estos son los peligros de tatuarse en ciertas zonas del cuerpo

El 'boom' de los tatuajes tuvo lugar a finales de los años 90. Lo que hasta entonces se veía con malos ojos, se convirtió en una auténtica revolución de la tinta en la piel. La democratización del 'tatoo' ha hecho que la gente explore en diferentes partes de su cuerpo esta técnica, en busca de la originalidad o la exclusividad.

Sin embargo, hay zonas en las que es muy peligroso tatuarse porque pueden originar graves problemas de salud. Por ello, es importante conocer cuáles son los riesgos que conlleva la tinta en ciertas áreas del cuerpo.

Globos oculares

La vista es uno de nuestros principales sentidos, la que nos ofrece una referencia del mundo y tatuarse los globos oculares, no es buena idea. Entre los graves problemas de salud que puede ocasionar están las infecciones, los daños parciales o permanentes en los ojos, la falta de lubricación... También se pueden producir irritaciones, inflamaciones, transmisión de enfermedades... Pero, sin duda, la peor de las consecuencias es la ceguera.



Lunares

Se deben evitar los tatuajes en las zonas de lunares, o encima de ellos, porque la tinta del tatuaje impide ver si estos son normales o no, o indicativos de que puede haber melanoma. Así lo explica en una entrevista con Infosalus, la doctora Natalia Jiménez Gómez, del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.



Lumbar

Por otro lado, la dermatóloga sostiene que existe cierto temor con los tatuajes situados en la zona lumbar, donde se coloca la epidural, porque una punción sobre una zona tatuada puede desplazar hacia el interior partículas de pigmento y éstas podrían llegar a la medula espinal.



Eso sí, la experta destaca que existe un modo de que esto suceda, y es evitando la punción directa, haciendo una incisión con el bisturí muy pequeña, lo que hará que se salte la zona de la tinta, de forma que se impedirá que las partículas de la tinta pasen a la médula.

Boca

Uno de los lugares de moda para tatuarse es en el interior de la boca, como lo lleva Miley Cyrus. ¿Por qué es una mala idea? Porque al tratarse de una zona que siempre está húmeda y en contacto con los dientes, con la comida y la bebida, es muy fácil que se infecte.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Via @sweety_sharleen - Yeah baby @jipix_ovoxo ???? #Regrann

Una publicación compartida por Lip Tattoo (@tattoo.lip) el


Zonas dolorosas

Ciertas partes del cuerpo son muy dolorosas a la hora de tatuar y su recuperación suele ser muy angustiosa: genitales, cráneo, costillas... Pensar bien dónde situar el tatuaje nos puede ahorrar mucho sufrimiento.


Los cuidados después de realizarse un tatuaje son muy importantes

El año pasado saltaron las alarmas ante los tatuajes y cómo estos podían llegar a perjudicar la salud, advirtiendo de los riesgos que generan en el sistema inmunológico. No obstante, desde la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) llamaron a la calma.

"Es bien conocido que, en el instante de realizarse un tatuaje, buena parte de la tinta alojada en la dermis inicia de forma natural un largo y complejo viaje, en ocasiones de varios años de duración, a bordo de los macrófagos y con destino a los ganglios y otros órganos del sistema linfático", precisa.

"Sin embargo, hasta el momento no existen evidencias de que la presencia de estos pigmentos en los ganglios linfáticos ocasione algún tipo de patología, a pesar de las altas concentraciones de hidrocarburos policíclicos aromático (PHA) allí encontrados", remarca la AEDV.

Sobre la posibilidad de que los tatuajes puedan desarrollar un mayor riesgo de cáncer, subrayan que las tintas negras son " potencialmente cancerígenas" por su alto contenido en hidrocarburos aromáticos, pero añade que "no hay ningún dato que demuestre que ello genere más casos de cáncer o problemas de salud en la vida real".

Por otro lado, señala que los cuidados después de realizarse un tatuaje también son muy importantes porque estos pueden implicar infecciones superficiales en la piel como los impétigos. Después sostiene que se encontrarían las dificultades propias de cada individuo, como el ser alérgico a la tinta del tatuaje, que tiene lugar generalmente en aquellos tatuajes fundamentalmente de color rojo, o simplemente a un color determinado.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Una puerta abierta a la esperanza

cecilia vegaFirma BeContent

Alejandro participa en un ensayo clínico pero, ¿sabes en qué consiste exactamente?, ¿qué piensan los pacientes? Descubre cómo se vive en primera persona