30 de junio de 2017
30.06.2017

Consejos para proteger tu pelo en verano

¿Tu cabello se seca? ¿Pierde brillo? Aquí te damos algunos tips para mantener tu pelo fuerte y sedoso

03.07.2017 | 13:29
El pelo tiende debilitarse y perder brillo en verano.

El cabello es una parte de nuestro cuerpo que sufre ante las altas temperaturas y las muchas actividades que planeamos para el verano: piscinas, playas, ríos, humedad, calor sin protección. Al igual que para la piel, el verano puede ser su gran enemigo si no tomamos una serie de medidas.

En esta época del año, la salud capilar se resiente. El cabello se reseca, se debilita, pierde brillo y acaba disminuyendo su volumen. Por ello, te damos unas claves para se sepas como cuidar el pelo en verano y mantenerlo en buen estado: 

  • El primer paso para lucir un cabello sano durante el verano es mantenerlo hidratado. Sustituye el acondicionador por las mascarillas con mayor efecto suavizante productos más amables y a poder ser naturales, como las cremas para peinar.
  • Otra cosa a tener en cuenta es la higiene del cabello. En verano sudamos más por el cuero cabelludo y por eso el cabello se ensucia antes. Resulta conveniente lavarlo a diario, incluso más de una vez al día en el caso de los hombres, y al hacerlo es recomendable efectuar un masaje activo de 15 minutos.
  • Intenta no teñir tu cabello, al menos durante el verano. Tampoco lo hagas justo antes de unas vacaciones en las que sabes que estarás expuesta a la playa, la piscina o el sol. Lo mejor para esta época son los productos sin amoniaco ya que son menos agresivos con tu pelo y así evitarás que se reseque.
  • Por otra parte, para cuidar el pelo en verano no te excedas con el secador, las planchas o las tenazas. El cabello es muy sensible y las altas temperaturas conllevarían a que el pelo pierda su brillo. Es mejor que el pelo se seque al aire libre, pero eso sí, evita irte a la cama con el pelo húmedo pues lo pudre.
  • Es preferible dejar el pelo suelto, peinado hacia atrás, sin marcar la raya, para evitar quemarnos el cuero cabelludo. En caso de que sea necesario recogerlo, no utilices gomas o pinzas con accesorios metálicos pues el óxido, al estar en permanente contacto con el sol o el salitre, podría irritar el cuero cabelludo.
  • Una forma simple y efectiva de minimizar los daños causados por el agua salada o el cloro de la piscina es haciendo uso de las duchas que hay. Moja tu pelo con agua corriente para eliminar el exceso de sal y cloro, impidiendo que la misma se seque tras todo un día expuesta al sol. Además, al igual que proteges tus ojos con las gafas de sol, haz lo mismo con tu cabello cubriéndolo con un gorro.
  • Por último, lleva una dieta rica y equilibrada, aumentando el consumo de carnes y pescados, ricos en zinc, y de frutas y verduras. Recuerda, somos lo que comemos, por eso la base de un cuerpo sano y de un cabello brillante y sedoso es la buena alimentación.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook