Kiosko

La Opinión de Zamora

Feliz como un friki

Revolution Freak hace las delicias de los aficionados a cómics, videojuegos y series de culto en su III edición en Ifeza

Tres jóvenes, customizados de sus personajes favoritos. EMILIO FRAILE

“Esto es diversión y al final una forma de vida. Porque toda esta gente lo vive día a día, son asiduos de los cómics, videojuegos, del manga, del anime y ahora se engloba Youtube, de las redes sociales, es un poco todo”.

Feliz como un friki

Estefanía Florez, presidenta de la Asociación Lions Freak, atendía a LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA bien escoltada por Wonder Woman y Asika, de Evangelio en la Revolution Freak celebrada este fin de semana en Ifeza. “Venimos de León. Somos una asociación sin ánimo de lucro que nos dedicamos exclusivamente a la organización de eventos. Un friki es un coleccionista, un fanático de cualquier cosa. Frikis somos todos, porque siempre hay algo que te gusta, lo sigues, tienes todo de una serie, una película, las motos, los coches, cualquier cosa”.

Feliz como un friki

Dentro de los frikis hay familias numerosas, como los seguidores de la Guerra de las Galaxias, los Pokemon, el Manga, Harry Potter, Juego de Tronos, El Señor de los Anillos “todas estas trilogías”. Además la globalización ha traído hasta nuestros lares otras formas de divertirse, como el K Pop, o por coreano, una suerte de coreografía de baile exótica que está de moda: “Los bailes coreanos es lo que más gusta entre los jóvenes”.

Feliz como un friki

Se oficiaron en Zamora bodas frikis, en un escenario decorado con un cenador de gasa, con megafonía del Padre nuestro versión rap y el “reverendo” Kengi Wolfkman que recibía, una a una, a las parejas tras pasar por el pasillo de espadas láser. Las parejas tenían que responder a las preguntas del cuestionario friki antes de conseguir la bendición y quedar casados en una ceremonia que se completaba con el corte de la tarta, aditamento fundamental de cualquier enlace. “Ahora mismo las bodas temáticas están muy de moda. La gente hace muchas bodas temáticas de Juego de Tronos o de Harry Potter, que son las más famosas”, explicaba Estefanía.

Feliz como un friki

La inspiración friki hunde sus raíces en la globalización más que en los localismos, aunque, dice Flórez, en Castilla y León “frikis hay muchos. Hay mucho fanático de toda esta cultura” que suele ir, además, de feria en feria, cuando se programan eventos para ellos. “Vamos todos a Valladolid, vamos todos a León o venimos todos a Zamora” en el caso de Revolution Freak que llegaba a su tercera edición en la capital, aunque las dos anteriores se hicieron en un recinto más pequeño, el Teatro Ramos Carrión y este año ha dado el salto a Ifeza.

VÍDEO | Todo lo que se cuece en la feria friki de Zamora

VÍDEO | Todo lo que se cuece en la feria friki de Zamora C. G.

“El Teatro se nos quedaba pequeño para albergar 40 stands de artesanos, ilustradores, puestos comerciales, de comida japonesa, dulces, de todo un poco. Esto es para venir, pasar el día entero, ver todos los puestos, disfrutar de los conciertos, el trivial de preguntas frikis, torneos, conferencias de Youtube, de cómo comenzar el mundillo y concurso de Cosplay, que es lo más famoso en este tipo de eventos: el concurso consiste en que la gente se disfraza de sus personajes favoritos de las series, dibujos, los vídeo juegos, se hacen ellos mismos el traje completo, se customizan con el maquillaje para parecerse lo más posible al personaje. Hay algunos que hacen pasarela, solo desfilan, mientras otros recrean una escena de la serie o de la película de lo que vengan vestidos, y el que mejor lo haga se lleva el premio”.

Está tan de moda el asunto que para Estefanía es ya una profesión. “Ahora mismo me dedico a esto. Soy cien por cien organizadora de eventos con la Asociación Lions Freak, de la que soy presidenta y nos movemos por toda España”. En Zamora, de momento, no hay asociación friki. Todo se andará.

Compartir el artículo

stats