Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

José Manuel del Barrio

Siete días y un deseo

José Manuel del Barrio

Razones para quedarse

El director general de Caja Rural repartía estopa en varias direcciones

Cipriano García JOSE LUIS FERNANDEZ

El viernes por la noche me puse a escribir una retahíla de razones para quedarse en esta provincia y, cuando estaba a punto de alcanzar el número 49, apagué el ordenador para seguir al día siguiente. Cuando despuntaba el alba, abrí de nuevo el documento y rellené unas cuantas líneas más hasta completar 101 razones. Y en ese momento, cuando estaba saboreando lo escrito, me desperté de lo que había sido un mal sueño. Imagino que ahora mismo estarán dudando de mis palabras y que incluso pensarán: “Hoy tocaba rellenar la columna dominical con algo de poca monta”. Si piensan de esa guisa, se equivocaban, aunque están en su derecho de imaginar lo que les plazca. ¡Faltaría más! Pero lo escrito más arriba es tan cierto como que Halloween se celebra la noche del 31 de octubre. Pues bien, aunque no sea experto en estas cosas, estoy convencido de que lo soñado estaba relacionado con la tercera edición del foro “Razones para quedarse”, evento que lanzó este periódico en 2020 y que se ha convertido en una cita obligada para hablar, debatir y, en muchas ocasiones, sacar los colores a unos y otros.

Lo más relevante era el mensaje sobre la necesidad de seguir trabajando juntos, con proyectos claros y estratégicos, poniendo los intereses colectivos y generales por encima de los intereses particulares. Y nombró el ejemplo de la plataforma Zamora 10

decoration

Por estos foros han pasado ministras, secretarios de estado, consejeros, directores generales, gerentes de las empresas más variopintas, profesionales y técnicos de servicios públicos, representantes de asociaciones y personas con historias de vida que compartir. En resumen, personas de condiciones y pelajes muy diversos. Y el viernes por la mañana se volvió a reproducir el esquema, en este caso para hablar de fiscalidad y despoblación en un reciento que cada día me gusta más: el salón de actos del seminario San Atilano. Cuando llegué al evento ya se había iniciado la inauguración y quien estaba en el estrado era Cipriano García, con el discurso clásico, poniendo los puntos sobre las íes y llamando al pan, pan y al vino, vino. Desde mi asiento, imaginé qué estarían pensando las autoridades que se sentaban en las primeras filas, porque el director general de Caja Rural repartía estopa en varias direcciones. No obstante, lo más relevante era el mensaje sobre la necesidad de seguir trabajando juntos, con proyectos claros y estratégicos, poniendo los intereses colectivos y generales por encima de los intereses particulares. Y nombró el ejemplo de la plataforma Zamora 10, cuyo nacimiento tantas alegrías provocó en tantos sectores y colectivos sociales y que, sin embargo, como ha solido pasar en otras ocasiones en estas tierras, se ha desinflado en parte por la retirada de una de las patas más relevantes del tejido económico y social de esta provincia. Tremendo error que, como he confesado en privado y ahora manifiesto públicamente, pagaremos todos.

Bueno, el caso es que lo que vino después, tras la intervención del presidente de la Diputación, fue una mesa redonda muy productiva, especialmente por lo que aprendí de fiscalidad diferenciada, un concepto de moda que debe ser explicado y entendido del modo más correcto posible, sobre todo para no dar pábulo a quienes gustan tanto de hablar por hablar sobre lo que desconocen. Por eso, si tienen algo de tiempo, empleen algunos minutos en conocer una de las herramientas (junto a otras) para impulsar el desarrollo en zonas como la nuestra. Y luego, como siempre, seguimos hablando.

Compartir el artículo

stats