Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Manuel Sevillano

La dignidad de lo vacío

¿Una comunidad que se despuebla es una comunidad inclusiva?

He vuelto al Jazzville, un bar al que solía ir antes de la pandemia a leer la prensa en papel, ¡ay!, y escuchar música en directo. He vuelto, ya digo, y me ha dado por pensar y preguntarme cosas. Leo que la provincia de Zamora tenía en 1950 según datos del INE 316.493 habitantes y en 2021 168.725 y lo mezclo con un artículo de Soledad Gallego-Díaz en El País donde cita a la abogada Sherrilyn Ifill, profesora de Derecho y directora del Fondo de Defensa Legal de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color, Los criterios ESG no se propusieron nunca como una panacea. Necesitamos regulación gubernamental y Soledad acaba el artículo afirmando que Son los políticos elegidos democráticamente, no los líderes empresariales, quienes deberían decidir sobre temas sociales.

Vacío LOZ

Los criterios ESG son las siglas en inglés de Medioambiente (Environment), Social y Gobierno corporativo y se utilizan para valorar si una inversión es o no sostenible. La Unión Europea lleva un tiempo a vueltas con esto y ha publicado una taxonomía medioambiental y tiene el compromiso de publicar una taxonomía social para definir qué actividades económicas contribuyen significativamente a sus objetivos sociales. Una taxonomía no es más que un código común para inversores, empresas y reguladores sobre lo que es sostenible desde el punto de vista medioambiental, social y de gobierno corporativo y lo que no. De la mezcla me sale la primera pregunta, ¿es la despoblación un tema social?

Sigo mezclando porque ir de bares es lo que tiene; en febrero de 2022 la Plataforma de Finanzas Sostenibles presentó su informe final sobre la taxonomía social que debería tener en cuenta tres cosas: Trabajo decente a lo largo de toda la cadena de valor, niveles de vida adecuados y bienestar para los usuarios finales, y comunidades inclusivas y sostenibles. Europa empezó con esto de las taxonomías con la climática y en abril de 2021 la Comisión adoptó un ambicioso y amplio paquete de medidas para ayudar a mejorar el flujo de dinero hacia actividades sostenibles en toda la Unión Europea. A la taxonomía climática le tiene que seguir una taxonomía social; pero, a pesar de las recomendaciones de la Plataforma de Finanzas Sostenibles, parece que está un poco atascada.

¿Debería la comunidad europea tener en cuenta el impacto que tienen las inversiones en fijar la población o no al territorio? ¿Está haciendo Zamora o el que le corresponda algo al respecto?

decoration

La razón que dan los “expertos” para el atasco es que mientras la taxonomía medioambiental tiene cierta relación con el conocimiento científico sobre la realidad física del cambio climático, la taxonomía social es más política. Por ejemplo, la Unión Europea tendría que ponerse de acuerdo para definir qué es trabajo decente, qué es nivel de vida adecuado y qué es una comunidad inclusiva… ¿una comunidad que se despuebla es una comunidad inclusiva?, segunda pregunta. La tercera es, ¿debería la comunidad europea tener en cuenta el impacto que tienen las inversiones en fijar la población o no al territorio?, cuarta, ¿está haciendo Zamora o el que le corresponda algo al respecto?

Vuelvo al Jazzville, toca un desconocido argentino, Francisco Wolar. En la sala hay contadas 12 personas y 3 camareros. A mitad de concierto una pareja se va, quedan 10 personas de público. El músico lo da todo, acaba y dice hay que ser profesional ante un auditorio de miles de personas y ante uno tan chiquito como este. Una chica del exiguo público se anima a pedir un bis, él dice gracias, pero hasta aquí. Salgo pensando en la dignidad del músico ante una sala vacía, ¿despoblada? Y pensando qué podemos hacer para llenarla.

Compartir el artículo

stats