Kiosko

La Opinión de Zamora

Rafael Monje

Los partidos calientan motores

Salvo nuevas sorpresas, en Castilla y León serán solo las elecciones municipales las que estarán en liza en 2023

Ilustración sobre el voto

El próximo mes de mayo se celebrarán las elecciones autonómicas y municipales, a las que seguirá, no más allá del 10 de diciembre de 2023, la cita con las urnas para elegir a los diputados y senadores que ocuparán los escaños de la Cámara Baja y de la Cámara Alta, respectivamente.

En cualquier caso, no será el turno de Castilla y León ni de Andalucía. Y no lo serán al haber adelantado los comicios este mismo año. (La diferencia con respecto a la Comunidad de Madrid es su diferente normativa estatutaria, que, a pesar del adelanto electoral de 2021, volverá a reeditar su cita con las urnas en mayo próximo).

Por lo tanto y, salvo nuevas sorpresas, en Castilla y León serán solo las elecciones municipales las que estarán en liza en 2023. De ahí que ya estén en pleno calentamiento las formaciones políticas y comiencen a perfilar las listas de sus candidatos.

Confiemos en que prime en este proceso de selección la capacidad de gestión para sortear el sinfín de dificultades que nos acechan y no el habitual amiguismo partidista, que convierte a la política en una agencia de colocaciones

decoration

El secretario del PP de Castilla y León, Francisco Vázquez, ya adelantó en agosto que estaban preparados para presentar 2.248 candidaturas -justamente el mismo número de municipios existentes en la Comunidad-, recordado que en la última cita superaron las 2.100. Por parte del PSOE autonómico, la secretaria de Organización, Ana Sánchez, subrayó el lunes que los alcaldes socialistas de Burgos, León, Ponferrada, Segovia, Soria y Valladolid se presentarán a la reelección con ánimos renovados, además de tratar de “pelear por mayorías absolutas”. Mientras, el resto de las formaciones también afronta la misma tarea y, en próximas fechas, dará a conocer a sus contendientes.

Todo ello no hace sino recordarnos que, en vísperas de entrar en otoño, la lucha por el reparto de poder político ha subido su temperatura y que la maquinaria electoral de los partidos está en velocidad de crucero. Confiemos en que prime en este proceso de selección la capacidad de gestión para sortear el sinfín de dificultades que nos acechan y no el habitual amiguismo partidista, que convierte a la política en una agencia de colocaciones en lugar de herramienta al servicio público y de los ciudadanos.

Compartir el artículo

stats