Kiosko

La Opinión de Zamora

Logo carta de los lectores

Que asfalten el Camino de Pontejos

Antiguas obras en los caminos de Pontejos S. R.

Tras leer en su diario del día del miércoles, 11 de mayo, en su sección “Comarcas”, el artículo firmado por su redactor C.G. “Fomento redacta el proyecto de mejora de la carretera de Pontejos”, no he podido por menos que escribir y hacerle llegar los siguientes comentarios, que son tratados de forma recurrente entre los vecinos del municipio, para quien quiera escucharlos.

Morales del Vino, se posiciona como el tercer pueblo en población de la provincia de Zamora, solo por detrás de Benavente y Toro, uno de los pocos pueblos que crece en número de habitantes. Morales del Vino se encuentra como todos saben a escasos 7 kilómetros de la capital, dentro del área de influencia de la misma, y en definitiva para los que allí hemos decidido residir un bonito y tranquilo pueblo .

Pero quisiera dejarles constancia que no es un pueblo cualquiera. ¿Hombre todos dirán lo mismo se preguntarán? Pues no. Hay un hecho que lo diferencia de cualquier municipio que yo conozca, ni en la aldea más remota enclavada en la montaña de las Hurdes Extremeñas, ni en la Galicia profunda. ¿Cuál es su diferencia? Fácil. PONTEJOS.

Morales del Vino tiene una sola pedanía, Pontejos, situada a solo un par de kilómetros de distancia en línea recta y ahí radica la diferencia, en pleno siglo XXI comunicada por un camino de tierra. Si señores, Morales del Vino no tiene comunicación por carretera con Pontejos, jamás nadie se decidió a asfaltar el mismo camino, único desde antes de realizarse la Concentración Parcelaria, que servía de comunicación con ambos Municipios. ¿Cómo es posible? Nadie lo sabe.

Nadie parece querer saber quién ha decidido desde tiempos inmemoriales separar ambos pueblos y gentes. De tal forma que Pontejos ha tenido su comunicación con Zamora Capital, y solo hace unos años tras el asfaltado del camino de concentración con Arcenillas, uno puede rodear entrando a Morales (digo esto porque se le puede ocurrir a alguien decir que tiene comunicación por carretera, y es cierto, a Huelva se puede ir por Bilbao).

La carretera de Pontejos no es más que otro despropósito, recordemos que precisamente desde el camino de Pontejos, hasta la carretera de Pontejos , tuvo ubicación un préstamo de tierras para construir la Autovía ruta de la plata, los camiones de gran tonelaje que salían cargados para construir con “nuestras” tierras esa vía de comunicación, lo hacían por la carreta de Pontejos, con todos los contratiempos que ocasionaron, tráfico pesado elevado, polvo en la vía, retrasos,etc. Pero todo ello en aras de una obra pública para todos, por lo que cualquiera entiende que hay que soportarlo, lo que sin duda incluyó dejar totalmente reventado el firme de la carretera de salida, la carretera de Pontejos nuevamente.

Hasta ahí perfecto. Lo que nadie pensó, y no ha pasado en ningún otro lugar que yo conozca, es que terminada la obra, en vez de reponer la infraestructura dañada, se limitaron a parchear los socavones y marcharse con viento fresco sin que nadie pusiera traba alguna.

Así que me gustaría hacer llegar a los representantes públicos (no se trata de politizar, pues los ha habido de todos los colores y sabores, con el mismo resultado), que o de una forma, sería, rigurosa y equitativa, se decidan a incluir a Pontejos en el mapa del presente siglo.

Que desde ese Ayuntamiento, desde esa Diputación Provincial y desde la Junta de Castilla y León, se tomen en serio a las personas y a los territorios, y que de una vez hagan lo que debería estar ejecutado desde hace decenios, asfaltar el camino de Pontejos, y reparar en su totalidad la vía de comunicación de Pontejos con Zamora, más hacer realidades y menos mesas para la despoblación sin resultados.

Oscar Matilla Cuesta (Asociación de propietarios Camino de Pontejos)

Compartir el artículo

stats