04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Negociación sin límites

Si ERC exige cambiar la Constitución, la otra parte puede pedir que se suprima el Estatut

03.12.2019 | 18:50
Negociación sin límites

Eso es lo que se pide precisamente para que el PSOE y Ezquerra Republicana lleguen a un acuerdo de investidura para Sánchez. Y creo que es correcto: no se puede iniciar una negociación diciéndole al otro lo que tiene derecho a pedir y lo que no.

La otra parte tiene que estar capacitada para pedir, en cualquier momento, lo que desee, y luego será el curso de las negociaciones lo que determine qué es posible, qué es deseable, y a dónde se puede llegar. Un partido republicano e independentista, como ERC, tiene que poder exigir independencia y República, porque si no, ¿Para qué está ahí?

Por eso, estoy convencido de que los límites, los apriorismos y las líneas rojas sólo sirven para simular que se negocia cuando en realidad no se quiere hablar ni negociar nada.

Hay que hablar, por tanto, sin límites y hablar de todo. Pero hablar de todo, por ambas partes. Los soberanistas tiene derecho a pedir el derecho de autodeterminación y un referéndum en el que participen ellos solos. Pero los españolistas más rancios tienen derecho a pedir, sin límites, el fin de su autonomía y la recentralización completa de las competencias. El mismo e igual derecho, sin límites.

ERC tiene derecho a pedir que se negocie la Constitución. Los demás tienen derecho a pedir que se suprima por completo el Estatuto de Autonomía. Sin límites. Sin contemplaciones. Ellos pueden pedir más competencias y más autogobierno. Los demás pueden pedir que se retiren competencias y que desaparezca el autogobierno. Sin límites, sin complejos y sin líneas rojas.

¿De verdad es eso lo que piden? ¿O sólo una parte puede pedir cosas sin límites, sin líneas rojas y sin complejos?

Yo soy partidario de que se hable todo. Sin límites. Pero sin límites para nadie. Si no es eso, no es negociar entre iguales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído