07 de septiembre de 2018
07.09.2018

Cómo afrontar la cuesta de septiembre y ahorrar

La economía familiar se resiente tras las vacaciones y, sobre todo, con la llamada 'vuelta al cole'

07.09.2018 | 09:41
Trucos para afrontar la cuesta de septiembre.

El mes de septiembre es muchas veces sinónimo de rutina: se acaban las vacaciones y empiezan con fuerza tanto el curso escolar como el trabajo. Pero además de ser un mes costoso anímicamente, septiembre es también costoso desde el punto de vista económico.

La economía familiar se resiente con la gran cantidad de gastos que tenemos que asumir, algo que se incrementa con la denominada 'vuelta al cole'. En ella los niños se reencuentran con sus compañeros y sus profesores, mientras que los padres lo hacen con las facturas y los gastos de su material escolar, libros de texto, mochilas o ropa.

El gasto que conlleva el nuevo curso es, de media en España, de unos 860 euros, según un estudio realizado por la plataforma de comparación de precios Kelisto.es, lo que supone un incremento del 4,5% en la última década, un aumento aún más importante si se tiene en cuenta que el dinero del que disponen las familias españolas ha disminuido hasta un 11,9% en los últimos diez años.

Consejos para afrontar los gastos de septiembre

Para ayudar a que la cuesta de septiembre sea más llevadera, los expertos de la agencia de valores Finanbest han elaborado un listado con los 12 trucos más sencillos para ahorrar:

Comparar precios

Se recomienda comparar los precios de los diferentes establecimientos. Getty Images

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) señala que el gasto medio en libros de texto es de 230 euros. Por ello, se recomienda comparar los precios de los diferentes establecimientos. Todo esto, después de haber buscado ofertas de segunda mano y preguntado a familiares y amigos.

Las 3R: reducir, reutilizar, reciclar

Siempre hay que tener en cuenta la regla de las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Esto ayudará a concienciar tanto a adultos como a niños con el bienestar sostenible y el consumo responsable. Por ello, se debe comprobar todo el material de años anteriores: estuches, libretas, mochilas, lápices, etc, antes de comprar nada. Mucho cuidado con los productos de moda, tentaciones nada recomendables para el bolsillo.

Más por menos

Aprovechar descuentos, ofertas y decantarse por productos de marca blanca puede llegar a suponer un ahorro de hasta el 40%. Es importante no olvidarse de realizar una lista de la compra y ceñirse a ella: pensar los productos antes de salir de casa evitará tentaciones superfluas.

Registro de gastos y presupuestos

Es recomendable elaborar un presupuesto realista de los gastos y pagos. Getty Images

Es muy importarte llevar un registro de todos los pagos y elaborar un presupuesto realista con el que, además de ser conscientes de las previsiones y evoluciones mensuales, nos ahorremos algún que otro quebradero de cabeza a la hora de afrontar pagos. Actualmente, gracias a algunas apps, esta tarea contable puede llegar a ser incluso divertida.

Búsquedas por internet

Comprar por internet se está convirtiendo en un hábito diario para numerosas personas. Muchas tiendas lanzan descuentos exclusivos para sus clientes online. Asimismo, hay verdaderas oportunidades en los productos de segunda mano, un mercado que no para de crecer en los últimos años y que no sólo ofrece ventajas a la hora de comprar sino también para vender. Septiembre es una buena época para desprenderse de esos artículos que no necesitamos y, de paso, obtener un dinero extra con ello.

El tupper como aliado

Ir a comer fuera supone un desembolso importante a lo largo del año; el tupper es más económico. Getty Images

No hay nada como poder comer en casa durante la jornada laboral. Sin embargo, en muchas ocasiones esto no es viable y optamos por comer fuera. Lo hacemos con idea de despejarnos, de darnos un capricho tras una larga jornada, pero, el coste de ese menú diario (si lo valoramos en 8€), supone un gasto total de 1.600€ al año. Por ello, vencer la pereza del tupper podría suponer un ahorro mínimo anual de 700€.

Caza del tesoro

A largo plazo, contratar la calefacción en meses de baja demanda puede suponer un alto porcentaje de ahorro. Al ser septiembre un mes de transición las compañías de telecomunicación, seguros o gas. lanzan ofertas con el fin de captar y fidelizar clientes en estos momentos de debilidad económica. Comparar tal volumen de información puede parecer tedioso, pero seguro que merecerá la pena.

Cuidar el consumo de energía

Tras las vacaciones, volvemos a la rutina y al hogar, por lo hay que vigilar el consumo energético. El uso de los aires acondicionados y ventiladores en el periodo estival puede que haya disparado nuestra factura, por lo que será conveniente tenerlo en cuenta de cara a los próximos meses. Adoptar pequeños hábitos como apagar las luces, el uso de iluminación LED que puede ayudar a ahorrar hasta un 90% de energía o aprovechar la capacidad de carga de lavavajillas y lavadora, son medidas que pueden suponer ahorros significativos.

Mejorar el camino al trabajo

Evita coger el coche para ir a trabajar: escoge el transporte público, la bicicleta o ir andando. Getty Images

Ir caminando, en bici o en transporte público al trabajo, no solo ahorra en gasolina, sino que evita todos los gastos de mantenimiento del vehículo. Además, cuando el tiempo no acompañe para estos tipos de transporte, los coches compartidos son una gran solución tanto por su precio como por su calidad.

Una hucha gigante

Hoy en día hay múltiples modelos para escoger el plan de ahorro que mejor se adapte a nuestras necesidades. Es esencial crear un buen colchón para el futuro y mentalizarse de que una parte de nuestros ingresos irá a un lugar intocable, que seguro agradeceremos en algún momento, ya que servirá para inversiones puntuales, adquirir una casa o un coche o irá destinado a nuestra jubilación.

Productos de ahorro

Hasta el 30 de septiembre, las entidades financieras tienen en marcha numerosas ofertas de préstamos, hipotecas, depósitos o cuentas con condiciones ventajosas. Solicitar una cita con el asesor financiero para que informe y resuelva dudas sobre cómo y dónde obtener la mayor rentabilidad, puede ser el primer empuje hacia el ahorro en esta cuesta de septiembre.

Pensar en la Navidad

Comprar el billete antes de octubre puede suponer un ahorro de hasta un 21% según Skyscanner. Julio, seguido de agosto, son los meses más baratos para adquirir los pasajes de Navidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook