Domo Musical Zamora
laopinióndezamora.es >Domo Musical>Vídeos>

La música celestial de Hildegarda

Festival Domo Musical

La música celestial de Hildegarda

La cantante María Jonas seduce al público con las composiciones medievales de la abadesa alemana

23-07-2016TuentiMeneame

JOSÉ MARÍA SADIA De "Sancta Maria", título del concierto de anoche, al Cristo de las Injurias. La curiosa mezcla procede del lugar elegido por los oganizadores de Domo Musical para celebrar el concierto de María Jonas, una sucesión de bellísimas melodías medievales compuestas por la abadesa santa Hildegarda. El recital tuvo lugar sobre la puerta de la capilla de San Bernardo, donde reside durante todo el año una de las imágenes más bellas de la Pasión zamorana, el Cristo de las Injurias.

En compañía del intérprete de arpa Manuel Vilas, María Jonas hizo gala de su condición de "trovadora", una especie de cuentacuentos medieval que trasladó su simpatía y la calidad de su voz a un auditorio que, como siempre en estos casos, no pestañeó durante toda la velada.

La actuación de María Jonas anoche es también el prólogo de la Misa de difuntos en la Catedral que está prevista para esta noche. Las entradas para la recreación de los textos de Juan García de Salazar, Francisco Guerrero y Alonso de Tejeda se agotaron dos días atrás en una cita que tiene, además, un carácter benéfico. Los ingresos recabados por la Fundación Christus Yacens se destinarán a costear campamentos de verano en parroquias de Zamora a los niños con necesidades. De hecho, habrá una urna en el templo para que quienes ya han adquirido el pase puedan contribuir con una cantidad suplementaria si lo desean. También se ha habilitado la fila cero.

En cuanto al concierto en sí, La Grande Chapelle ha llevado a cabo los ensayos oportunos en coordinación con la Penitente Hermandad de Jesús Yacente, al objeto de representar la secuencia de los hechos habitual en estos oficios durante el siglo XVII. El hermano mayor, Dionisio Alba, ha anunciado que la cofradía traerá esta noche a la Catedral un "trozo" de lo que se vive cada Jueves Santo en Zamora.

La Grande Chapelle, por su parte, realizará una procesión inicial, pondrá voz a la misa de difuntos y todo acabará con las absoluciones. En un momento del ceremonial, los cinco cantores dirigidos por Albert Recasens se dirigirán a Jesús Yacente para cantarle el miserere de Alonso de Tejeda.