Kiosko

La Opinión de Zamora

Baloncesto | Primera Nacional

Félix Campos, entrenador del CD Zamarat-VDC: “Ya se fijan en nosotros, ya nos tienen respeto”

“Conforme ha avanzado la competición nos hemos dado cuenta de que había que luchar por lo máximo”

Félix Campos, entrenando en el Pabellón Angel Nieto donde se disputará la fase de ascenso a Liga EBA. / Jose Luis Fernández

Después de una temporada muy dura en la que existía la obligación de realizar un buen papel, el Virgen de la Concha Zamarat ha conseguido disputar la fase de ascenso a Liga EBA que se celebrará este fin de semana en el Pabellón Ángel Nieto de Zamora, y lo ha hecho de la mano de uno de los entrenadores zamoranos más experimentados como es Félix Campos que ya sabe lo que es jugar en EBA y que ha asumido esta travesía en el desierto de un equipo que se ha visto sumido en la Primera Nacional después de muchos años en la categoría superior. “Después de una temporada muy floja en Primera Nacional, que fue muy dura porque no tuvimos resultados, por fin sabíamos que había equipo para ir por las canchas de otra manera, para competir con cualquiera, y eso nos dio un valor añadido. Hemos notado una gran diferencia en cómo nos trataban por las canchas en la campaña anterior y cómo nos han tratado en la presente. Ya se fijan en nosotros, ya hay un respeto”.

Y ese resultado ha sido posible gracias al trabajo de unificación de una plantilla en la que había jugadores de procedencias diversas: “Había un objetivo de estar lo más arriba posible pero conforme ha ido avanzando la competición nos hemos dado cuenta de que había que luchar por lo máximo, incluso por el campeonato de Liga que finalmente se llevó un equipo como Filipenses Palencia muy hecho, con talento, con físico, o contra un Villares que cambió totalmente la plantilla cuando vieron el nivel que iba a haber este año”, explicó Campos Vinuesa quien reconoce que iba a ser muy difícil ir a por el campeonato porque “tenemos alguna rotación menos, algún momento en que el físico nos penaliza, especialmente en los arbitrajes porque tenemos jugadores muy físicos”.

El equipo zamorano, en el entrenamiento de este miércoles. / JLF

Lo que sí parecía obligado era alcanzar la “final a cuatro” y más cuando la directiva del CD Zamarat decidió solicitar su organización en Zamora: “Con el equipo que había, si no nos hubiéramos metido en la “final four” hubiera sido un fracaso”.

Una vez clasificados, Félix Campos cree que el gran favorito es el salmantino Villares “porque tiene gente experta, gente que ha jugado en EBA, un equipo en el que las rotaciones no se notan tanto porque tienen más experiencia. Valladolid, el primer rival, es un equipo con una filosofía diferencia, es el filial del Valladolid de LEB Oro, con gente joven y de calidad, que desde muy niños han trabajado muy duro, un equipo muy complicado pese a que el Virgen de la Concha ganó en el partido de Zamora; y Reino de León que recoge todo el gran trabajo de la cantera que se realiza allí. En una fase así, con tres partidos seguidos, el factor físico va a contar muchísimo, a ver cómo nos recuperamos de esas cargas, hay un factor sicológico de recuperación más que del talento que tengas en la cancha. Puedes hacer dos grandes partidos los primeros días, pero a ver cómo llegas al domingo. Estos torneos no siempre los ganan los mejores porque puedes tener también lesiones. No tengo ni idea de lo que va a pasar en la fase, sé que hay que ganar sí o sí el primer partido, y el sábado podría ser la final contra Villares, pero el domingo con menos de 24 horas de recuperación, tendremos que jugar contra León que puede llegar mejor físicamente que tú”, añadió el entrenador zamorano.

El equipo zamorano llega bien físicamente a esta fase de ascenso, aunque ha habido jugadores que han respetado el ramadán y lo han notado en su preparación, pero lesiones no ha habido casi. “Hemos hecho algún día doble sesión de entrenamiento pese a ser la última semana, aunque la segunda era más bien táctica, de estudio de los rivales” aunque Félix Campos reconoce que también el CB Zamora está entrenando muchas horas pese a estar disputando el play off y el sábado tienen un partido a vida o muerte: “No puedes relajarte a última hora para jugar unos partdos al máximo nivel. Nosotros incluso hemos jugado dos amistosos por semana para ver cómo responde el equipo ante la fase de ascenso. No llegamos mal porque hemos puesto toda la carne en el asador, pero esto no es la final de la Euroliga, y los chavales no tienen ninguna obligación. No podemos compararnos con la responsabilidad que tenían, por ejemplo, las chicas del primer equipo”.

El entrenador del Zamarat Virgen de la Concha puntualiza que cada jugador tiene unos intereses particulares: “Hay jugadores que quieren seguir en el basket y dar el salto a categorías superiores, que han venido de fuera para intentar vivir de ésto. Pero hay otros como nuestros veteranos, Maná o Carlos Lozano, que tienen ya un medio de vida, y luego están los jugadores de cantera que a veces no entienden el proyecto de esta temporada porque han jugado muy poco. Pero esta temporada sí había un objetivo y no podíamos permitirnos lo de la temporada anterior en la que perdíamos partidos de 40. Conjugar esas piezas no es sencillo. ojalá tuviéramos doce tíos como los del Valladolid, todos de casa y compromiso al cien por cien. Pero en Zamora no lo podemos hacer, pero también tener un grupo de jugadores de fuera ha servido para motivar a los canteranos para aprender y formarse como jugadores, porque eso ayuda a mejorar”.

“Al final, en las derrotas todo es una catástrofe -añade el entrenador del Seguros Bibao Talleres Central Diesel , pero al sábado siguiente ganas y todo es maravilloso. Es una cuestión que ocurre en todos los equipos, sean de la categoría que sean. Lo importante es que ya hemos conseguido el objetivo y después ya veremos que pasa. Si ascendemos o quedamos en Primera Nacional a la que han descendido varios equipos fuertes y será una competición muy fuerte con Universidad de Valladolid y Flecha. Vamos a ver lo que sucede, pero Villares se quedará a dormir en Zamora, por lo que se lo tomarán muy en serio pese a estar tan cerca. Y después, a ver qué sucede. Nuestra competición es ésta y esta es nuestra “final four”, es nuestro gran momento del año. El club ha puesto mucho empeño en jugar en Zamora a pesar de que Valladolid estaba muy interesado también en organizarla porque le interesa tener un filial en Liga EBA para su equipo de LEB Oro”.

Félix Campos espera que el arbitraje entienda al Virgen de la Concha lo que es, un equipo muy físico, pero no por ello comete más faltas que el resto: “Los otros rivales también defienden duro aunque parece que en el color de la piel de los nuestros se ven más las faltas”.

El Zamarat Virgen de la Concha debutará este viernes contra el Real Valladolid a las 18.00 horas; el sábado jugará a las 12.00 frente al Villares de la Reina; y finalizará la fase de ascenso contra el Villacelama leonés este domingo a las 19.00 horas.

Compartir el artículo

stats