02 de diciembre de 2019
02.12.2019
Baloncesto | Liga Endesa
Quesos El Pastor 9498Clarinos Tenerife

Dos prórrogas para morir

Quesos El Pastor plantó cara al Clarinos que tuvo más suerte al final pero redescubrió a una Quinn Dornstauder que fue la reina del juego interior

01.12.2019 | 23:56
Quinn Dornstauder, en un lanzamiento a canasta.

El Quesos El Pastor aguantó hasta la segunda prórroga frente a uno de los equipos llamado a jugar el play off de la Liga, un Clarinos que luchaba además por afianzar uno de los puestos que le den derecho a jugar la Copa de la Reina, y que en el Ángel Nieto fue a remolque casi siempre y tan solo gracias a sendos triples de Dandra Moss y Esther Montenegro al final de la segunda prórroga, pudo doblegar al conjunto zamorano.

Quinn Dornstauder saltó a la pista dispuesta a demostrar que tiene un puesto destacado en esta plantilla. La llegada de Angel Fernández parece haberle dado alas a la pívot canadiense. Y vimos a la Dornstauder que todos estábamos esperando, anotando hasta 8 puntos seguidos para frenar la salida del Clarinos que intentó pararla danto entrada en la pista a Esther Montenegro pero era ya demasiado tarde porque el marcador señalaba 11-2 y Angel Fernández decidió sentar a la canadiense para dar entrada a Felixova.

El Quesos El Pastor se refugió en una defensa zonal que no funcionó y el Clarinos comenzó a funcionar al nivel que nos tiene acostumbrados, con Weaver imparable ahora y Moss acertada en el tiro para poner por delante al Clarinos por primera vez con 13-14. Además la portuguesa Betancourt encadenaba cinco tiros seguidos para escaparse a 16-22.

Angel Fernández insistía con su defensa zonal y McPhee anotaba por fin una canasta y asistía a Dornstauder para volver a igualar el marcador (22-22). El Quesos El Pastor tenía que realizar un esfuerzo enorme y sacar a relucir todos sus recursos para intentar mantenerse vivo en el partido frente a un rival con una plantilla de primer nivel que volvía a apretar para volver a escaparse a 26-32 después de dos contras de Atkinson.

Dornstauder ya no era la del primer cuarto y McPhee estaba demasiado vigilada por un equipo que tiene jugadoras muy físicas en defensa, y el Clarinos imponía su ley. Ángel Fernández tenía que agotar sus dos tiempos muertos y el Quesos El Pastor capeaba en temporal encerrado en su defensa 2-3. Así se alcanzaba el descanso con dos tiros libres anotados por Dornstauder que suponían el 32-43. La canadiense se iba a vestuarios con 13 puntos anotados, 5 rebotes, 2 asistencias y 4 tapones, unos números que no recordamos hubiera logrado una jugadora interior en la historia reciente del Zamarat y en solo 20 minutos de juego.

Pero también era el día de María Jespersen, otra jugadora que no siempre había dado de si lo que es capaz, y con la danesa, el Quesos El Pastor se mantuvo viva tras el descanso. Ni Cornelius ni Seilund eran capaces de darle ritmo al juego zamorano y Angel Fernández decidió entonces darle galones a la capitana Montoliu. La catalana se echó la responsabilidad a la espalda y con ella, el Zamarat fue otro equipo.

McPhee comenzó a entrar en calor y las desventajas de casi diez puntos se fueron acortando hasta el triple de la alero norteamericana que puso por delante al Quesos El Pastor con 53-52 en el minuto 28.

Tambièn el Clarinos optó a jugar sin bases, pero el conjunto canario seguía sin ser el de antes y el Zamarat afrontaba el último cuarto con cinco puntos de renta. Pero la suerte no estaba del bando naranja porque primero se lesionava Maia Felixova, Okonkwo cometía su cuarta personal, y Cornelius, la quinta.

Afortunadamente, Dornstauder seguía muy sólida en la pintura y Clarinos no lograba sentenciar. Un triple de Montoliu metió al Quesos El Pastor en la lucha por la victoria 68-72 con dos minutos por delante en los que McPhee fue la gran protagonista acertando y fallando a partes iguales, hasta que Quinn recogió un rebote y se la dio a Jespersen para que forzase la prórroga con una bandeja a falta de 16 segundos (74-74).

En la segunda prórroga McPhee tuvo el partido en sus manos con 83-82 pero falló sus dos tiros libres a falta de solo 36 segundos aunque la americana sí acerto con los dos para forzar el segundo tiempo suplementario.

La segunda prórroga volvió a tomar color naranja con el 90-85 pero la quinta personal de McPhee dejó al Quesos El Pastor muy mermado. Pese a todo, se entró en el último minuto por delante con 90-88 pero ahí apareció la gran tiradora que es Dandra Moss para meter un triple contra el tablero y tras una falta en ataque pitada a Jespersen, Esther Montenegro acertó con el triple que en tantos partidos ha anotado en el Angel Nieto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Otra manera de disfrutar del Real Oviedo

En el Área Movistar LaLiga los aficionados azules tendrán un espacio donde, entre otras cosas, podrán hacerse su propio cromo del Real Oviedo.