El órgano de Fermoselle entra en el taller

El equipo del maestro organero Joaquín Lois Cabello desmonta la joya barroca para su restauración en Tordesillas

La campaña "Salvemos el órgano" obra el milagro de la recuperación del icónico instrumento

Los fermosellanos cumplen su sueño y se espera el reestreno para 2024

El Ayuntamiento espera que el órgano sea un dinamizador de vida cultural del pueblo y de Sayago

Órgano de Fermoselle antes de comenzar el desmontaje para el taller

Órgano de Fermoselle antes de comenzar el desmontaje para el taller / LOZ

El órgano de Fermoselle está más cerca de recuperar su esplendor tras 60 años sin arrancar ni una nota, después de una puesta a punto rápida y superficial llevada a cabo cuando Ángel Peláez fue párroco. Con anterioridad, el órgano llevaba en desuso varias décadas, posiblemente desde la muerte, en 1935, de Agustin Castaño, último organista de la parroquia.

Una vez reparada la cubierta y muros de la iglesia, el equipo del taller del maestro organero Joaquín Lois Cabello, de Tordesillas (Valladolid), ha procedido al desmontaje del instrumento, en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, para iniciar la reforma y reconstrucción de la joya barroca por la que ha luchado todo el pueblo, hasta reunir los fondos necesarios para su restauración. Como remarca el equipo de Joaquín Lois Cabello, "la filosofía de nuestro taller incide en la recuperación de las técnicas tradicionales, el conocimiento de las diferentes escuelas y la concepción de cada instrumento como un trabajo de investigación".

Parte del órgano permanecerá en la parroquia, donde será restaurado "in situ", y el resto se ha trasladado al taller de Tordesillas. Para ello, los especialistas han ido desarmando las piezas del órgano y colocándolas en sus respectivas cajas para ser transportadas hasta el taller.

El órgano de Fermoselle entra en el taller

El órgano de Fermoselle entra en el taller / Irene Gómez

Fermoselle ve así cumplido su deseo de recuperar tan emblemático instrumento de finales del siglo XVIII para convertirse en un elemento crucial y dinamizador de la cultura. De los 120.000 euros que cuesta la restauración, 100.000 han sido aportados a través del convenio entre el Obispado y la Diputación. Los 20.000 restantes proceden de las donaciones conseguidas a través de la campaña "Salvemos el órgano".

El pueblo y el Ayuntamiento de Fermoselle se han volcado con la iniciativa impulsada hace dos años y secundada por una legión de donantes, anónimos y de proyección social, hasta conseguir reunir 28.106, 67 euros (hasta marzo de 2023), de los cuales 20.000 se han aportado para ayudar a la restauración los 8.106,67 restantes serían utilizados para el futuro mantenimiento del instrumento y la organización de conciertos y recitales.

Dolores Armenteros, impulsora de la campaña para recuperar esta joya del patrimonio fermosellano, destaca la idoneidad de la restauración del único órgano que se conserva en la comarca de Sayago coincidiendo con el 250 aniversario, en 2024, de la construcción del instrumento por José Liborna de Echevarría en 1774 para el Convento de las Madres Comendadoras de San Juan de Jerusalén de Zamora.

El órgano de la parroquia de Fermoselle ha conocido hasta tres emplazamientos diferentes, "algo sin duda excepcional" remarca Armenteros, quien apunta también la conmemoración, en 2024, de los 130 años de la llegada del órgano a Fermoselle, en 1894, para reemplazar el de Roque de Larra que estaba en malas condiciones.

Desmontaje del órgano de Fermoselle

Desmontaje del órgano de Fermoselle / D. A.

Dolores Armenteros documenta la hazaña de aquel desplazamiento: "En un carro tirado por bueyes llegó a Fermoselle el órgano en 1894. Procedía De la Iglesia del convento de las Comendadoras de San Juan de Jerusalén que estaba anexo a la Iglesia de la Horta de Zamora y que había sido desamortizado. Costó un total de 3.102 pesetas".

Según los libros de fábrica de la parroquia, investigados por la fermosellana, "fue un esfuerzo gigantesco del pueblo entero conseguir ese magnífico ejemplar. En esos libros figuran los nombres y apellidos de nuestros antepasados que con su determinación, tesón y aportaciones económicas consiguieron para su parroquia y para su pueblo un gran órgano. Ese mismo órgano acompañó las celebraciones y seguro que también los funerales de nuestros ancestros; de los que nacimos y vivimos en Fermoselle y de los que nacieron y viven lejos y no olvidan sus orígenes".

Un operario prepara las cajas para su traslado a Tordesillas

Un operario prepara las cajas para su traslado a Tordesillas / A. F.

La conjunción de ambos aniversarios hace de 2024 un año redondo para el reestreno del órgano de la parroquia de Fermoselle. Y con ello dinamizar la vida cultural del pueblo y de Sayago, a través de la organización de conciertos y facilitando el conocimiento de dicho instrumento.

Será el momento de disfrutar de este ejemplar "pura raza", salido en su origen del taller más prestigioso de España en el siglo XVIII, de la escuela de los grandes órganos catedralicios castellanos. Dos siglos y medio después, el órgano de la parroquia de Fermoselle se somete a un profundo proceso de restauración de la mano de otros maestros que trabajan el instrumento "de forma integral, desde la investigación histórica hasta la construcción de todas las partes, la tubería de metal y de madera, las mecánicas, el mueble, policromías, dorados y todo tipo de ornamentación".

Es el renacer de una joya artística que, como evocó Manuel Rivera Lozano quien fuera cronista de la Villa, "duerme un silencio demasiado largo".