Datos de la EHE en Zamora a 7 de diciembre: 1.065 vacas muertas en cuatro meses

El índice de mortalidad se sitúa en el 2%

Hay 9.508, lo que eleva el índice de morbilidad del 18,18%

No hay datos nuevos de ciervos

Explotación de vacuno que ha pasado la EHE

Explotación de vacuno que ha pasado la EHE / LOZ

La Enfermedad Hemorrágica Epizoótica se ha cobrado, desde su entrada en Zamora oficialmente en agosto, un total de 1.065 vacas muertas, lo que representa un índice de mortalidad del 2%. En el mes de octubre el índice de mortalidad en la provincia de Zamroa era del 1,45%.

Los últimos datos proporcionados por la Junta registran 475 explotaciones de ganado bovino con sintomatología compatible con la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica. Estas cabañas cuentan con un censo total de 52.309 animales.

El número de animales afectados asciende 9.508, lo que eleva el índice de morbilidad (animales enfermos) del 18,18%. En octubre el índice de morbilidad en la provincia de Zamora era del 16%.

No hay datos nuevos de los ciervos, como ha confirmado la delegada de la Juntra en Zamora, Leticia García.

La EHE es una enfermedad de declaración obligatoria, que debe ser comunicada a los servicios veterinarios oficiales en el plazo de 24 horas, y que además de por el cumplimiento de la normativa es conveniente realizar la comunicación para permitir un mejor conocimiento de la enfermedad para poder tomar las medidas necesarias.

La enfermedad no supone problema en el movimiento o consumo de los productos animales, de modo que se puede consumir o comerciar con su carne, leche o piel sin que suponga ningún menoscabo a la excelente calidad de los productos derivados del ganado vacuno en Zamora.

Históricamente la EHE ha circulado en América del Norte, Australia, Asia y África, pero nunca había sido detectada en España ni en la UE hasta que, el pasado 10 de noviembre de 2022, las autoridades italianas comunicaron la detección del virus en explotaciones de ganado bovino en la isla de Cerdeña y unos días más tarde en Sicilia. El 18 de noviembre de 2022 se detectaron los primeros casos en España, en el sur de la península.

En agosto se declararon oficialmente los primeros casos en la provincia de Zamora y hasta la fecha la enfermedad se ha extendido por todas las Unidades Veterinarias a excepción de Sanabria.