Chef José Andrés "siembra" la Sierra de la Culebra

El afamado cocinero ha visitado los terrenos de Villardeciervos donde se plantarán 30.000 ejemplares de pino y roble dentro del proyecto “Bosque Cascajares”

El reconocido chef español y premio Princesa de Asturias de la Concordia, José Andrés, ha visitado los terrenos de Villardeciervos donde se plantarán 30.000 ejemplares de pino y roble dentro del proyecto “Bosque Cascajares” que recaudará fondos con la venta de “Ave Fénix”, una receta regalada a la empresa Cascajares para este proyecto solidario.

José Andrés asistió a una “siembra” con esporas de boletus y lactarios en una superficie de unas 30 hectáreas en el entorno del vivero de Villardeciervos. El dron con un peso de 25 kilos dispersó un preparado de polvo de arcilla cargado de esporas. 

José Andrés pudo contemplar desde el puesto de vigilancia una panorámica de la Sierra de la Culebra, acompañado de la alcaldesa de Villardeciervos, Rosa María López; el director general de Caja Rural, Cipriano García; el presidente de la Diputación, Javier Faúndez y el presidente de la empresa Cascajares, Alfonso Jiménez. 

José Andrés subrayó “esta iniciativa maravillosa de Cascajares” como consecuencia del incendio de la fábrica de Cascajares “este señor Alfonso Jiménez, que vivió lo que es un incendio y el mucho daño que hace, que su fábrica se quemó, que parecía que no tenía futuro, y año y medio después ya ha reconstruido la fábrica, ha generado más empleo y va viento en popa”.

Con el incendio de la Culebra Alfonso Jiménez le hizo la propuesta “y si estas Navidades hacemos una pularda especial y el dinero que recaudemos lo invertimos en comenzar a repoblar una parte de la Sierra de la Culebra”. Esa pularda y ese proyecto son “Ave Fénix”. Puso como ejemplo del mismo proyecto la fábrica palentina que ante “momentos duros, miras hacia delante y sacas de tripas corazón y lo echas todo y eres capaz de empezar a volar”.

Subrayó ese pequeño grano de arena con este proyecto de repoblación de una pequeña parte de la Sierra “que también se convierte en una iniciativa de aprendizaje para ver qué podemos hacer para seguir repoblando, no solamente en esta Sierra, sino en otros lugares de España que se puedan estar quemando”. Siempre “escuchando a los expertos y plantando de nuevo los árboles silvestres, pinos y demás”. 

Un bosque que además de regenerarse “todo lo que ese bosque genera en una provincia humilde, con necesidad de crear puestos de trabajo, y con lo que estos bosques dan en toneladas y toneladas de setas que se consumen en Zamora España y se exportan a Europa”. Una riqueza micológica “que puede generar cientos de millones en los próximos 10 años en la economía local”. El reconocido chef reconoció que “No es solo plantar y hacernos fotos. Aquí ya han estado poniendo esporas por esta zona y seguirán por otras zonas para invertir en el futuro”. 

Para José Andrés es la primera vez que vista la Sierra de la Culebra y “por desgracia en mi vida he estado en muchos incendios” y “me hacía ilusión venir” y conocer este entorno “en el que ya había estado en espíritu” con los voluntarios de la ONG World Central Kitchen que se desplazó para servir comidas a los trabajadores que actuaron en los incendios de 2022. 

El incendio de Cascajares

El incendio de la fábrica palentina Cascajares, en Dueñas, fue para su presidente Alfonso Jiménez un duro golpe “cuando has estado 35 años de tu vida dedicado a un proyecto y de repente ves que todo se quema y lo pierdes todo. El día 26 de enero se quema todo y te toca empezar de cero 35 años de historia. Ves el gran apoyo de toda la sociedad, de mucha gente, de su Majestad, Felipe VI, que recibió a la plantilla dándole ánimos.

El chef José Andrés al día siguiente del incendio me llama para decir qué necesitas de mí, en qué te puedo ayudar”. El apoyo fue sobresaliente “gente que nos mandaba décimos de lotería por si tocaba y con ese dinero poder reconstruir nuestra fábrica de Cascajares. Cuando ves todo ese apoyo que te abruma, te ves en deuda con la sociedad”.

En 9 meses “hemos conseguido volver a la actividad al 100 por 100. Mi compromiso es devolver ese cariño”. Como los orígenes de Cascajares son zamoranos, la iniciativa cocinada con José Andrés que regaló una receta “pularda deshuesada y asada, rellena con setas, como apoyo a la Sierra de la Culebra”. Desde la fábrica palentina saldrán 30.000 Ave Fenix que se traducen en 30.000 árboles. Y que el chef visite la sierra “es un sueño cumplido” junto con “el agradecimiento a toda la gente que está comprando entre un 20% y un 30% más que antes del incendio”.