Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

La vulnerabilidad de la Zamora rural en las enfermedades mentales

La federación de mujeres rurales, Ceres, y la asociación Kurunda de Rionegro participan en una jornada sobre salud mental

Jornada sobre salud mental celebrada en Rionegro del Puente. | A. S.

Vivir en el medio rural es “un factor de vulnerabilidad” para las personas que sufren algún tipo de enfermedad mental.

Además “Existe una discriminación tremenda con las personas que sufren este tipo de enfermedades” así abordó este problema sanitario Manuela Ramos, técnica de Igualdad de la Confederación de Mujeres del Medio Rural de Castilla y León, Ceres, en su intervención sobre “Salud mental en mujeres del medio rural”. Una jornada que contó con una alta participación, financiada dentro del Pacto de Estado Contra y el la Violencia de Género y desarrollada el jueves con la colaboración de la asociación de mujeres rurales “Kurunda” y el Ayuntamiento de Rionegro del Puente.

Cada vez serán más frecuentes estas enfermedades mentales, tanto en el medio rural como en el urbano y es necesario “que la administración refuerce la salud mental porque va a ser la pandemia del futuro” fruto del tipo de vida, del estrés, de la socialización y los estereotipos “a los que no llegamos y nos sentimos fracasadas”. Para hacer frente a los problemas de salud mental es fundamental “saber reconocer que te pasa algo o a alguna persona de tu entorno y buscar ayuda especializada preferentemente de tipo sicológico o psiquiátrico” como exponía Ramos.

Taller sobre salud mental celebrado en Rionegro del Puente Araceli Saavedra

En el caso de las mujeres “se ve muy forzado y salta a la vista que la desigualdad en el medio rural está mucho más enquistada y enraizada”. La reproducción de los estereotipos de género “impiden que la mujer pueda desarrollarse como persona que tenga un proyecto de vida. Tiene mayores cargas familiares de cuidado de personas mayores y menores. Todo esto, el Eje de Ruralidad y desigualdad, se ceba con las mujeres en el medio rural que se ceban con la mujer rural provocando enfermedades mentales”.

Acudir a profesionales

Con el grave estado de la atención primaria en el medio rural “la salida que tienen estas mujeres es la medicación pero no se ataja el problema de raíz. Si esta mujer tiene un problema de violencia de género, de autoestima o cualquier otra circunstancia que le provoque un provoca una cronificación de este problema de salud. Al final no se soluciona sino que tenemos depresiones recurrentes en mujeres mayores”.

Recalcó también que “es importante el enfoque que se da a la salud mental en personas que tienen un problema de nacimiento, sobrellevado con el tiempo como un espectro autista, una esquizofrenia, etc. La sociedad rechaza de antemano a estas personas y las ve incapaces. No ven que su realidad es diferente y muchas veces se estigmatizan y se rechaza a este tipo de personas. Es más acuciante en el medio rural que en el medio urbano, donde parece que también se da pero se diluye un poco más”. Es importante que la mujer reconozca que tiene un problema y que ese problema tiene solución y “acudir a profesionales”.

Compartir el artículo

stats