Aliste busca la ayuda directa de Bruselas para afrontar los difíciles retos de favorecer el asentamiento de las personas jóvenes, en edad de trabajar, que estén dispuestas a vivir y ganarse la vida en sus pueblos, y para mejorar la calidad de vida en una de las comarcas con menor densidad demográfica de toda la Unión Europea.

La actividad “La Unión Europea te escucha: ¿Qué papel debería tener Europa en los temas que interesan a Alcañices y la comarca de Aliste?” celebrada en el Centro Cultural de la villa –antiguo convento de San Francisco– buscaba recabar las opiniones de los alistanos acerca de las necesidades de la comarca y las soluciones que piden los alistanos, con la intención de que la Comisión Europea –el poder Ejecutivo de la UE– las tenga en cuenta a la hora de elaborar nuevas directivas en cualquier ámbito.

Entre los retos identificados por los alistanos que se inscribieron al grupo de trabajo están la mejora de las comunicaciones, tanto terrestres (autovía A-11 entre Zamora y Portugal) como telemáticas (una cobertura de móvil decente, fibra óptica y buena señal de televisión).

También ventajas fiscales para el sector primario –el más importante para la economía del mundo rural– y la agilidad de los trámites burocráticos, que suelen ser uno de los principales escollos para la gente que quiere emprender en los pueblos. Algunos también pedían asesoramiento y apoyo técnico para los emprendedores.

En el horizonte esta conseguir que se haga en Aliste el ciclo completo de transformación de los productos agroalimentarios que se obtienen en la comarca, como las castañas, las moras, la ternera o la leche de oveja, entre otros productos, y que la PAC priorice a las explotaciones familiares frente a las grandes explotaciones de empresas.

D. F. Asistentes al acto.

Mantener todos los servicios básicos, sobre todo la sanidad, es asimismo imprescindible para garantizar una calidad de vida digna en el medio rural. Para ello es necesario que las administraciones tengan en cuenta más criterios que los meramente numéricos o economicistas a la hora de distribuir los recursos.

Asimismo, cabe poner en valor el patrimonio cultural y natural de la comarca alistana, y generar dinámicas para que esa riqueza favorezca el turismo y el desarrollo del comercio local de los pueblos.

Por último, se habló de que la legislación favorezca un uso racional del agua.

Javier Faúndez, Juan González Mellizo, Jesús Lorenzo Mas y José María Mezquita. D. F.

Para dar respuesta a los retos socio-económicos, los alistanos propusieron medidas de apoyo a la iniciativa emprendedora y leyes que creen un contexto fiscal y burocrático favorecedor. Proponen también una fiscalidad diferenciada para atraer a empresas y profesionales, la reducción de la burocracia, y la creación de un parque público de vivienda para asegurar la oferta de casas disponibles en los pueblos.

En cuanto al contexto sociocultural, creen que es necesario una discriminación positiva de este territorio y la puesta en valor de todos sus recursos. Para ello se necesita diseñar un plan estratégico y líneas específicas financiadas y gestionadas por expertos. Se propuso que los técnicos de la UE visiten Aliste para hacer propuestas viables y adaptadas a la realidad.