Figueruela de Arriba fue morada de Ataulfo en el año 1242 y acogió la “mansio Veniatia”

El municipio de Figueruela de Arriba (Figueruela de Abajo, Flechas, Gallegos del Campo, Moldones, Riomanzanas y Villarino Manzanas) se ubica a la vera del “Campo de Aliste (llanura), la Sierra de la Culebra (montaña) y el río Manzanas (ribera), junto al parque natural de Montesinho, convirtiéndose así su ecosistema en uno de los más paradisíacos a nivel de flora y fauna de España y Portugal. Tal es así que a parte de su término se le conoce con el sobrenombre de “Jardín de Aliste”.

Con 152,96 kilómetros cuadrados de superficie, su término municipal se sitúa entre los de mayor extensión de Aliste, Tábara y Alba. Es así mismo el municipio español con más pueblos fronterizos, en este caso con la región de Tras Os Montes en Portugal: Riomanzanas (Guadramil), Villarino Manzanas (Petisqueira), Moldones y Figueruela de Abajo (Sao Juliao, Vila Mea y Deilao).

Entre sus riquezas medioambientales y forestales está la de contar con los mejores pinares de Aliste distribuidos por sus nueve Montes de Utilidad Pública que en su conjunto suman alrededor de 5.406 hectáreas: “Cabeceras, Lagunas y Bodón” (282), “Chanas y Agregados” (584), “La Sierra” (973,97), “La Cuadrona” (632,55), “La Moura” (407,62), “Urrieta Grande” (115,118), “Chana el Prado” (1.176, 27, “Las Herrerías” (966,68) y “Adernales, Colmenalón y Barrancal” (268,53).

Un espacio de pinares, jarales. brezos y encinares que le convierten en un lugar único a nivel productivo tanto micológico y apícola.

El mayor índice poblacional de los siete pueblos que conforman el municipio se alcanzaba en plena posguerra, allá por el año 1939, cuando en conjunto allí residían 1.747 vecinos, 1.415 menos que en la actualidad en que el padrón registra 332 inscritos, de los cuales 175 son mujeres y 157 son varones. La emigración y el éxodo rural iniciado en los años setenta del pasado siglo XX siguen marcando a Figueruela de Arriba y así lo demuestra el hecho de que en 2020 166 personas originarias del municipio, mayores de 18 años, residen en el extranjero. La población empadronada lleva a 2 habitantes por kilómetros cuadrados, uno de los índices más bajos de la Unión Europea. De los 203 jubilados,112 superan los 80 años de edad. En el polo opuesto solamente hay ocho residentes menores de quince años.

A nivel de infraestructuras básicas para mejorar la prestación de servicios públicos destacarán este año los proyectos tendentes a mejorar y garantizar el abastecimiento domiciliario de agua.

La Institución Provincial ha contratado a la empresa “North Line” de Villaviciosa de Odón (Madrid) la ejecución de las obras de las ETAP (Estaciones Depuradoras de Agua Potable) de Figueruela de Arriba (100.168,05 euros) y Moldones (120.805,27 euros). En Moldones se construyó la red en 1982 en “Las Cruces” y un pozo de sondeo que se obstruyó a causa del hierro. El 2018 se hubo de perforar otro en “La Peñicas”.

CUATRO DE SUS SIETE PUEBLOS MEJORARÁN ESTE AÑO EL ABASTECIMIENTO

Están adjudicadas las obras de mejora del abastecimiento de Flechas (24.321 euros) para habilitar un nuevo ramal e instalar un sistema para la coloración de las aguas. Los últimos problemas surgieron con las inundaciones del invierno en Riomanzanas que tiene la toma de agua en el paraje de “El Palomar”, justo en sus inicios del arroyo “Fontano” (Sierra de la Culebra), donde se captura el agua mediante filtros naturales de piedras y que ofrece unas aguas de mucha calidad.

A nivel histórico por el municipio pasa el Itinerario XVII de Antonino de Astúrica (Astorga) a Braccara (Braga). El ingeniero Enrique Gadea la situaba, allá por 1984, en San Pedro de las Herrerías la mansio romana “Veniatia”. En nuestros días Loevvinshon, utilizando los métodos más modernos, llegó a la conclusión de que la mansio “Veniatia” del Imperio de Roma se ubicaba en el municipio de Figueruela de Arriba.

En 1242 el monasterio de Moreruela otorgaba el foro de población para fundar uno de los poblados más antiguos del municipio de Figueruela. Nunca se ha podido descifrar su ubicación aunque todo apunta hacia Moldones. Aunque en Villarino Manzanas siempre hubo un paraje llamado “Dulfo”.

El “Fuero de Ataufho” hace mención a su actividad: “Todos e los otros fondedores, carvoneros, folleros, malladores o otros omes quallesquier que vengan a morar”. Cada persona con fragua había de abonas “Dieciocho dineros”. Gracias al Fuero de Ataulho se conoce que por aquella época había otro igual en Figueruela pues en su primer precepto se cita que los ataulfhenses dependían en lo que respecta al ordenamiemto procesal y penal de él: “ Colonia e viz e endizi a fuero de Ficarola” (1237).