EL bombero utiliza una radial para romer el hormigón. | Consorcio

Agujero abierto en el asfalto para rescatar al perro. | Consorcio

Yaki saca la cabeza para respirar imentras siguen picando el asfalto. | Cons.

Parecía imposible sacar a un ser vivo de una cavidad tan pequeña y recóndita, pero los bomberos de Rionegro del Puente no solo lograron extraer al perro Yaki de la tubería donde se había quedado atrapado y salvarle la vida, sino que además consiguieron sacar ileso al can que a los pocos minutos de ver la luz volvía a jugar alegremente con los miembros de su familia, como si nada hubiera pasado.

Yaki tuvo la idea de entrar por una alcantarilla y recorrer 50 metros de un tubo en forma de embudo hasta que llegó a un punto en el que no podía avanzar ni retroceder. Había quedado atrapado y lloraba pidiendo auxilio. Sus dueños dieron aviso a los bomberos de Rionegro a las 15.34, y estos profesionales se desplazaron hasta el paseo San Vicente de la localidad de Calzada de Tera, donde pusieron en práctica sus habilidades y su paciencia para salvar la vida del animal.

No quedó más remedio que abrir un nuevo agujero sobre el asfalto de esta calle de Calzada, a modo de cata para salvaguardar la integridad del perro con ayuda de herramientas mecánicas. Después a mano fueron picando la abertura al tiempo que con sus voces calmaban a Yaki, que solo deseaba introducirse a través de ese nuevo agujero por el que por fin le entraba un rayo de sol.

Rescate de un perro atrapado en una alcantarilla de Rionegro del Puente (Zamora) 2

Cuando la abertura tuvo un ancho suficiente para que cupiera el perro, el propio Yaki salió por su propio pie de la tubería y respiró aliviado, de nuevo en la superficie.

La hazaña llevó más de hora y media de trabajo de estos bomberos, que después de este final feliz no dudaron en posar con el perro, que se mostraba agradecido con sus rescatadores. Yaki se pudo reunir de nuevo con su familia.

Rescate de un perro atrapado en una alcantarilla en Rionegro del Puente (Zamora)