17 de septiembre de 2019
17.09.2019

Mañueco y Casado piden un pacto contra la despoblación que lastra a Zamora

El acuerdo implicaría "a partidos, agentes sociales y económicos", según el líder del PP y el jefe del Ejecutivo regional apuesta por bonificaciones fiscales y mejorar la PAC

16.09.2019 | 21:15
El líder del PP, Pablo Casado, y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en el Fórum Europa.

Madrid, Agencias

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha defendido un pacto de estado contra "el invierno demográfico", una decadencia que la provincia de Zamora sufre de primera mano con una sangría poblacional latente, ya que "se ensaña y no tiene respuesta". Lo ha dicho durante el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, una de las organizaciones de debate de referencia nacional. Durante al acto, el líder de los populares ha presentado al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, del que ha alabado su trayectoria, el acuerdo suscrito con Ciudadanos para el Gobierno regional y las líneas programáticas de su proyecto de trabajo para la región.

Ese pacto contra la despoblación, "que empieza a ser algo dramático para el bienestar y la sanidad", implicaría "no solo a los partidos políticos sino también a otros agentes sociales y económicos".

Mañueco ha secundado la propuesta de Casado, porque territorios como Castilla y León sufren demográficamente como parte de las zonas de interior que, tanto en España como en Europa, ven cómo merman sus habitantes, desplazados a zonas de costa.

Mañueco ha apostado por líneas de bonificaciones fiscales para municipios de menos de 5.000 habitantes así como una rebaja de impuestos por transmisiones patrimoniales, a la vez que exigirá al Gobierno que esa reducción se extienda al IRPF y al impuesto de sociedades. Internet con tarifa plana para autónomos, la apuesta por la investigación y el impulso del eje del Corredor del Atlántico son algunos de los ejes que Mañueco ha tocado en su discurso.

Casado, en un acto que ha reunido a responsables institucionales y agentes políticos y socioeconómicos del panorama nacional, ha defendido "una mejor negociación de la PAC para el campo de Castilla y León" y, por ende, también para Zamora. En este sentido se ha expresado Mañueco, dado que "la PAC es el 10% del PIB de Castilla y León y no vamos a aceptar ni un euro menos". De igual modo, ha apostado por un impulso de la industria automovilística, por ayudas a la conciliación y por mejoras en la política fiscal".

Por otro lado, el presidente de la Junta exigía ayer al Gobierno que reúna a las comunidades autónomas para estudiar con ellas los problemas de financiación que afrontan y ha calificado de "sorprendente y chocante" que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sí reciba al presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig. Mañueco recordaba que su gobierno ha reivindicado reuniones tanto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como con la responsable de Hacienda. Sobre la primera no han obtenido respuesta pero sobre la segunda sí. "No nos van a recibir", ha añadido. "Es sorprendente y chocante que reciban al presidente de la Comunidad Valenciana", ha dicho.

Mañueco ha subrayado la necesidad de que se convoque un Consejo de Política Fiscal y Financiera con todas las comunidades para poner en marcha la reforma del sistema de financiación, "viejo y malo", pero también para buscar de forma inmediata una solución a la actualización de las entregas a cuenta que Hacienda no puede distribuir a las autonomías por estar en funciones y no tener Presupuestos del Estado (están prorrogados los de 2018).

En el caso de Castilla y León, ha apuntado que son unos 440 millones de euros sin los cuales se pone en riesgo la prestación de servicios básicos y el cumplimiento del objetivo de déficit. "Gran parte son ingresos que necesitan las comunidades para mantener la calidad de los servicios esenciales. Lo necesitamos", ha insistido.

Fernández Mañueco ha asegurado que su gobierno reivindicará otra financiación "equilibrada" para todas las autonomías, "porque aquí no hay ni primera ni segunda división", y ha puesto en valor la declaración aprobada en Zaragoza por su comunidad y los gobiernos de Aragón, Castilla-La Mancha, La Rioja, Galicia y Asturias a favor de una financiación "para personas iguales que necesitan servicios de calidad". HABRÁ PRESUPUESTOS, PERO NO SABE CUÁNDO

El presidente de la Junta ha asegurado también que su gobierno aprobará presupuestos para 2020, pero no ha precisado cuándo. Para empezar, ha dicho que las autonomías no saben qué financiación van a recibir el año que viene porque tampoco hay proyecto de Presupuestos del Estado y, si no se forma Gobierno en España y hay elecciones, esta ley se retrasará.

Fernández Mañueco ha asegurado quiere cumplir un plan de bajada de impuestos. Antes de que acabe 2019, aprobará el proyecto para suprimir sucesiones y donaciones de padres a hijos, de manera que el año próximo el proyecto sea tramitado en las Cortes de Castilla y León.

Ha dicho también que quieren ir bajando el tramo autonómico del IRPF de acuerdo con el crecimiento económico, así como reducir el impuesto de transmisiones patrimoniales para viviendas en el medio rural, entre otras iniciativas. La menor recaudación por unos impuestos, ha añadido, se compensará con el crecimiento de la recaudación de otros al mejorar el consumo y la actividad empresarial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags