Pilar Lozano Carbayo | Escritora de «Mitos griegos, dioses, héroes y monstruos»

"Al escribir para los niños intento mantener siempre la calidad literaria"

"Los escritores de literatura infantil tenemos la suerte de estar en las aulas en contacto directo con los lectores, que son críticos excelentes"

Pilar Lozano Carbayo, escritora. | E. P.

Pilar Lozano Carbayo, escritora. | E. P. / Eva Ponte

Dos benaventanos, la escritora Pilar Lozano Carbayo y el ilustrador Javier Andrada, han unido sus talentos y acaban de publicar "Mitos griegos, dioses, héroes y monstruos". Un libro en el que con un lenguaje cercano y con magníficas ilustraciones se plasma cada mito de una forma muy accesible para los jóvenes lectores. De este libro y de su trayectoria como escritora de literatura infantil habla en esta entrevista Pilar Lozano, emocionada con su reciente creación. La benaventana publicó su primer libro de literatura infantil, "Aaaggg", en 1996 y desde entonces no ha dejado de escribir (ya suma 42 títulos) y de cosechar éxitos y galardones.

–"Mitos griegos, dioses, héroes y monstruos" es su última publicación, fruto de su colaboración con otro benaventano, el ilustrador Javier Andrada. ¿Cómo ha sido esta experiencia?

–Estoy encantada del resultado. Porque Javier ha hecho un esfuerzo muy importante, ha sido una experiencia preciosa. Es un libro infantil, pero es especial, requiere por ello de un ilustrador especial y es el caso de Javier Andrada que ha hecho un trabajo precioso. La editorial también se ha preocupado de que sea una edición especial.

–¿Cómo surge esta publicación, de dónde viene su inspiración?

–Cuando yo era pequeña mi hermano me contó el mito del rey Midas y me quedé impresionada. Del colegio guardo también un libro con una ilustración en el que se contaba la historia de Ícaro, y todavía tengo el recuerdo de aquel cuento. Mis contactos de la infancia con la Mitología griega es algo que siempre llevo conmigo. Lo que he hecho es durante dos años leer mitología griega y ha sido algo con lo que he disfrutado un montón. He querido hacer un compendio de lo que es la Mitología griega y el que lo lea se entere bien de quiénes fueron los dioses, qué hicieron, cómo eran. Se abordan los mitos más principales y, además, es para que el lector disfrute del texto. Es un libro muy cuidado, sugerente y que engancha.

–¿Cuál es su motivación para escribir literatura infantil?

–Hay dos cosas que me gustan mucho. Una es el mundo de los libros y otra son los niños. De manera casual descubrí que sabía escribir para niños, y desde entonces no lo he dejado. Una hermana mía me dijo de modo casual que una editorial estaba buscando relatos de humor actuales para niños. Yo nunca había escrito un libro, pero esa tarde me puse a escribir un relato y lo seleccionaron. Lo que pensé entonces era que me lo había pasado muy bien, y desde entonces no he dejado de escribir. Lo he tenido siempre que compaginar con mi profesión que es el periodismo y esto lo he hecho siempre por afición. Lo bonito de esto es que lo haces cuando te apetece, cuando quieres contar algo, no me veo en la obligación de tener que escribir algo y siempre lo he hecho en verano, en fines de semana. Me gusta mucho y me lo paso muy bien.

–¿Supongo que ese sentimiento es el que quiere transmitir también al lector?

–Leer un libro es un entretenimiento muy agradable y bonito. Yo intento que los niños leyendo mis libros cojan afición a la lectura. Hay libros que tengo que son de humor y otros tratan temas más serios. Yo cuando voy a las aulas y hablo con los niños creo que tengo el privilegio, yo y los autores de literatura infantil, de estar en contacto directo con los lectores. Los niños son críticos excelentes. El contacto con los niños me gusta y a ellos se les ve contentos. Entrar en un aula y ver a los niños contentos y emocionados con los personajes es un lujo. Los autores de literatura infantil creo que tenemos la responsabilidad de escribir cosas con calidad y de interés para los niños para hacer lectores del futuro.

–Hay diferentes planes de fomento de la lectura en la edad escolar, ¿cómo valora estas iniciativas?

–Me parece muy interesante cualquier acción que se haga en ese sentido. Hay planes por iniciativa de las bibliotecas, colegios, o administraciones para el fomento de la lectura y creo que estamos haciendo mejores personas para el futuro. Si los niños son lectores son más reflexivos, les quitamos un poco de las pantallas. Y no es que queramos competir, pero es importante que tengan esa afición a la lectura entre las cosas agradables de hacer, que enriquecen.

–Sabe que en ocasiones se utiliza la lectura como un “castigo” para los niños. ¿Qué opinión le merece?

–Yo me estremezco. Es poner la lectura como una cosa horrible y debería ser todo lo contrario. Si reflexionamos, todos estaríamos de acuerdo. No se castiga con leer, se debería de premiar con la lectura. Es más fácil que los niños cojan afición a la lectura si ven en su casa afición a la lectura. La lectura es algo que sí que requiere un poco de esfuerzo frente a otras actividades de ocio que son más pasivas. Se compensa con creces la lectura porque es un disfrute especial.

–¿Hay algún libro que marcó su infancia?

–Lo cierto es que yo nací en una época en la que la televisión primero no la había y luego, cuando la había, su presencia era más marginal. Había más juegos en la calle. Yo recuerdo que iba a Benavente a orillas del río o a correr por la Mota. Y yo era muy aficionada a leer. Hay una colección de una escritora inglesa, Richmal Crompton, de las aventuras de Guillermo, que yo estaba ahorrando durante la semana para comprar esos libros. También he disfrutado mucho con Tintín, con Babar un elefante que vivía aventuras.

–A la hora de escribir para los niños, ¿hay algún tabú al que se enfrenta?

–A la hora de escribir lo que hay que tener en cuenta es a quién te quieres dirigir y hacerlo comprensible para esa edad. Yo creo que no hay cosa más espantosa en nuestra existencia que la muerte. Y a un niño de tres años le puedes hablar de la muerte, pero lo haces de modo distinto que si hablas a un niño de 15 años o a un adulto. Para mí no hay temas tabú, lo que hay temas que tienen interés o no para los niños. A un niño de siete años para qué le vas a hablar de sexo si no está en su ámbito de interés. Entonces, lo que tienes que hacer a la hora de escribir para niños es pensar en qué les interesa a ellos y que la historia que les cuentes sea comprensible.

–Ha publicado numerosos títulos de libros infantiles. ¿Qué tienen en común estas publicaciones?

–En términos generales lo que hago son libros realistas, en los que los niños ven reflejados su entorno familiar, escolar ... y siempre con un tono de humor. Siempre pienso como un niño, que tienen mucha chispa a la hora de contar las cosas y siempre intento mantener la calidad literaria. Porque se escriba para niños no se puede bajar esa calidad.

–En su trayectoria ha ido abordando diferentes temáticas o, incluso, diferentes estilos literarios.

–Desde algo muy infantil que recibí un premio por un libro que se llamaba "Los viajes de Gustavo" que es un niño muy pequeño que recibe un libro y no sabe lo que hacer con él y gracias al libro viaja. Es un libro muy difícil de conseguir en España. Es uno de los misterios de las editoriales, que se vende en Chile pero no aquí. Y luego tengo libros como el dedicado al periodismo "Siete reporteros y un periódico" con el que logré el premio del Barco de Vapor y está traducido en Corea, Isarel o Estados Unidos. Este libro supuso mi despegue y es curioso que lo escribí muy fácilmente. Hay series como Nico espía, o Manu detective, o Sara espía calamar que son libros ilustrados con mucho color, y con un tono de humor.

–Como lectora ¿también le gusta experimentar diferentes temáticas?

–Sí claro. A mí me gusta mucho la literatura. Novela negra, de aventuras, de cualquier temática. Pero la realista es la que más me gusta. Me encanta la novela del siglo XIX.