Pedro pablo | Presidente de la Comunidad de Regantes Toro-Zamora

El Tribunal de Jurado del canal Toro-Zamora se reúne tras 30 años para multar a un regante

El denunciado se enfrenta a un juicio de faltas en las instalaciones de la comunidad por manipular los hidrantes y usar infraestructuras sin permiso

06.09.2015 | 06:10
Inauguración de la nueva sede de la comunidad de regantes del Canal Toro-Zamora.

El mal uso de los hidrantes del sistema de riego del canal Toro-Zamora por parte de uno de sus integrantes ha obligado a convocar por primera vez en 30 años el Tribunal de Jurado de Riego para decidir sobre la sanción a un socio, denunciado ante ese órgano por haber causado daños significativos en las conducciones, explica el presidente del colectivo, Pedro Pablo Ballesteros.

En este caso, el comunero, que se enfrenta a un juicio de faltas, "ha manipulado en los hidrantes" de la red "sin consentimiento de la comunidad, así como usado infraestructuras propias de la comunidad", de acuerdo con la denuncia formulada. Con la intervención del Tribunal se persigue que los socios tomen conciencia de que la comunidad de regantes estará "vigilante para cumplir y hacer cumplir las normas", para "aplicarlas" y que se funcione de acuerdo con los estatutos aprobados en abril del año pasado.

Ese organismo, que desde hace más de tres décadas no funcionaba, se pone en marcha ahora "para que el sistema de riego", cuyas obras terminaron recientemente, "se use con sentido común y bajo nuestra supervisión", apostilla Pablo Bellesteros.

"La comunidad quiere que cualquier comunero que desee hacer una instalación al margen del sistema existente lo comunique y podamos valorar si es o no factible" su puesta en marcha, sin que perjudique al resto de socios. Con este procedimiento, explica Pablo Ballesteros, se preservará la integridad de las conducciones y el resto de elementos del canal.

Esa función de supervisión es la que explica que la comunidad lleve el próximo viernes ante el Tribunal de Jurado de Riego el conflicto surgido con el comunero acusado de provocar desperfectos y actuar contraviniendo la legalidad. Esa instancia, constituida por un presidente y seis vocales, escuchará a las partes y tendrá que decidir sobre la sanción a imponer, cuya cuantía no ha trascendido, como tampoco el desembolso que han tenido que asumir los regantes para acometer el arreglo de los daños.

El denunciado, si no se aviene a conformarse con la causa que se le imputan por los daños en el canal y la multa que determine el Tribunal, podrá recurrirlo ante la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). Si no está conforme con esta última resolución, deberá presentar denuncia en el juzgado ordinario, instancia ante la que también podrán formular su denuncia el resto de regantes.

Pablo Ballesteros ha sido tajante: "Los integrantes de la comunidad tienen unos derechos, pero también unos deberes, de los que parece que en esta sociedad nos hemos olvidado". Esas mismas palabras pronunció en su toma de posesión como presidente del Toro-Zamora para hacer patente su intención de trabajar en beneficio de todos los regantes y perseguir los excesos que se produzcan en las buenas prácticas en el uso del sistema para evitar perjuicios. El Tribunal de Jurado se reúne para celebrar el juicio en la nueva sede de la Comunidad que se constituyó en el año 1.958.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine