El nuevo organigrama municipal divide el peso de las cuentas entre tres concejalías

Viñas desde Hacienda, Rivera con Tesorería y Calzada en Recaudación colaborarán de manera estrecha para cuidar "la caja" del Ayuntamiento

13.07.2015 | 06:10
El nuevo organigrama municipal divide el peso de las cuentas entre tres concejalías

El nuevo organigrama de gobierno presentado por Francisco Guarido para estructurar los próximos cuatro años deja una conclusión clara: la prioridad de Izquierda Unida es la economía municipal. "La caja", como habitualmente dice el alcalde, estará en todo momento controlada por los tres concejales que han adquirido competencias para ello y que deberán colaborar de manera estrecha. Se trata de la Concejalía de Hacienda, dirigida por Miguel Ángel Viñas; la Concejalía de Personal, que incluye además Tesorería, manejada por Laura Rivera; y la Concejalía de Recaudación y Cuentas, con el socialista José Carlos Calzada a la cabeza.

El último gobierno municipal dirigido por Rosa Valdeón controlaba las cuentas desde dos delegaciones. Manuel Roncero estaba al frente de Economía y Hacienda; y Pablo López se encargaba de la gestión tributaria. Dos concejalías que manejaban, junto a Alcaldía, las cuentas del Ayuntamiento. Francisco Guarido ha decidido, no obstante, reforzar la famosa caja y por ello ha diseñado un reparto de tareas entre hacienda, tesorería y recaudación, para canalizar de esta manera lo que entra y lo que sale del Consistorio.

Las cuentas, sin embargo, no son lo único que el nuevo gobierno de Izquierda Unida ha decidido modificar. Una de las decisiones más polémicas es la inclusión de la Concejalía de Comercio dentro de Participación y Barrios y junto a Turismo y Fondos Europeos, áreas que manejará Christoph Strieder. Hasta el momento, Comercio y Turismo iban de la mano con una concejalía exclusiva para estas dos delegaciones dirigida por Francisco Javier González. De hecho, esta modificación en el organigrama municipal ha levantado críticas en grupos municipales como el de Ciudadanos, que aseguran estar "sorprendidos porque no cuente con una concejalía dedicada en exclusiva a ese fin, cuando es uno de los principales motores económicos de la ciudad y uno los ámbitos que mayor empleo y riqueza están creando en la capital", apuntó Francisco José Requejo.

Medioambiente es otra de las delegaciones que se ha integrado en otra concejalía más importante según el organigrama diseñado por el nuevo equipo de gobierno. Romualdo Fernández dirigirá la Concejalía de Urbanismo, Obras y Medioambiente. Un cambio importante, dado que en el anterior mandato estas áreas estaban separadas en dos áreas exclusivas. Por una parte, la de Medioambiente, dirigida por Feliciano Fernández; y por la otra, Urbanismo y Obras, con Manuel Hernández como concejal a la cabeza.

Otros cambios importantes aparecen, por ejemplo, en la extinta Concejalía de Gestión del Gasto, Contratación, Igualdad, Padrón y Estadísticas. Áreas que se han repartido entre Miguel Ángel Viñas (contratación) y el socialista José Carlos Calzada (padrón). Ocurre lo mismo con el área de Organización Funcional, Gestión Tributaria, Patrimonio e Informática, que dirigía el ex edil Pablo López Quevedo. Ahora, estas funciones han pasado a las manos de Miguel Ángel Viñas (informática); José Carlos Calzada (gestión tributaria, a través de recaudación y rentas); y Soraya Merino (en el área de patrimonio).

Cultura y Juventud conformaban la concejalía que dirigía en el anterior mandato el actual edil de la oposición Víctor López de la Parte. El alcalde, Francisco Guarido, ha decidido también separar estas áreas y por ello María Eugenia cabezas se encargará de la parte de Cultura, mientras que la Juventud cae en manos de Soraya Merino, quien también se encargará del Teatro Principal, el Archivo Provincial y Patrimonio.

La concejalía que gestionaba Ricardo Ferrero también ha sufrido una disgregación. El popular se encargaba de Atención al Ciudadano, Barrios, Oficina Municipal de Atención al Consumidor (OMIC) y Cementerio. Ahora, estas tareas se repartirán entre Christoph Strieder (Participación Ciudadana, Barrios y Cementerio, junto con Comercio) y José Carlos Calzada (encargado de la Oficina Municipal de Atención al Consumidor).

Únicamente hay dos concejalías que no han variado entre el organigrama municipal de Rosa Valdeón y el recién presentado por Francisco Guarido. Se trata, en primer lugar, de Deportes, cuyo concejal, Manuel Alesander Alonso, no asumirá ninguna otra área de las ya específicas de esta delegación que antes tenía al frente a Ángel Luis Crespo Encinas. Y en segundo lugar, la anterior concejalía de Bienestar Social, que llevaba la popular María José Martínez. Ahora será Charo Escudero la encargada de gestionar esta delegación, cuyo único cambio ha sido el nombre, dado que pasará a llamarse Concejalía de Servicios Sociales, pero que continuará encargándose de las mismas labores que su predecesora popular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine