Zamora opta a un sistema europeo para mejorar la gestión del patrimonio

La tecnología se probará en un templo incluido en el plan «Románico Atlántico»

 07:21  
Dispositivo utilizado en la provincia con los mismos fines que el nuevo plan.
Dispositivo utilizado en la provincia con los mismos fines que el nuevo plan. Foto Santa María la Real

JOSÉ MARÍA SADIA
La provincia podría incorporarse a un nuevo proyecto europeo para mejorar la gestión del patrimonio zamorano en el marco del programa «Románico Atlántico», una actuación de carácter bilateral que reúne los templos de Cozcurrita, Sejas de Sanabria, San Pedro de la Nave, San Juan (Fermoselle) y La Asunción (Pobladura de Aliste) además del monasterio cisterciense de San Martín de Castañeda. La iniciativa va encaminada a acelerar la filosofía de la fundación palentina Santa María la Real de mejorar la eficiencia en la gestión del patrimonio y programar actuaciones de carácter preventivo que pueden evitar costosas intervenciones de restauración.

La propia institución de Aguilar de Campoo y la Junta de Castilla y León acaban de hacer público el acuerdo con la iniciativa «SHBuildings», «un nuevo sistema para la gestión integral de edificios que garantiza su conservación preventiva», ha explicado el director de Santa María la Real, Juan Carlos Prieto. La generación de la tecnología necesaria tendrá como colaboradores a otras fundaciones españolas con los mismos fines, el centro de recursos tecnológicos Nobatek de Francia y la Universidad Nova de Lisboa.

En términos concretos, el programa tiene un periodo de desarrollo de 26 meses con una inversión de 900.000 euros. El objetivo de «SHBuildings» es claro: reducir el gasto público en restauración y gestión de edificios monumentales, así como mejorar la eficiencia energética. Esta filosofía no es nueva, ya se aplica en el sistema «MHS» en los edificios zamoranos incluidos en el plan «Románico Atlántico» mediante una serie de dispositivos que permiten controlar de manera remota las condiciones ambientales que afectan al edificio, cambiarlas si afectan a la correcta conservación del inmueble y reducir el gasto en energía para el mantenimiento.

El monasterio cisterciense de San Martín de Castañeda es uno de los edificios que cuenta con un mayor número de estos dispositivos, cuyo abanico de posibilidades es tan amplio que, plenamente desarrollado, también tendría aplicaciones de tipo turístico, al permitir también de manera remota visitas controladas a los templos románicos de la provincia sin necesidad de personal de vigilancia, con la única ayuda de una tarjeta magnética.

En cuanto a la nueva propuesta -con financiación público-privada-se trata de un sistema de gestión integral de edificios históricos, que se compone de programas informáticos y de dispositivos físicos. «Para lograrlo se diseñará primero la metodología para desarrollar a continuación los módulos, dispositivos y la tecnología necesaria», han explicado los responsables de Santa María la Real. Las pruebas en los edificios piloto mostrarán el grado de eficacia del sistema.

Así, los inmuebles ya elegidos se encuentran en el ámbito de Valladolid y Palencia y Bayona (Francia). El último es el que podría ubicarse en Zamora, ya que se ha definido el territorio transfronterizo del programa «Románico Atlántico», integrado por la provincia y Salamanca y las localidades portuguesas de Braganza, Oporto y Vila Real.

Detalles

Reducir el gasto y proteger los inmuebles

Tal y como han expresado los responsables de la Fundación Santa María la Real y de la Junta de Castilla y León, el programa europeo «SHBuildings» tiene dos objetivos. El primero se ciñe a la mejora en la eficiencia energética y de gestión de los bienes patrimoniales. Es decir, la inversión de una menor cantidad de recursos para mantener vivo el patrimonio. En segundo término, la detección de problemas que pueden derivar en la necesidad de costosas restauraciones.

Un millón de euros

Mediante colaboración público-privada, la iniciativa cuenta con 900.000 euros de inversión y un periodo de desarrollo de 26 meses. Primero se genera la tecnología, después se implanta en los edificios piloto y, por último, se constrasta su rendimiento. Los responsables de la iniciativa han elegido ya edificios en el ámbito de Valladolid y Palencia, además de Bayona, en Francia. Queda un último inmueble, que estará encuadrado en el territorio del plan «Románico Atlántico», donde Zamora cuenta con seis inmuebles históricos.

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
Enlaces recomendados: Premios Cine