Alimentación saludable

Los diez errores más frecuentes en la lucha contra el colesterol

Luchar contra esta enfermedad silenciosa requiere un cambio de estilo de vida, pero hay algunas falsas creencias

11.11.2014 | 10:40
Existen muchos errores en el control del colesterol.
Existen muchos errores en el control del colesterol.

Cuando se trata de reducir los niveles de colesterol y con ello hacer frente a la arteriosclerosis, una enfermedad silenciosa y progresiva mortífera, hace falta un cambio en el estilo de vida y seguir el plan médico de forma consciente. Repasamos aquellos aspectos que pueden estar 'saboteando' la disminución de tu colesterol.

Según explica a Infosalus el doctor Pablo Pérez Martínez, tesorero y miembro de la Sociedad Española de Arteriosclerosis, desgraciadamente la adherencia al tratamiento con estatinas en la población española es muy deficiente. Esto se traduce en que un reducido número de pacientes cumplan o alcancen los objetivos deseados de colesterol, lo que han confirmado estudios recientes como el CODIMET.

Repasamos con la ayuda del doctor Pérez Martínez los principales errores cuando de reducir nuestros niveles de colesterol se trata:

1. Ignorar el azúcar en la dieta

Aunque el azúcar de la dieta tiene poca repercusión directa sobre los niveles de colesterol en la sangre, los alimentos ricos en azúcares simples suelen ser también ricos en grasas perjudiciales para la salud como son las grasas saturadas o trans. "Limitar el consumo de azúcares simples en la dieta indirectamente favorecerá que consumamos menos grasas perjudiciales", señala Pérez Martínez, especialista en Medicina Interna del Hospital Reina Sofía de Córdoba.

2. Centrarse sólo en el colesterol malo (LDL)

El colesterol es un componente graso de nuestro organismo y se encuentra repartido en varias fracciones. Una de ellas, el colesterol LDL, es la perjudicial ya que favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y se considera un factor de riesgo de la arteriosclerosis junto a la hipertensión, la diabetes mellitus y el consumo de tabaco. Por el contrario, el colesterol HDL es una fracción beneficiosa y reduce el riesgo de dichas enfermedades. El colesterol de nuestro organismo es producido en parte en el hígado y otra fracción procede de la dieta, por lo que evitando su absorción en el intestino se puede reducir el nivel de colesterol LDL en la sangre.

"No es suficiente con disminuir el consumo de alimentos ricos en colesterol en la dieta, pues parte del colesterol lo produce nuestro organismo. A la disminución del consumo de aquellos alimentos ricos en colesterol LDL hay que añadir el de aquellos ricos en grasas saturadas y trans que producirán un efecto perjudicial sobre la salud", apunta el especialista.

3. No seguir el plan médico

La barrera principal que argumentan los pacientes para abandonar el tratamiento suele ser la intolerancia a estos fármacos, aunque en la actualidad existen estatinas con menos efectos secundarios, más potentes y que precisan menos dosis para alcanzar los objetivos. "Sin embargo, la realidad es que las estatinas son fármacos seguros con pocos efectos secundarios", apunta Pérez Martínez, profesor de Medicina.

Otras barreras para su uso es la falta de respuesta a la estatinas por parte de algunos pacientes, lo que se denomina 'hiporrespondedores', aunque esto no depende directamente de ellos.

4. Comer de todo

La dieta es una herramienta eficaz para controlar el colesterol y siempre debe ser la primera medida a tener en cuenta. "Un ejemplo de ello es la dieta mediterránea, cuyo consumo se vincula a mayor longevidad, calidad de vida y menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, cáncer o deterioro cognitivo, a pesar de su elevado contenido en grasas, en contraste con las dietas recomendadas durante décadas por los nutricionistas anglosajones", aclara Pérez Martínez.

Se ha demostrado además que el consumo de una dieta mediterránea modula de forma positiva múltiples mecanismos como la inflamación, el estrés oxidativo, la hemostasia o la función endotelial.
"Por tanto no es una estrategia inteligente el abandonarse a una dieta poco saludable a cambio de tomarse un medicamento para controlar el colesterol", concluye.

5. Eliminar toda la grasa de la dieta

"Se ha tardado varias décadas en demostrar con sólidas evidencias científicas, lo que ya sabíamos en los países mediterráneos y es que la grasa puede ser sana, si se consume con la moderación adecuada", explica Pérez Martínez.

Estos trabajos respaldan el nuevo paradigma de la dieta saludable, el de que moderando el consumo de calorías, lo importante no es la cantidad de grasa que consumimos sino su calidad. Los alimentos contienen una mezcla de los diferentes grasas, incluyendo las saturadas, las monoinsaturadas y las poliinsaturadas omega 6 y omega 3. De ellas se deben limitar especialmente las saturadas, porque aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer.

6. Desconocer tus niveles de colesterol

La hipercolesterolemia o los niveles elevados de colesterol en sangre o la dislipemia es una enfermedad que "no duele". Esto influye en que el paciente muchas veces no sea consciente de la enfermedad que tiene y, lo que es más preocupante, del riesgo que tiene de sufrir una enfermedad cardiovascular.

"En este hecho el médico juega un papel fundamental para sensibilizar al paciente. Toda persona sana por encima de los 40 años si es hombre y de los 50 si es mujer, debería pasar por un análisis para controlar su colesterol. Si existen antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular o diabetes, o enfermedades concomitantes en esa persona se debe de adelantar dicho screening", aclara el especialista.

7. Culpar a los alimentos equivocados

El colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano necesaria para el normal funcionamiento del organismo. Una persona sana precisa consumir 250-300 mg al día.
El efecto real que ejerce el colesterol procedente de la dieta, y en concreto del huevo, sobre los niveles de colesterol en la sangre es escaso y en gran parte está influenciado por factores individuales como la genética, el peso corporal o los hábitos de vida. De

En cuanto a los lácteos, hoy se dispone de productos desnatados o semidesnatados que permiten que nos beneficiemos de su riqueza en calcio sin la limitación de sus potenciales perjuicios derivados de las grasas saturadas.

8. No realizar ejercicio

Tomar la medicación no exime de realizar ejercicio. El ejercicio físico tiene un efecto muy interesante sobre el colesterol y especialmente sobre el C-HDL o colesterol bueno. "Realizar ejercicio aeróbico entre tres y cinco veces por semana, adaptado a la situación biológica de la persona, permite aumentar los niveles de nuestro colesterol bueno, además de controlar nuestro peso, algo fundamental para controlar los triglicéridos y nuestros niveles de azúcar", apunta Pérez Martínez.

9. Pasar de una dieta milagro a otra

Además de seguir una dieta lo más ajustada posible a la mediterránea, desde el punto de vista práctico para controlar el colesterol LDL debemos reducir el consumo de grasa animal o saturada. Las dietas milagro para perder peso han demostrado que a la larga no son efectivas e incluso algunas de ellos son perjudiciales para la salud.

"Si queremos perder peso debemos personalizar a cada individuo, detectando dónde debemos incidir. Si existe un elevado consumo de grasa saturada, algo frecuente en el paciente obeso, se recomienda seleccionar carnes magras, aves sin piel, quesos bajos en grasa, leches y yogures desnatados, evitar alimentos fritos y consumir alimentos cocinados a la plancha, horno o al vapor", aclara el especialista.

10. Tomar las estatinas con zumo de pomelo

Las estatinas se absorben por vía oral, lo que hace muy importante la ingesta a la hora de la administración para alcanzar un adecuado efecto terapéutico. Muchas de sus interacciones residen en el citocromo P-450 que facilita su posible interacción con alimentos como el zumo de pomelo. Por tanto se debe evitar el consumo de estatinas y el zumo de pomelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud


Consejos para prevenir la otitis del nadador
En verano aumenta la posibilidad de contraer una otitis.

Consejos para prevenir la otitis del nadador

Las personas que padecen dermatitis o que generan tapones de cera suelen sufrir este dolor de oídos

Todo lo que debes saber sobre la caducidad de los alimentos

Todo lo que debes saber sobre la caducidad de los alimentos

Se fija hasta que un alimento se puede consumir de forma segura, siempre que se sigan las...

Los riesgos de practicar sexo bajo el agua

Los riesgos de practicar sexo bajo el agua

Las relaciones sexuales en el agua tienen su erótica pero pueden provocar irritaciones y sequedad

¿Cómo actuar ante una quemadura solar?

¿Cómo actuar ante una quemadura solar?

Hidratar mucho, no tirar de la piel y usar ropa suave son algunas de las pautas que te ayudarán

Cinco consejos para evitar marearte en el coche

Cinco consejos para evitar marearte en el coche

Mantener una postura erguida o no fijar la vista en un punto son varias de las recomendaciones

¿Qué medidas tomar ante un corte de digestión?

¿Qué medidas tomar ante un corte de digestión?

Un choque térmico en el agua puede producir desmayos o un paro cardiaco

¿Qué es el fipronil y qué puede pasar si se consume?

¿Qué es el fipronil y qué puede pasar si se consume?

Respondemos a algunas cuestiones clave sobre la alerta de los huevos contaminados

Expertos en salud

Los beneficios del yoga para combatir la depresión
Mujer haciendo yoga.

Los beneficios del yoga para combatir la depresión

Un estudio demuestra que los ejercicios de meditación ayudan a mejorar el bienestar interior

¿Por qué combinar bebidas azucaradas y proteínas es una mala opción?

¿Por qué combinar bebidas azucaradas y proteínas es una mala opción?

Un estudio desveló que la mezcla altera el balance energético y favorece la acumulación de grasa

¿Qué llevar en el botiquín estas vacaciones?

¿Qué llevar en el botiquín estas vacaciones?

Alcohol, suero fisiológico, vendas, esparadrapo... son varios de los productos que no deben faltar

Cómo aliviar los sofocos de la menopausia

Cómo aliviar los sofocos de la menopausia

Los síntomas asociados a esta etapa fisiológica pueden acabar afectando a la calidad de vida de...

Los peligros de los jabones antimicrobianos

Los peligros de los jabones antimicrobianos

Los productos antibacterianos apenas ofrecen beneficios para la salud y dañan el medio ambiente

Consejos para prevenir los hongos en los pies

Consejos para prevenir los hongos en los pies

El pie de atleta es un problema frecuente en verano ya que estos organismos habitan en zonas húmedas

Enlaces recomendados: Premios Cine