07 de diciembre de 2017
07.12.2017
Teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zamora

Enmendalla y no sostenella

Más vale pensar en el pueblo llano que en la nobleza pertinaz que no baja su espada

07.12.2017 | 00:15
Enmendalla y no sostenella

No es extraño que en la ciudad amurallada aún persistan actitudes de aquellos tiempos de nobles y caballeros que defendían su honor sin rectificar aunque fueran conscientes de haber errado porque en eso consistía su rango y su nobleza: en sostenella y no enmendalla.

Así nos encontramos con la guerra del agua entre dos alcaldes de poblaciones cercanas a la muy noble y leal ciudad del romancero, imbuidos de ese espíritu medieval que aún pervive intra y extramuros. Una guerra que bien pudiera llamarse de "Iglesias", que es el apellido común de ambos contendientes en la actualidad, uno alcalde de Palacios y otro de Andavías, si bien el agravio parece venir de antaño, cuando se decidió compartir el agua del embalse del Esla para abastecer a las dos poblaciones. Este noble gesto entre dos pueblos para compartir un bien esencial, se ha convertido al final en un conflicto que les ha llevado a tener que abastecerse de agua a través de cisternas que llegan del padre Duero desde la ciudad de Zamora.

Por lo que se mienta en el real, la guerra se recrudeció por motivos económicos -como todas las guerras- hace un par de años, cuando el Iglesias de Palacios pretendió cobrar al pueblo vecino un canon o tasa por las tuberías que atravesaban parte de su término para llegar a Andavías. Tamaña afrenta de bastante cuantía fue respondida con la decisión unilateral -con perdón- por parte del Iglesias alcalde y a su vez diputado provincial, que optó por la independencia construyendo un pozo de sondeo de varios miles de euros pagados por la Diputación.

Como ambos alcaldes actuaron como nobles medievales, desde entonces han decidido "sostenella" la decisión inicial, pese a que sus pueblos se ven perjudicados: unos porque tienen que hacerse cargo del coste de mantenimiento de la instalación de toma de agua del embalse en solitario; otros porque además de gastar inútilmente dinero de la Diputación para abastecerse de agua que ya tenían, porque no cuentan con la garantía que da un embalse frente a un pozo de sondeo.

En este momento ha tenido que intervenir la Guardia Civil entre ambos, y la guerra continúa porque uno ha cortado el suministro eléctrico para bombear el agua, y otro ha soldado la llave de las conducciones que llevan el agua desde el depósito común y cambiado la cerradura de las instalaciones que comparten. Dice el periodista que redacta esta última noticia que en Palacios han entonado el "Andavías nos roba". Con lo que es inevitable hablar de otro conflicto de ámbito nacional -perdón, que no andan las cosas para discutir de naciones- de ámbito estatal, que tras el "Espanya ens roba", enfrenta a catalanistas y españolistas enarbolando el lema del honrado y principal: "Procure siempre acertalla / el honrado y principal; / pero si la acierta mal/ defendella y no enmendalla" - de las Mocedades del Cid, que anduvo por Zamora.

Todos siguen defendiendo y no enmendando, como nuestros alcaldes, tanto la decisión unilateral de independencia los unos, como la decisión de encarcelar a los que tomaron una decisión política sin violencia, y de aplicar sin paliativos destituyendo al Govern el artículo 155 de la Constitución.

Aunque para "defendella y no enmendalla", la actitud del PP y de Ciudadanos respecto a la Constitución de 1978 -la del puente que la ha hecho popular- pese a que ninguno de los dos la votó: el PP, entonces AP, se dividió en la votación; Ciudadanos ni existía. Ambos aferrados a "defendella" la Constitución, tras "enmendalla" en su artículo 135 para pagar la deuda a los bancos aplicando planes de ajuste a los trabajadores ; y tras "sostenella" redactando un Artículo 155 para vencer sin convencer.

En los tres casos, más vale pensar en el pueblo llano que en la nobleza pertinaz que no podía bajar su espada, y "enmendalla" si hace falta para que la Constitución ampare a todos los españoles, para que las elecciones catalanas se celebren sin presos políticos? Para que el agua en paz acompañe al Pan de Palacios y a los que Andan las Vías, todos buenas gentes, pueblo llano.

Para "enmendalla" si hace falta, aunque sólo sea "por imperativo legal" para salvar el honor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine